Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Esto no es ‘carreta’

-A A +A
 

“Los envidiosos que se muerdan el codo”, sentencia La Náutica Fruitwear, la carreta del vendedor de frutas Onassis.

Es una indirecta consagrada en el volumen 57 del Rey de Rocha, en la champeta “Para mi fanaticada” del cantante Jeivy Dance, que su dueño decidió reproducir en su carro de madera.

Onassis vive en los extramuros, donde la pobreza se engaña bailando champeta al “golpe” del picó, por eso no es raro que su carreta exprese la sabiduría popular de la universidad de la vida. 

“Soy reynaldista a morir, así que tú sabes, su majestad el número uno”, dice con acento ‘golpeao’ mientras muestra la leyenda.

Luis Ángel vende cocos en la Plaza de la Aduana, llegó hace 20 años del Urabá antioqueño, y en su carreta reza: “Tú sabes que nosotros somos independientes”, una forma de dejar claro que él se ganó su espacio.  

Las carretas de Cartagena dan cantaleta, tiran puyas o meten ‘casquillo’. Otras agradecen, reclaman o enaltecen en un discurso cotidiano que deambula por las calles llevando su ‘carreta’ a todas partes.

“En el discurrir de la vida cotidiana en los sectores populares siempre están circulando manifestaciones que sostienen la memoria y la narrativa popular. Cada refrán o frase que encuentras en una carretilla de El Centro o el Mercado trata de conectarse con esa filosofía callejera que se hereda de una generación a otra, que va circulando en la sabiduría popular”, explica el académico Ricardo Chica Gelis.

Según el artista popular y creador de los carteles de champeta, José ‘Runner’ Corredor, los carretilleros han encontrado en esos avisos una forma de hacer de su elemento de trabajo una pieza única que representa su personalidad a través de la jerga picotera.

“Algunos se inventan frases pegajosas para las carretas y otros prefieren pedazos de canciones. Yo las pinto en colores neón por 10 mil pesos y luego ellos las usan para identificarse”, indica el Runner.

Una estética “hecha en Cartagena”, que se transforma en un festín visual para los extranjeros. No hay nada furtivo en ellos, las carretas no solo dicen cosas, sino que muestran aspectos de la cultura cartagenera que no existen en los folletos turísticos.

“Los sectores populares en todas partes del mundo tienen sus maneras de manifestarse, y esas manifestaciones se dan en forma de dichos, frases, refranes o referencias. Hace unos días iba caminando por El Centro y vi un señor empujando su carretilla con un aviso bien grande que decidía: ‘La vida es dura, pero no dura’. Un elemento fantástico que apacigua los rigores de la vida cotidiana”, advierte Chica Gelis.

La simbología de una carreta varía, pero siempre está ligada a las gestas particulares de su propietario o a la identidad local que lo define.

“Otro aspecto importante de la sabiduría popular son las formas, que siempre están en distintos sitios y hacen parte de una estética gráfica importante”, sostiene el estudioso de la comunicación.

Los colores, las texturas y la grafía también hacen parte de ese espectro de elementos que tienen significado. Así que cuando vuelva a ver una carreta, recuerde que ellas dicen más que el pregón del carretillero. 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64140 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese