Indicadores económicos
2017-08-24

Dólar (TRM)
$2.986,88
Dólar, Venta
$2.875,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,48
Euro
$3.524,21
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,72
Petróleo
US$48,41

Estado del tiempo
2017-08-24

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 07:45

Marea max.: 12 cms.

Hora: 14:49

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-08-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Etnoeducación

Se trata de una pregunta que hacen al candidato Campo Elías Terán Dix, sobre etnoeducación. El interrogado evade la respuesta, dejando la sensación de no conocer el tema. Llama la atención la risa de la gente. Parece risa pregrabada de un show cómico que agrega patetismo a una situación penosa. Y no lo digo por el señor Terán. Lo digo con miras a señalar hasta dónde hemos llegado.

En días pasados leí una noticia firmada por el periodista Carlos Ardila González titulada: “De lo que fue el traslado del viejo mercado de Getsemaní a lo que será la nueva mudanza: En Cartagena, Bazurto será reubicado”. Allí, Ardila, destaca cierto antecedente: “El 19 de septiembre de ese año (1962), bajo el seudónimo de Panoptes y en su habitual columna ‘Mirando por la Rendija’, el periodista Gustavo Lemaitre Román aseguró en El Universal que el traslado del mercado era una necesidad inaplazable, y sugirió, con gran visión, que la nueva central de abastos se ubicara ‘en el centro geográfico de la ciudad, adonde todos los interesados pudieran llegar sin problemas’. Líderes cívicos, como José Vicente Mogollón Lavignac, se sumaron a la idea”. Ahí es donde pregunto: ¿Quién dijo que la idea de trasladar el mercado de Getsemaní a Bazurto obedeció a una “gran visión”, en especial, si viene de la élite cartagenera, que ya sabemos no tiene remedio? Si uno estudia con cierta clave crítica la historia de la ciudad es fácil concluir que Cartagena jamás ha sido pensada para los sectores populares. Y, por otro lado, las élites se dan cuenta demasiado tarde de lo que les conviene: como los terrenos de El Papayal, el corregimiento de La Boquilla o la ciénaga de La Virgen. Ni si quiera vieron venir a Campo Elías.

Una gran visión que consistió en poner un lugar de destino en un lugar de paso: ¡Qué brutalidad! Desperdiciaron el lugar más valioso, desde el punto de vista de desarrollo urbano, con todo y La Popa incluida. El embeleco de Bazurto no alcanzó los 20 años cuando se volvió un callejón sin salida; y es así, porque nadie sabe qué hacer. Y tampoco se atreven en virtud de los verdaderos poderes que allí mandan. Es que uno mira el caso de Barranquilla y se percibe una propuesta de continuidad de su reconocido gobierno actual, con la candidata Elsa Noguera ¿Y aquí qué? ¿No había con quién? Somos testigos de las elecciones más insospechadas, más absurdas, más arrevesadas en la historia de la ciudad que además cae, cae, cae y no deja de caer. Habrá que esperar hasta diciembre pero el balance de la actual administración no es el mejor. Lo siento mucho, mis amigos y amigas pero es la verdad.

Es posible que el próximo año a esta élite nuestra, visionaria, le toque estrechar la mano de un alcalde negro. Le toque pedir cita para ser atendidos y tomarse la foto para la página de sociales, junto al alcalde negro. La candidatura de Terán y su alto nivel de preferencia en las encuestas es, de por sí, un hecho histórico en el marco de un sistema socioracial como el que habitamos (y que nos habita por dentro). Lo atacan porque no está preparado para gobernar la ciudad, pero, ¿De qué nos ha servido que nos gobiernen, según, los más preparados? ¿A dónde nos llevaron? ¿Qué diferencia puede haber con un comunicador social de San Antero? Como serán de malos los que están preparados que no pueden bajar a Campo de donde está trepado y con todos los errores que comete a diario. “¿Por qué no con Campo?” Se preguntan miles en la ciudad. Gane quien gane, hay que ponerlo en su contexto, y ver cual es el chicharrón que va a heredar y qué es lo que realmente puede hacer. Porque una cosa es la campaña y otra cosa es gobernar, decidir e incidir en la vida de la ciudad y hacia dónde la va a reorientar, si es que puede mover una inercia tan perversa, producto de decisiones que se tomaron como la visión que tuvieron los iluminados en 1962.

¿Y la etnoeducación? No se confundan: no es educación exclusiva para negros, es educación para todos y es una fuerte apuesta por la multiculturalidad. Pero ¿para qué querer ser negro si nos ha ido tan mal? De eso no se habla porque es más cómodo el olvido social, el negacionismo: una forma efectiva de racismo que asume como natural que si eres negro, debes ser pobre. Al menos, yo, no estoy de acuerdo con eso. “Es mejor ser rico que pobre” dijo Pambelé.

ricardo_chica@hotmail.com

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese