Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Confesiones de un editor de libros

-A A +A
 

Tiene la fe del carbonero. Infatigable y persistente, Luis Augusto Vacca ha liderado en Cartagena y el país una quimera sostenida y cierta: Ediciones Pluma de Mompox. Una editorial que revela el pulso de nuevos escritores, periodistas e investigadores.

Para él “la lectura es el rasgo más humano de la humanidad” y editar es “agradecer a los gigantes sobre los cuales se apoya nuestra civilización”. Su tarea es múltiple como editor: “asesorar, sugerir, proponer, leer y releer, husmear el mercado, acompañar, defender los intereses intelectuales del escritor, querer y creer, con vocación y fe de carbonero. Un editor, en mi concepto, deberá ser un empresario unipersonal, para ser, en este sentido, absolutamente independiente”.
No le teme al tránsito inexorable del libro impreso al digital, y descree que el uno desplace al otro.
“Es una transición inevitable. Nada más agradable que leer un buen libro impreso sobre papel. Ese placer tangible de acariciarlo será propiedad de una generación que los disfrutó. Seguro vendrá otra generación que disfrutará nuevos formatos. Fíjese lo que están haciendo Google y Amazon, ya ofrecen la biblioteca digital más completa del planeta, desde donde se puede “bajar” un libro, algunas veces pagando, otras no”.
El Universal conversó con el editor antes de su partida a México.

¿Qué misión cumple usted en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara?
—En primer lugar, voy con una misión que me ha sido encomendada por la Red de Editoriales Independientes Colombianas-REIC. Tarea honrosa pero delicada: ir en plan de foguearnos y medirnos frente a un escenario internacional que nos aventaja. De momento tengo 13 citas de negocios confirmadas con agentes de Canadá, Estados Unidos, México, Argentina, Italia, Francia y Perú.
Represento a los escritores que hacen parte del “pool” de nuestras editoriales afiliadas, entre ellos destaco a Juan Gustavo Cobo Borda, Juan Manuel Rocca, Juan Carlos Giraldo, Roberto Rubiano Vargas, León Valencia Agudelo, Estanislao Zuleta y Consuelo Mendoza de Riaño. Pero a la par de estas luminarias ofreceremos orgullosamente a los nuestros, hablo de Edgar Rey Sinning, Rubén Darío Álvarez, Aníbal Therán Tom y Pedro Covo T.
¿Qué lecciones ha asimilado de estos encuentros con otros editores?
—Las Ferias del Libro son una gran oportunidad para intercambiar experiencias con los colegas, explorar hacia dónde va la industria editorial, visualizar tendencias de escritores, compartir con distribuidores y libreros y aterrizar conceptos de rentabilidad con la cadena productiva que interviene en la industria editorial.
También se comparten dificultades comunes: apatía de las autoridades regionales, baja colocación de textos en bibliotecas escolares, indiferencia por la literatura regional por parte de algunos canales de distribución (librerías y grandes superficies) e indiferencia por parte de algunos rectores de colegios y de bibliotecarios de universidades, que raya, a veces, con el desconocimiento sobre la existencia de esa editorial en esa ciudad, hasta elevados porcentajes de descuentos en beneficio de los intermediarios.
Lo más importante de estos viajes, los cuales se hacen con recursos propios en representación de la imagen bibliográfica de la ciudad y de la región, es que a partir del año 2007 se gestaron dos nuevos gremios en Colombia: la Red de Editoriales Independientes Colombianas-REIC-, consolidada en la Feria Internacional del Libro de Bogotá de 2008, gremio que reúne 27 editoriales de provincia (Barranquilla, Bogotá, Medellín, Cartago, Cali y Cartagena de Indias). La Asociación Colombiana de Librerías Independientes-ACLI- que reúne libreros de todo el país y con quienes adelantamos una sinergia hacia la revitalización del orgullo por la lectura de nuestros autores.
Hoy somos dos bloques muy unidos con intereses equitativos y el acompañamiento del Ministerio de Cultura, Cerlalc y un aliado que nos estimula mediante apoyo tangible: la Alcaldía Mayor de Bogotá.

¿Qué desafíos enfrentan los editores independientes, y específicamente Ediciones Pluma De Mompox?
—Primero tendríamos que aclarar qué es ser Editor y luego qué es ser editor independiente. El Editor ha sido estigmatizado como un ser eminentemente comercial, como un mal necesario, como un traficante de la cultura y de la misma literatura y en algunos casos, los más equivocados: como un simple impresor. Pero vamos a verlo en contexto, o en el caso de Ediciones Pluma De Mompox, para no definir a los editores en bloque y que es donde me desempeño como un “todero”, sí, primero como avezado lector, a veces como diagramador, otras como diseñador, fotógrafo, ayudante del prensista, “selector” de papeles, corrector, organizador de eventos-lanzamientos- y hasta ferias, y una vez finalizada la impresión y armada, iniciar las estrategias de comercialización, previo análisis de los nichos de mercado (segmento de lectores a quiénes interesa el tema), además de las actividades propias de un Gerente-Editor que debe visionar estados administrativos, operativos, financieros y comerciales de una empresa pequeña y que a la luz de la Ley 98 de 1993 es catalogada como una industria para efectos de los créditos de fomento y similares, a los que nunca calificamos.

¿Qué libros editados por usted seducen a los lectores cartageneros y a los lectores del mundo?
—Hemos tenido libros sorpresa como “En la punta de la lengua” de Aníbal Therán Tom, del cual hemos hecho dos ediciones y que han tenido aceptación por parte de los lectores, es un libro que tiene buen movimiento no solo en Cartagena sino en los municipios del departamento por el contenido sencillo pero vital de personajes anónimos de la región descritos en un género contagioso, la crónica.
“La Ciudad Amurallada” es una oda a Cartagena, prologado por el Maestro Héctor Rojas Erazo, un libro que se vendió muy bien el Aeropuerto Rafael Núñez y gracias a ese indicador estamos estudiando la posibilidad de traducirlo al inglés, es un libro que tuvo un buen comportamiento en los servidores turísticos de la ciudad porque les permitió empoderarse de información para trasmitírsela a los visitantes.
El “Diccionario de la lengua afropalenquera-español” compilado por Solmery Cásseres Estrada ha despertado el interés en Cartagena, especialmente por estudiosos e investigadores que nos visitan. Es un texto de gran acogida por parte de etoneducadores de Santa Marta, Bogotá, Medellín, Cali y departamentos como Caldas y Risaralda, además de países como Argentina, Brasil, España y Cuba.
La “Bibliografía General de Cartagena de Indias” es un sesudo trabajo adelantado por los Doctores Miguel Camacho Sánchez, Alberto Zabaleta Lombana y Pedro Covo T., quienes se dieron a la tarea de compilar todo lo escrito en Cartagena por cartageneros y foráneos desde su conquista hasta 2007. Tuvo una excelente circulación gracias al Congreso de la Lengua Española y la decisión de la Alcaldía de mostrar este trabajo.
Pero el libro que nos tiene muy satisfechos es “Sobre relatos, cuentos y ensayos de cineclubes” de Nicolás Román Borré porque ha tenido gran acogida en Madrid, Barcelona, Marsella (donde reside Nicolás) y en ciudades colombianas como Bogotá y Medellín.
Y recientemente “Eligio García Márquez: aportes a la nueva narrativa urbana en Colombia” de Margarita Sorock, que ha sido muy solicitado tanto en Cartagena como en Bogotá.
Otros trabajos editoriales que han mostrado la diversidad bibliográfica de Cartagena y Bolívar son: “Noticias de un poco de gente que nadie conoce” de Rubén Darío Álvarez Pacheco, “Río de luna, canción para un caballito de palo” de Josse Sarabia Canto, “Un cuento para colorear…el reciclaje, cuestión de vida”, “Bolívar, de viaje por mi departamento”, el juego didáctico “Habla y te salvas”, estos tres últimos de autoría de Carlos Alfonso Melo Fajardo, Katherine Raish Gámez y Luis Augusto Vacca Melo.

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64104 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese