Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El día de la bestia

-A A +A
 

Antes de comentar una divertida y nada pretensiosa película española de los noventa, permítanme, hablar de Whitney, quien falleció este mes.

Ella tenía 22 años. Era 1985 y la inolvidable emisora Victoria Internacional Estéreo, había desaparecido para siempre, llevándose un pedazo de la ciudad con ella. No obstante, la aparición Whitney Houston en la oferta discográfica mundial del “soul”, nos recordó muy bien a los huérfanos de Victoria, que aquella música de negras y negros virtuosos tenía mucho que ofrecer. Ese año terminaba mi bachillerato en una vieja casona del centro histórico de nuestra ciudad.

El álbum se coló por entre la estrecha oferta musical local de entonces;  se llamó como ella: Whitney Houston; y, de una, pegaron tres hits como son: “Saving all my love for you”; “How will I know; y “Greatest love of all”. De ahí en adelante Houston puso siete sencillos, de seguido, en el primer puesto hasta 1987: un evento pocas veces visto en una artista femenina en la discografía de Estados Unidos. Se trató, en la práctica, del resultado de una tradición familiar, pues, su prima es la cantante Dione Warwick y su madrina, una de las más grandes figuras de la cultura popular negra en aquel país: Aretha Franklin. En 1992 aparece en su primera película, “El Guardaespaldas” con Kevin Kostner, un melodrama, cuya banda sonora lució una brillante Whitney con su maravilloso tema: I will always love you. “La voz” así la  distinguieron por su tono de voz soprano. Más adelante junto con el actor Denzel Washington protagoniza “La esposa del predicador”. Ella en el papel de la esposa; Courtney B. Vance, en el papel del predicador; y, Denzel como el ángel que se  enamora de quien no debe. Este triángulo amoroso, constituye el eje conductor que justifica una película de música Góspel. Con el tiempo Whitney fue vigorosa influencia en artistas como Cristina Aguilera, Jessica Simpson, Alicia Keys, Britney Spears, Nelly Furtado. No obstante, a mi juicio, Whitney fue la última, en virtud de su elegancia. Irrepetible.



A mediados de los noventa, entré a cine de medianoche y sólo quedaban boletas para una película española. No quedó otra opción para los cientos de espectadores y la sala se abarrotó de gente joven. La predisposición del público era no tomar en serio la película y “mamarle gallo”. Se sentía en el aire. Antes de la proyección, los muchachos imitaban el dialecto ibérico y se reventaban de la risa. Anunciada como una historia de terror, la película, comenzó con una fuerte dosis de ironía. Un cura, declara en una iglesia, que hará todo el mal que pueda en el mundo, como estrategia para encontrarse de frente con el Anticristo e intentar derrotarlo. Y, en efecto, la reacción es que estábamos partidos de la risa viendo las ocurrencias descabelladas de un cura deschavetado y empeñado en una quijotada. A los cuarenta minutos, el cura obliga a un popular mentalista de televisión, a realizar una invocación al demonio. Las carcajadas no paraban. Cuando, de repente, una señal: una cucaracha no se metió en el pentáculo dibujado en el piso y huyó por donde vino. Allí mismo apareció un silencio extraordinario en todo el cine, que se hizo bien frío con el aire acondicionado. Acto seguido, apareció el mismísimo Satán en forma de macho cabrío, parado en dos patas y hablando una jerigonza temible. La risa se tornó en gritos de susto sincero. Vi muchachas agarradas y abrazadas salir de la sala, pidiendo compañía de algún novio.



En 1995 “El día de la bestia” ganó seis premios Goya en su país de origen, incluyendo el de mejor director. Para mí una buena película le revuelve las tripas, el corazón y la mente al gran público. Una experiencia colectiva y vital en los cines de siempre, junto a los otros, perfectos desconocidos. El cine es comunión de la que vale la pena participar. Para el Festival de Cine de este año, viene Alex de La Iglesia, el director de aquella película que nos sacó risas y gritos en una noche de insospechadas emociones. De la Iglesia viene con su película: “La Chispa de la Vida”. El Festival de este año es gratis en todos los cines. Consultemos cartelera en la página electrónica (www.ficcifestival.com). Vamos por lo que es nuestro, vivamos el privilegio de ser ciudadanos que aprendemos juntos lo que significa ser de aquí, de Cartagena. Vamos al cine.



ricardo_chica@hotmail.com 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64088 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese