Indicadores económicos
2017-03-30

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-30

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:30

Marea max.: 16 cms.

Hora: 00:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Embrujado de historias

-A A +A
 

Por la ventana de su casa en Lorica pasaba el mundo.

En el barrio Remolino donde vino al mundo en 1945, David Sánchez Juliao dice que empezó a escribir cuentos desde muy temprano en una vieja máquina de escribir Olivetti 35, ante la contrariedad de sus padres que querían para él un destino de abogado, comerciante o ganadero.

Viendo ahora el brillo de las aguas del Sinú, me cuenta que él veía llegar desde niño todo lo que se desembarcaba en el muelle de Lorica: las telas del oriente, la máquina de coser Singer, el alambre de púas, las bolas de billar, pero también veía embarcar hacia Cartagena y el Caribe, la madera del Sinú, el queso, la carne, etc.  A los ocho años sorprendió a sus vecinos con su primer discurso en la plaza, por insinuación de su madre. Todo eso ha vuelto a vivirlo con intensidad al ser homenajeado por los suyos en su propio pueblo. “Esto no le ocurrió ni al mismo Jesús”, dice riéndose. “Soy un profeta en mi tierra”. Y me cuenta que es el mejor homenaje que ha recibido en su vida: “un reconocimiento del municipio y el departamento en Lorica”: han bautizado la calle de su infancia con el nombre Avenida David Sánchez Juliao, allí donde él veía llegar todas las barcazas desde Cartagena. El colegio de Lorica lleva también su nombre.  Ante semejantes gestos de devoción para con su obra literaria, él sólo dice que “no tengo nada que darle a nadie, sólo lo que he sembrado con mis propias palabras, y eso no me permite conseguirle un empleo a mi hermana, ni hacer recomendaciones.

El homenaje que me ha ofrecido Lorica es como si me dijeran: ¡Qué rico que no hayas sido ganadero, David!  Fui a la calle San Vicente, en Lorica a conocer el Colegio David Sánchez Juliao y al tocar la puerta me recibió el celador quien me preguntó a quién buscaba. Le dije: al rector. ¿De parte de quién?- me preguntó. Le dije: David Sánchez Juliao”. El hombre me reparó incrédulo y me dijo: ¿Me vas a mamar gallo? Cuando ya supo de que en verdad era yo, me confesó que era como “mis hijos que estudian en el San Pedro Claver se encontraran con San Pedro”.

De veras que Sánchez Juliao posee el doble privilegio de ser un extraordinario escritor y un formidable narrador oral capaz de hipnotizar multitudes como ha ocurrido en sus recientes tertulias en el Cartagena, en el Centro Cultural Colombo Americano y en la Serenata Escalonada en el Claustro de Santo Domingo.

Además de ser reconocido en Wikipedia como el creador del Audio-Libro en el mundo con su obra El Pachanga, Abraham al humor, Fosforito, entre otros, un fenómeno que en su tiempo el escritor Ramón Illán Bacca bautizó como Literatura-Casette. Esa conquista abrió las puertas para una narrativa oral utilizada como herramienta  pedagógica y sensibilizadora.

La obra literaria de Sánchez Juliao traducida a más de quince idiomas en los cinco continentes, abarca novelas y cuentos, literatura para niños y jóvenes, ensayos, microficciones, argumentos para televisión, una composición musical e innumerables textos orales de un prodigioso conocimiento de los ancestros y la cultura popular del Sinú y el Caribe colombiano.

Es autor además de “Por qué me llevas a al hospital en canoa, papá? (1973) “Historias de Racamandaca” (1974), “El arca de Noé” (1976), “Cachaco, palomo y gato” (1977), “El Flecha”, “Pero sigo siendo el rey” (1983), “ Mi sangre aunque plebeya” (1986), “Buenos días, América” (1988), “El país más hermoso del mundo”, “Dulce Veneno Moreno” (2005), entre otras. Su obra narrativa es un legítimo retrato de la diversidad cultural de la región Caribe.

Ahora frente al paisaje nocturno del río cruzamos la avenida bajo la sombra de los árboles altos y las flores del Sinú. Muchos años han transcurrido desde que él emprendió por  los pueblos de Córdoba, en compañía de Orlando Fals Borda,  un viaje al corazón de las palabras, escuchando la historia en la voz de los campesinos, las mujeres y los seres prodigiosos de nuestra cotidianidad. La cosecha de las palabras aún produce frutos dorados. Sus historias se desbordan como ese río cuyas aguas nos remontan a nuestros ancestros. Y nos embrujan a todos.

2467 fotos
69497 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese