El teatro como la vida misma

02 de mayo de 2011 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Con la despedida definitiva de Jaime Díaz Quintero, queda un vacío insondable en el corazón de sus amigos.  En mi caso particular tiene un especial significado por que compartí con él los pupitres de la escuela primaria y las bancas del legendario colegio  Liceo de Bolívar en la Calle del Cuartel.  Nacimos en el mismo barrio, San Diego,  y luego por los hilos que mueven los dioses del Olimpo y la jacaranda de Baco, nos dedicamos al teatro con un entusiasmo que afianzó nuestra amistad, que se profundizó en largas noches de bohemia discutiendo las teorías de Bertolt Brecht o  Piscator al calor de unas copas de vino y las canciones de los Beatles.  Jaime era de un  carácter recio, de risa franca, de sólidos principios ideológicos y políticos que nunca  claudicaron pero también de una ternura que se proyectaba en el afecto por sus amigos y en el goce de las travesuras de sus nietos. Son múltiples las anécdotas que demuestran que era un ser humano íntegro, dichoso de la vida, comprometido con el arte, en especial con el teatro.   En  esta amada ciudad proclive al olvido es bueno anotar nuestra firmeza en la lucha por dotar a Cartagena de Indias de una facultad de teatro en la Escuela de Bellas Artes, en la restauración del Teatro Heredia, en la creación de una entidad que asociara a los teatristas del Caribe y en mantener la dignidad de los artistas de las Artes Escénicas pese a la exclusión de las instituciones culturales.
Con la desaparición física de Jaime Díaz Quintero se va cerrando el telón de un episodio importante del teatro Cartagenero como el mismo lo consignó con rigor en uno de sus libros.  En este capítulo quedan también los nombres de Antonio Corrales, Roberto Ríos Jiménez, Rodolfo Valencia y por supuesto, Luis Enrique Pachón  

Solo toca esperar que su legado no se dilate en el fragor de los aplausos del último acto, y que su memoria este por siempre en el corazón de todos.  Hasta otro momento Jaime, para seguir conversando sobre las cosas de la vida.   

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista dominical

DE INTERÉS