Indicadores económicos
2017-08-22

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-22

marea

Marea min.: -7 cms.

Hora: 06:24

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

EL Benny

El lunes ocho de agosto del año 1955, se presentó en Cartagena Benny Moré, el Bárbaro del Ritmo.

Su presentación acaeció en el Teatro Padilla, en Getsemaní, a dos pesos la boleta. En los días siguientes, también presentó su show en el Teatro Laurina ubicado en el barrio de la luna plateada, Lo Amador. Y también se presentó en Radio Teatro Miramar en El Pie de La Popa. Moré exhibió su repertorio musical junto con su Orquesta Gigante, la cual, podía ser integrada en ocasiones, hasta por cuarenta músicos en escena.

Durante la época de oro del cine mexicano, la cual va de 1936 a 1957, se realizaron en aquel país poco más de tres mil películas y Moré apareció en once de ellas. Eran películas correspondientes al género llamado de “Rumberas”, cuyos libretos, tenían una sola moraleja, para las mujeres hijas de Eva: “Bailarás rumba hasta que un buen hombre te saque de trabajar del cabaret”. Hay que señalar que, en aquel entonces, la sociedad cartagenera dividía a las mujeres del mundo en dos clases: las hijas de Eva y las hijas de María, quienes eran puras, pudorosas y virtuosas. Las hijas de Eva están en este puerto del Caribe desde la mismísima época de la conquista y, para mediados del siglo pasado, uno de los lugares más predilectos por los clientes eran los cabarets de El Playón Blanco que se ubicaba en la frontera entre Torices y Canapote, muy famoso era el de Aires Cubanos; a medida que aquellos barrios crecían, las actividades del mencionado playón fundamentaron lo que después se conoció como la zona de tolerancia de Tesca, a donde llevaban al Joe Arroyo, pelaíto, de doce años a cantar en aquellas casas.

Hace como cinco años en un Festival Internacional de Cine, presentaron la película cubana El Benny, en una función de cuatro de la tarde en el Centro de Convenciones. Me acuerdo bien, que una presentadora de televisión, muy famosa, subió al escenario para anunciar la película y lo que se le ocurrió a aquella pobre muchacha, divina pero sin criterio de nada, fue decir que Benny era un alcohólico y centró su discurso en la enfermedad que lo llevó a la tumba. Acto seguido subieron los cubanos Jorge Luis Sánchez, director; y, Renny Arozarena, actor principal. El primero de ellos, en su discurso, no sólo rechazó con mucha elegancia, la visión absurda e ignorante de la presentadora, sino que, dictó cátedra en tres minutos de la importancia que tiene Benny Moré y su obra en la formación de la identidad y la memoria de los pueblos del Caribe y América Latina, cuyos aportes artísticos reivindican a los sectores populares con un gran sentido de la dignidad.  

Es muy poco el espacio disponible para hablar de un genio artístico como Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez, nacido en Lajas en 1919 y fallecido en La Habana en 1963. Aprovecho entonces para destacar dos cosas: el bastón de Benny y su abuelo Gundo. La importancia del bastón que usó Benny, en un momento determinado de su vida artística se constituyó, junto con su sombrero, en la marca de su swing, del sabor, del sonero mayor. Ese bastón, cuenta la leyenda, es el elemento que sostiene a Bartolo con vida y en esta tierra. Ese bastón se somete a ritos y sacrificios inscritos en el mito propio de la diáspora africana, y representa, el legado que viene de aquellas tierras. Un legado que está conectado con Gundo el abuelo de Benny, quien era esclavo y tenía bien claro el saber ancestral que Bartolomé recogió y proyectó en su música. Gundo le enseñó a Benny a rezar los tambores.

Me parece que la vida de El Benny debe ser materia principal en las escuelas de Cartagena. Yo estoy seguro que la mayoría de nuestros docentes de los sectores populares, intuyen que los textos escolares pensados y diseñados desde Bogotá son, en buena parte, una farsa. Y frente a eso hay que hacer algo, hay que sacarle el quite a tanta impertinencia, a tanta incoherencia con nuestra realidad. Ni modo, el sistema nos impone un canon temático, pero, debemos hacer un esfuerzo serio por apropiarnos de nuestra propia herencia, la cual, no está en los libros, pero, está presente en la vida práctica de lo cotidiano: en la historia de la gastronomía, de los oficios que llegaron de África, en el devenir de la música, en la historia de las mujeres, en la literatura popular y la memoria oral.  Ya basta de lecciones sobre el sabio Caldas, quien fundó los mitos del sistema socio racial que aún nos habita. Hagámosle un favor esta generación y, por lo menos, digámosle la importancia que tiene en nosotros un hombre como Benny Moré. Aquí tienen la película: http://www.youtube.com/watch?v=F3DUwENQh6E&feature=related



ricardo_chica@hotmail.com

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Excelente.

Excelente.