Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Enseñar jugando a no ser piratas

-A A +A
 

La historia de la piratería se ha empezado a contar con otra dimensión entre niños del barrio Canapote.

Nueve jóvenes españoles voluntarios llegaron a Cartagena, a través de la Fundación española Mundo Cooperante. Eso ocurrió a principios de agosto. E iniciaron una actividad formativa en la Corporación Actuar por Bolívar.

Irrumpieron en los salones donde estudian los niños más pequeños y los asaltaron con historias sorprendentes del mar y la cultura de otros países.

Cada mañana preparan a los niños en una nueva dinámica, en torno a la figura del pirata. “Esta vez el propósito es que los niños puedan inventar un juego distinto al de los piratas perversos. Durante el proceso de formación les pintan las caritas y les ponen una pañoleta con una calavera en sus cabezas y les dibujan un parche en sus ojitos.

“Empezamos con la historia de nueve piratas que están en busca del tesoro del pirata Blas y vienen desde España a unirse a la tripulación de Canapote (barrio donde viven la mayoría de los niños)”, cuenta Montset Jiménez, una de las voluntarias.  

En una semana les enseñan valores como el respeto, el buen comportamiento y la amistad, luego a través de juegos didácticos y cantos reciben un “pasaporte” que los acredita como piratas buenos listos para viajar por el mundo y conocer los diferentes países, sus costumbre, canciones y cultura general.

Todos los días los niños se suben a un barco hecho en papel y viajan imaginariamente por varios países del mundo. Allí les enseñaron algunos videos representativos en los que se muestra la música, la cultura. fauna y flora de cada uno de los países a los que viajan.  

La próxima semana se terminarán el programa con  los niños, y estos voluntarios viajarán de nuevo a su país.

Rosario Doria, directora de la Fundación Actuar Bolívar comentó que el tener a voluntarios dispuestos a apoyar los proyectos de la Fundación es muy importante y gratificante por todo el aporte que hacen en la formación y desarrollo de los niños.

¿Quiénes son?

La mayoría de estos jóvenes son profesionales que deciden poner a disposición de ONGs sus conocimientos y habilidades para ayudar a las sociedades más vulnerables en la formación de niños y jóvenes.

Los jóvenes voluntarios cuentan con el apoyo económico de su país que se encarga de pagarle los pasajes, alimentación y estadía durante el tiempo que se considere necesario.

A través de la Fundación algunos de estos jóvenes también han viajado a Africa y otros países donde Mundo Cooperante tiene sedes.

Más voluntarios



Desde hace varios años Actuar por Bolívar en convenio con algunas organizaciones y Gobiernos internacionales cuenta con el apoyo de voluntarios de países como Alemania, Estados Unidos y Suiza, entre otros.

Según Rosario Doria, cada vez son más los voluntarios de otros países interesados en aportar en el desarrollo y  misión de Actuar por Bolívar que desde hace años trabaja con proyectos en beneficio de las comunidades más vulnerables.

“Ahora contamos con la presencia de nueve españoles, tres alemanes, una japonesa, un estadounidense y dos colombianas. Cuando se van quieren regresar y muchos lo hacen porque se enamoran de Actuar, de la calidez del cartagenero y de la ciudad”.

Por estos días llegó a la Corporación una voluntaria alemana que se casó y se vino a pasar la Luna de miel en Cartagena.

Hannah Petersen, es una alemana de 19 años que hace 11 meses llegó a Actuar por Bolívar para trabajar como voluntaria. Después de terminar su bachillerato decidió tomarse un tiempo antes de estudiar una carrera.

“Desde hace años quería conocer otras culturas, países y aprender otros idiomas, entonces cuando terminé mis estudios dije quiero irme a hacer un voluntariado y envié mis papeles a una organización alemana donde te subsidian si quieres ser voluntaria y después de varios meses de entrevistas aceptaron que viniera a Colombia”.

Aunque llegó hablando lo básico del Español, después de seis meses lo habla perfectamente. Hannah se encarga de enseñarle a los niños de Actuar, inglés y algunas manualidades, pero no todo es trabajo. También saca tiempo para compartir con otros voluntarios, conocer a Cartagena, a algunas de las familias de los niños de Actuar y hasta de tener novio, a quien conoció hace tres meses a través de unos amigos cartageneros.

Hannah regresará dentro de un mes a su país y espera volver el otro año. “ Cuando le dije a mis padres que me venía para Colombia se asustaron mucho porque pensaron en la guerrilla y el narcotráfico, pero yo le he dicho que no es así, que es un país muy hermoso, con gente muy linda y que quiero regresar algún día otra vez”.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64182 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese