Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Historia del transporte en Cartagena

-A A +A
 

Como tenían la ventaja de vivir cerca del mar, los ríos y los múltiples cuerpos de agua cercanos a Kalamarí, desarrollaron formas de transporte marítimo, utilizando canoas impulsadas inicialmente por remos. Con la llegada de los españoles y sus caballos, una nueva forma de transporte entró en la escena, facilitando las largas travesías por los caminos de la tupida vegetación, en una tierra salvaje y desconocida.

Un viaje a los pueblos de las Sabanas no era difícil, era agotador, ya fuera a lomo de mula o viajando en coche. Al llegar a un río caudaloso, siempre había planchones con bogas (hombres armados con palos largos que impulsaban la nave por el agua) con suficiente fuerza bruta que facilitaban el cruce al pasajero, si no estaba en huelga. Pero si el viaje implicaba una larga jornada trepando las montañas o subiendo el río Magdalena, eso era algo diferente. Antes del año 1825 el transporte por río para llegar a La Dorada necesariamente se hacía en un incomodo y lento planchón pero ya después de esa fecha existían los grandes pintorescos vapores con ruedas de arpas al lado o atrás como los que navegaban el Río Mississippi. Aunque los grandes y veloces veleros como los “Clipper Ships” hacía muchos años que llevaban surcando los mares entre los continentes, el invento de la máquina a vapor cambió esa modalidad y marcó un gran avance en este proceso, tanto en el transporte marítimo, como en el de la locomotora.  Ambas maneras de propulsión mecánica llegaron a Colombia en la mitad del siglo XIX.

Es curioso que pocos años después de la aparición del primer ferrocarril comercial en Inglaterra el Congreso en Colombia promulgó una ley que estimulaba la inversión en esa industria en el país. Pero los primeros rieles fueron puestos en Panamá en 1882 y se  extendían  desde el Océano Atlántico hasta el pacifico. Los que siguieron en el interior no obedecieron a un plan territorial sino por necesidades locales. En 1890, el norteamericano, Samuel McConnico, conciente que el Canal del Dique no cumplía con la urgencia necesaria de transportar mercancía entre Cartagena y el Rió Magdalena, formó la Cartagena-Magdalena Railroad Company. Su terminal fue el muelle de la Machina, sitio actual de la Base Naval. Ya en 1894 los cartageneros por fin pudieron disfrutar de las comodidades del tren.

El puerto de La Heroica era el destino final tanto para el tráfico comercial como para turistas. Así, la compañía GRACE se dedicó a administrar una flota de buques, los famosos “Santas”, que servía ambos propósitos. Una invitación a almorzar a bordo de estos hoteles flotantes  era una ocasión para nada despreciable, tanto por su excelente comida como por su ambiente elegante. La Base Naval era el imán de los buques de las armadas de muchas naciones en aguas cercanas, en busca de provisiones, agua y un lugar de descanso para los marineros.

En la historia de la aeronáutica, Cartagena y Barranquilla fueron los dos primeros lugares del país donde despegaron y aterrizaron los primeros aviones. Adicionalmente, mucho antes que la mayoría de la gente de los países americanos, los habitantes del Corralito de Piedra estaban acostumbrados a ver al “pájaro de hierro” –aunque la verdad sea dicha: las alas de las primeras máquinas eran de lona y madera. El primer servicio de correo aéreo se desarrolló entre las ciudades de la Costa. En una visita de buena voluntad a Bogotá, el aviador Charles Lindbergh hizo escala en Bocagrande y su descanso incluyó un almuerzo elegante en el Club Cartagena. La compañía Andian, por su parte, utilizaba hidroaviones para llevar a sus empleados a las diversas estaciones de bombeo del oleoducto que se encontraban a lo largo del Río Magdalena, además de traer pacientes al hospital ubicado en Mamonal, acuatizando con flotadores en la Bahía. Este servicio continuó hasta el cierre del hospital en 1956

Cartagena de Indias, por su historia, ubicación e importancia como puerto internacional, se ha mantenido al día en las nuevas modalidades del transporte. El caso del avión es un ejemplo clave.

Tomado del libro “Modos y medios de transporte en Cartagena”-2003

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2322 fotos
63946 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese