Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Ir a cine

-A A +A
 

El público de cine es un invento social que, en principio, consistía en salir de casa para divertirse.

Y es que el cine, venía inventándose como tecnología desde mediados del siglo XIX en distintos lugares en Europa y Estados Unidos y, al mismo tiempo, emergía la práctica cultural que se denominaría como tiempo libre, ocio, entretenimiento, esparcimiento. De manera que el cine se constituyó en la actividad sociocultural más barata que no tuviera nada que ver con el estar en casa o el estar en el trabajo.
El domingo, visto como el día del tiempo libre, ofrecía opciones como la iglesia, el parque o el circo que es donde la gente conoció por primera vez el cine como una curiosidad o como un acto de magia. Con el tiempo, aparecieron los géneros cinematográficos los cuales, tienen un origen creativo, pero, también un origen social. Así tenemos, por ejemplo a George Meliés, un mago francés que tenía un show montado en su propio circo. Un espectáculo de teatro popular que se basaba en las obras de Julio Verne como “Un viaje a la luna” de la cual hizo una película en 1902, la cual pueden ver en www.youtube.com. Lo único que hizo Meliés fue ubicar una cámara que emulara el lugar de un espectador privilegiado, como si estuviera viendo su obra de teatro –y en esto consiste el origen social-. Así nació el cine fantástico.
O, en los Estados Unidos, tenemos este caso: Thomas Alba Edinson había inventado la emulsión o películas en negativo y en positivo con que se registraban las imágenes, mucho antes del invento de la cámara y el proyector de cine. Cuando estos últimos llegaron a Nueva York, Edinson dispuso un severo monopolio sobre las películas que habían de usarse. Es decir, no sólo vendía la emulsión, sino que cobraba un porcentaje por su aplicación y por la exhibición de películas. Para hacer efectivo este propósito, el inventor tenía una escuadra violenta de cobradores, dispuestos a lo que sea. De esa forma los recién nacidos productores de filmes, como los hermanos Fox o los hermanos Warner –inmigrantes judíos- huyeron lo más lejos que se pudo. Y así llegaron a un inhóspito pueblo al otro lado de la Unión: Hollywood. Ahí no había otra cosa que filmar sino vaqueros, es por eso que hacia 1902, Harry S. Porter filma “El gran asalto al tren” (The great train robbery). Esta película puede verse en www.video.google.com
La experiencia cultural de ir a cine fue, en principio, colectiva. De manera que a medida que se iba expandiendo por el globo la red de salas de cine, este se convertía en un fenómeno masivo. Ir al cine supuso la invención de una rutina del entretenimiento. Para ir al cine requería vestirse para la ocasión, por ejemplo; consultar la cartelera, invitar a alguien, encontrarse con alguien, llegar a tiempo a la función y, estando en la sala, las personas establecían una relación con la pantalla de amor y de odio la cual se disfrutaba en compañía de extraños. Una relación que estaba profundamente marcada por los códigos del melodrama donde la comedia y la tragedia se entretejen para reflejar los avatares de la vida. Se trata de una relación de gran vigencia. Buen ejemplo de ello es la película de Charles Chaplin “El Chico” (The Kid, 1921) la cual pueden ver también en video.google.
¿Qué significa ver cine hoy? Ya no se trata de “ir” sino de “ver”, pues, ya no es, necesariamente, una experiencia colectiva sino individual ya que el cine se está desmasificando rápidamente. La idea de pantalla que teníamos era de grandes proporciones ubicadas en un salón. Hoy la idea de pantalla es múltiple: va desde un celular hasta la proyección de un videobeam. Los lugares de la pantalla son domésticos –casas y carros- y, también, ocupan la esfera personal. Hoy la idea de tiempo libre es radicalmente distinta a la que teníamos –al menos en Cartagena- en los años ochenta del siglo XX y décadas anteriores, pues, el entretenimiento tenía unas horas, unos días determinados que dependían de la oferta de las funciones. En últimas, experiencia colectiva o individual, la gente va al cine o ve cine con un solo propósito: que nos cuenten una buena historia. Por eso siempre valdrá la pena el cine.

ricardo_chica@hotmail.com

Publicidad
Publicidad
2321 fotos
63871 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese