Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Cuando veo El Padrino

-A A +A
 

No sabía que el hijo mayor de Francis Ford Coppola murió decapitado en un absurdo accidente en 1986.

Me enteré por casualidad y me acordé de ver, una vez más, la célebre saga de películas “El Padrino”. Nunca he escuchado o leído una crítica en contra. Es más, varios estudiosos de la historia del cine la consideran la mejor película del siglo XX. A mi juicio no exageran.

Ver “El Padrino” sirve para explicar cómo funciona el mundo de verdad, verdad. Es decir: cómo funciona el poder en la sociedad moderna, de este lado del planeta. No tiene nada que ver con la diferencia entre el primer mundo y el tercer mundo. Todo funciona igual en todas partes. Un tipo con agallas como Vito Corleone se impone en las calles y, con el tiempo, termina incidiendo en las elecciones del senado de los Estados Unidos, e incluso, con estrechas relaciones financieras con el Vaticano, pasando por el sostenimiento de una dictadura como la de Batista en Cuba. Es una historia que, en la realidad, se vive por acá en los confines del mundo. Que se vive por acá en un lugar tan periférico como nuestra ciudad. Todo parte de la familia. El núcleo de la tradición, de las seguridades ancestrales, de los valores infalibles. La familia lo es todo para el Padrino. Es igual que aquí. En el foro electrónico de la página de Sucesos, la gente siempre pregunta por la familia, a la hora de evaluar una tragedia de violencia urbana en que se ve envuelto un joven. En los colegios también invocan los valores familiares como referente crucial por donde pasa la crisis social. Las telenovelas narran la crisis de la familia, pues, aparecen protagonistas que tienen dificultades para tenerla: El man es Germán, además de desempleado, está divorciado y con un hijo. El Chavo del ocho está huérfano. En Los Simpson, Homero es un adulto estúpido e irresponsable. Y así.

Cuando veo “El Padrino” me acuerdo de las grandes y poderosas familias –locales y regionales- que invierten en negocios y en política. Aquí es cuando la película se vuelve un ensayo social muy completo y capaz de relatar relaciones complejas y delicadas. En especial, porque se trata de corrupción, estafa y clientelismo. Ahí es donde uno se pregunta: ¿De verdad existe la independencia de los mandatarios que así lo aseguran? ¿Independencia de qué, de quien o para qué? Es claro que no se puede gobernar sin la clase política y sin los inversionistas e industriales, vengan de donde vengan: por lo menos en nuestro triste caso. De ahí que el personaje de Il Consigliere sea tan importante para entender cómo funciona el engranaje de la máquina del poder y sus burocracias: la política, la financiera, la industrial, la sindical, entre otras y variadas roscas. Este personaje es actuado por Robert Duvall de forma exquisita. Se trata de un abogado de finas formas. Un tipo calmado, que no coge rabia con nada. Que está por encima del bien y del mal. Se trata de un perfil profesional raro, difícil de conseguir: un consejero, un estratega, un calculador, un tipo que sabe anticipar los movimientos del otro y sabe mover las fichas. Es alguien que tiene claro el complejo mapa de intereses, sus cruces y divergencias. No me imagino cuántos Consigliere  se pueden encontrar en Cartagena. O quiénes son y cómo son. Qué miedo.

En la última de las tres películas, Michael Corleone logra legalizar sus negocios aliándose con El Vaticano. La liturgia católica ocupa un lugar de gran importancia simbólica a través del relato. La primera secuencia ocurre en medio del matrimonio bullero, excesivo y de mal gusto de Connie, la hija única de Don Vito. La última secuencia de toda la saga ocurre en el discreto, pero categórico bautizo del vástago de Michael Corleone y nieto de Don Vito. Il Consigliere estuvo a cargo de la fina red de hipocresías que posibilitó el fuerte sentimiento de respeto que la gente del común  tiene por familias como los Corleone. Gian-Carlo Coppola, de 22 años, resultó decapitado cuando la lancha en la que viajaba, y que era pilotada por el actor Griffin O'Neal, intentó pasar por entre dos embarcaciones que estaban unidas por un cable. Cuando me enteré de la tragedia, no quise ni pensar lo que significa perder un hijo, como le pasó a Don Vito cuando le mataron a su adorado Santino. O Sony, como le gustaba que lo llamaran.



ricardo_chica@hotmail.com

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63933 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Floja e imprecisa. Perdí mi

Floja e imprecisa. Perdí mi tiempo.