Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El septeto femenino que “toca como macho”

-A A +A
 

¿Estás loca. Para qué te vas a dedicar a la música? Al principio esta era la frase de cada día. Las han escupido, se han reído de ellas al subir al escenario, las han menospreciado por querer ser músicas. Conseguir un elogio de sus pares hombres fue un trabajo que les costó.
Niurka, Orialis, María, Aylen, Aimée, Deisy y Elizabeth, conforman el único septeto femenino de Santiago de Cuba: Morena Son.
Se levantan en tarima, cuando sus voces e instrumentos se juntan para ofrecer un espectacular show de música tradicional cubana. Es ahí cuando los críticos se tragan sus palabras.

Ellas no discuten por prejuicios. Hay negras y hay blancas... son hermosas y tienen ese sabor que desde la barriga le transmiten las madres a sus hijos en Cuba.
“Ponen un cartel que dice ‘septeto femenino Morenas Son’  y la gente de inmediato pregunta “y estas qué.. estas quiénes son”. Y aunque no escuchen nuestra música entran para ver si es que de verdad tocamos bien”, dice Elizabeth María Fonseca, percusionista de 21 años.
Es un reto subirse al escenario porque, continúa, “se espera más de ti por ser mujer”.

No digamos mentiras. Aún hay personas que prefieren que los hombres hagan los oficios que por generaciones se han atribuido. Una mujer albañil, una carpintera o una policía de tránsito... eso nos sigue pareciendo algo ‘anormal’ ”.

Aylen Guevara tiene una voz exquisita. Es una de las cantantes. “El son es un ritmo que ha sido monopolizado por los hombres. Han hecho de él su territorio y han cerrado los espacios para las mujeres. Pero la mujer tiene una forma sutil de colarse en los lugares y cuando van a ver ya están embarcados porque ¡ya estamos ahí!”, dice con una carcajada.

“Nos dicen ‘ustedes sí suenan a macho’ ”, comenta Orialis, guitarrista y voz de la agrupación. “Estamos confrontándonos con hombres y les damos el nivel. Nuestra sonoridad es muy parecida a la de ellos, tiene fuerza”.
Para ellas, el que las mujeres no sean soneras viene de un problema cultural, pues desde que nacen les hacen ver que las cosas son así porque sí. Cuentan que algunos hombres (no todos) las ven como contrincantes. Ellos son reservados para ofrecerles un elogio a las mujeres. “Cuando lo hacen es porque realmente lo haces bien y no queda de otra”.

Partiendo desde Cuba, sobrevuelan el Mar Caribe llevando el sabor de su isla. El continente europeo las recibe desde hace más de 15 años con los brazos abiertos y hace poco, por primera vez, estuvieron en América Latina, específicamente en Café Habana, aquí en Cartagena. Su impecable espectáculo disipó las dudas que pudieran tener cartageneros y turistas.

¿Y la casa?
Así como en la Costa Caribe colombiana, a las familias en Santiago de Cuba se les dificulta separarse.  Si se separan “es porque han construido en el piso de arriba”.
El septeto tiene el apoyo de su familia durante las extensas giras que deben sortear. Sin embargo, cuando les pregunto cómo hacen para ocuparse de su familia, lanzan al unísono un “mmmm difícil.. difícil”.

“La vida de la artista en Cuba es difícil, y no sólo con los músicos. Abandonamos todo por triunfar. El papel de madre y de atender a la familia es complicado y ellas lo logran. Uno se mete en el trabajo y se va olvidando de que tiene que hacer una vida... pero cuando estás realizada piensas ‘valió la pena’ ”. Las palabras de Niurka son sabias. Ella no tuvo hijos, sin embargo sabe por lo que ha pasado el grupo. “Teníamos una integrante a quien se le murió la única hija en pleno viaje”, continúa con un gesto de remordimiento.

“Y yo me tuve que divorciar, cuando estaba estudiando música”, comenta de inmediato Aimée Campos.
Morena Son se deriva de un grupo llamado Tradición Morena, separado por intereses profesionales pero avanzado en trabajo. Fue para el año 2001, o 2002, recuerdan y en Europa había un boom por la música tradicional cubana. Fue su oportunidad de oro y el inicio de las giras.
“No es fácil traer al formato que tenemos, lo que son himnos para ustedes, la cumbiamba... rebelión. Antes de venir nos preparamos muchísimo. Y no es fácil hacer que suenen juntos y en armonía un bajo y una guitarra, de base una tumbadora, un bongo y además la voz”.        

Han sido seleccionadas en varias ocasiones para integrar documentales y grabaciones internacionales donde se refleja la historia musical de Santiago de Cuba.Han estado en  documentales para la TV Alemana; para la Escuela de Radio y Televisión de Perpignan, Francia; han grabado para Radio Boricua; Radio Suiza-Italiana; Radio Gladis Palmera de Barcelona y para el documental ‘’Todo el Mundo es Música’’ de la Televisión Española.                                                                         

Han recorrido Italia,  Inglaterra, Alemania, Bélgica, Hungría, Francia, Austria, Holanda, Islas Canarias,  Francia, España, Belice y Suiza. En este último lugar tuvieron un “bache” en el camino, aunque su alegría nunca se apagó.

¿Machismo, racismo?
“Entramos a comer y había un señor que empezó a hacer la mímica de que vomitaba... también comenzó a escupir en el piso refiriéndose a nosotras. Nos pasamos a otra mesa y el hombre se paró y nos siguió. Fue un desprecio total... no sabemos si es porque algunas eran oscuras. O porque éramos latinas”, cuenta María Mercedes Soto.
En ciertas ocasiones, las mujeres que las oyen cantar sentadas al lado del esposo, las miran y se ríen. “Ellas se ponen celosas y pues hay muchas maneras de desconcentrarnos. Se reúnen y murmuran y se ríen, pero siempre terminan con las manos guardadas”.

Por lo demás no tienen queja, puesto que su talento les vale las más sinceras felicitaciones y el cariño del público.
“¿Qué queremos mostrar?”, pregunta Niurka y ella misma se responde, “pues que en Cuba las mujeres tenemos la misma fuerza que los hombres al tocar  y el que dude eso... pues que nos busque y vea”.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64216 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese