Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El concierto de Juandi

-A A +A
 

Partamos de esta base: en general, los hijos de los rectores de los colegios o las universidades en Cartagena no se quedan en la ciudad para llevar a cabo sus estudios superiores. Con lo anterior quiero señalar una suerte de inconsecuencia, no tanto entre la ciudad y sus universidades, sino entre las distintas generaciones que nos habitan.

Así, los mayores de cincuenta años, o quienes se están acercando a esa edad, no se hacen a un lado para dar paso a los jóvenes. En Cartagena la gente nace, casi en cualquier nivel, con un chip diferente al resto de los colombianos: nacemos con un sabor especial, con un talento indiscutible, con una capacidad creativa incuestionable pero nadie lo sabe, nadie lo reconoce. Eso es así, porque al mismo tiempo hay frustración, negativismo, sobradez, desprecio, envidia y chismosería. “Es que yo prefiero la hipocresía que hay en Bogotá, a la chismosería que hay en Cartagena”, he escuchado a más de un cartagenero exiliado.
Hablemos entonces de las vacas sagradas que se volvieron vacas muertas: aquí, siempre hablan los mismos. En todas las materias, priman los sujetos y no tanto las ideas: en economía, educación, artes, cultura, periodismo, arquitectura, turismo, política, desarrollo social, medios, negocios, salud. Sin contar los temas desatendidos como: ciencia, innovación, tecnología, medio ambiente, nuevos problemas sociales entre otros. Siempre hablan los mismos y, de esta forma, se pierde la discusión y se pierden las iniciativas. Nada más ver la edad promedio de los editorialistas de El Universal para darse uno cuenta de semejante vejestorio denso y repetitivo ¿Cómo es posible que uno de ellos afirme que la institución cultural más importante de la ciudad en los últimos cien años sea la academia de historia? ¿Se dan cuenta de lo que quiero decir? Con razón, buena parte de nuestros jóvenes se quiere largar de aquí, hijos de rectores o no.
Es más, los padres de familia locales trabajamos para que las nuevas generaciones se vayan: toda una tragedia social en el inminente futuro, pues, quién se va a encargar de esto a la vuelta de 5, 10 o 20 años. Y eso implica interrogar ¿Qué tipo de ciudad queremos? Una respuesta que deben dar los jóvenes, si los dejamos practicar su sagrado derecho a construir el mundo que están imaginando.
“Yo quiero que mi tesis de grado sea cómo se hace una fiesta” Escuché decir a Juan David Vergara Tinoco cuando estudiaba comunicación social. La decana de entonces, en secreto, se partía de la risa. Hoy, seis años después, Juandi es uno de los managers musicales más importantes de Colombia con operaciones en Bogotá, Miami y Los Ángeles. Juandi y su hermano José Raúl se fueron de la ciudad para regresar, el domingo pasado, al patio del Colegio Mayor, a recrear un concierto y filmarlo para su más ambicioso proyecto: el grupo de rock “Frankie Jazz”. Una propuesta musical de clase mundial, de alcance planetario. Y es que los jóvenes tienen la energía, el ímpetu y la fuerza de volver a comenzar. Sólo ellos toman riesgos, se lanzan sin miedo al abismo y regresan. Tantas muchachas y muchachos que se han ido porque las vacas muertas tiradas en el camino, no le abren paso a nadie. El riesgo es que los jóvenes locales comiencen a pensar como viejos.
Abrir paso a los jóvenes implica, creo, formarlos en pensamiento estratégico, en cultura financiera, en humanidades, lenguaje, arte y cultura en sus enfoques más avanzados, en iniciativa empresarial, en innovación tecnológica y de procesos de toda índole y, en especial, amar esta ciudad en su dimensión multicultural y su vocación caribe. No quedarnos en el enfoque hispánico y colonial de murallas, castillos y piratas porque seguimos en las mismas. Y con los mismos. Esa es una tarea de rectores, docentes y padres de familia donde la experiencia se volvió relativa, el criterio difícil y el tiempo escasea en un mundo que cambió, quizás, para siempre.

ricardo_chica@hotmail.com

Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64086 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Es importante lo que dice

Es importante lo que dice Ricardo, no sé si sea la energía de la edad o las ganas de poner en práctica, o mejor dicho poner a prueba, lo que año tras año se nos inculcó; pero a medida en que nos acercamos al final de la carrera más ideas sobre cómo cambiar el mundo se nos empiezan a ocurrir. Sin embargo, cuando nos lanzamos a la calle creyéndonos súper héroes, los mayores se divierten desarmándonos las capas sin siquiera escuchar ideas.

. Todo comienza entonces a

. Todo comienza entonces a volverse rutinario, el régimen protocolario no nos deja fluir libremente las ideas y al final terminamos pensando y actuando como ellos. El reto es gigantesco, mantener una mente fresca y por mucho que cueste hacer escuchar nuestra voz; muchos se reirán… pero en algún momento las risas cesarán y se darán cuenta de que un joven que piensa es un joven que vale.

El valor de las ideas no se

El valor de las ideas no se encuentra en el número de años que cuente la cédula sino en el empuje y el interés de la persona.