Indicadores económicos
2017-03-26

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:01

Marea max.: 10 cms.

Hora: 09:36

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Comunicación social hoy

-A A +A
 

Comunicación social es una carrera de gran demanda. Muy a pesar de la escasa oferta laboral, son más de mil los aspirantes que se pueden presentar al año en los distintos programas que ofrece Cartagena.

Frente a eso estamos en un modelo de crecimiento sin empleo. Estudiar una carrera universitaria en un modelo como así constituye una pérdida de referentes tal, que los jóvenes, las familias y los docentes perdemos el norte sobre el proyecto de vida, profesional y social que implica estar en la universidad. Y, de hecho, así está el mundo: perdido.

¿Para qué estudiar una carrera, en especial, comunicación social? Así las cosas, casi cualquier motivo es válido.

Se estudia una carrera para dejar de ser pobre, o menos pobre. Pero otro asunto es lo que conocemos como vocación; lo cual, va mucho más allá del talento. Es un asunto de querer, poder y saber. Es decir: voluntad, condiciones y competencias que faculten al estudiante para apropiarse de fundamentos, métodos y prácticas que lo identifiquen como un profesional idóneo en su contexto. En comunicación social, según mi experiencia docente, casi todos los estudiantes llegan con muchas ganas de aprender, aunque no saben exactamente qué.

Definir qué se aprende en comunicación social, no se limita al periodismo; el cual, sigue siendo crucial en la formación profesional porque una de las columnas de la carrera es el lenguaje que va más allá del escrito. Es sorprendente, por ejemplo, la capacidad creativa en lenguaje audiovisual con que llegan los estudiantes a estudiar comunicación. Lo atribuyo a dos aspectos. Uno. Nuestros jóvenes son hijos de la multimedia. Hijos de los textos que consumen en televisión, videojuegos, Internet, celulares y dispositivos electrónicos de telecomunicaciones en general. Dos. El acceso  fácil y barato a la tecnología, posibilita la creación de textos audiovisuales cada vez más complejos en su forma, más no necesariamente en su contenido: las historias se están repitiendo hasta el hartazgo.

En todo caso la pregunta urgente es: ¿Cómo convertir en plata esa capacidad creativa y profesional? La ciudad y la región no ofrecen un contexto que facilite sacar provecho de nuestra formación. Por eso hay tanto desempleado con título o, en todo caso, con empleos de pésima calidad. Por eso la gran mayoría de los comunicadores sociales, a punto de graduarse, buscan la forma –casi desesperada- de abandonar nuestras tierras.

Desde el punto de vista del diseño del plan de estudios de cualquier carrera, creo, debe desarrollarse el enfoque de pensamiento estratégico. La realidad es esta: empleo no hay pero trabajo sí. El pensamiento estratégico debe enseñarse desde párvulo y la primera competencia tiene que ver con aprender a investigar, es decir, a relacionar elementos que, aparentemente, no tienen vínculos entre sí. El problema es que estamos aprendiendo a investigar cuando llegamos a cursar maestría. El pensamiento estratégico relaciona ética con cultura financiera; planeación con iniciativa empresarial; sicología con prospectiva; humanidades con gerencia y economía. Casualmente, así es como funciona el lenguaje audiovisual, integra muchos elementos en un solo texto, muchos de ellos insospechados. Cuando uno ve una película como El Origen, con Leonardo Di Caprio, se expone a un contenido que relaciona arquitectura con sicología; ética con espiritualidad; postmodernismo con melodrama: todo unido con el pegante del lenguaje fílmico. Cuando uno ve ciertos capítulos de Los Simpson o South Park en MTV se expone a ensayos sociales que  reenfocan los debates contemporáneos como los conflictos intergeneracionales, el egoísmo corporativo, la ineptitud de los gobernantes o de los profesores, el fascismo social implícito en el sistema financiero vigente.

El siglo XXI es comunicación, que es muy distinto a medios y lenguaje, pues, estos son recursos. Más bien, la comunicación es el arte de la expectativa; es comprender la naturaleza de lo que está por saberse, en diversos y múltiples contextos ideológicos, económicos y socio culturales, que es a la larga lo que nos mantiene vivos. Es lo que nos hacer querer estudiar la comunicación social.  



ricardo_chica@hotmail.com

Notas recomendadas
2457 fotos
69284 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese