Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Joe Arroyo

-A A +A
 

“Cantó para el mundo con su identidad de afrocaribe”

Álvaro José Arroyo González, estaba destinado a cantar con voz de ángel, por eso los dioses escogieron un primero de noviembre de mil novecientos cincuenticinco, bajo la protección de Escorpión, el nacimiento  del Joe.

Allí se concentraron todos los tonos en sus humores, y en su voz las diferentes escalas del pentagrama musical . El Joe levanta su rostro y ora en su canción: A mi Dios todo le Debo, es por esto que nunca fue El Ausente, para exaltar la belleza de su Tania.

Por estudio de antropología, la vida del Joe, se torna como un ejemplo para el hombre brotado de la tierra, que crece al pie de los dulces consejos de mujeres como su madre y su abuela, donde los factores del contexto, sopesan y quiebran oraciones.

Es sabido que el Joe, fue  El Caminante de múltiples senderos trazados por Dioses Orichas, que lo ponían en conversación con otros seres que parecían iluminados por ancestros musicales, como fue el encuentro con Bob Marley, en Londres, de allí que no es extraños para los que siempre admiramos la versatilidad de su voz y su sentido de solidaridad con su étnia, cuando se levanta y pregona La Rebelión, es grito contestatario por  todos los marcados con la carimba en la diáspora del esclavizado africano.

Su visión de hombre  zambo, le acrecentó  la autoestima para pensar en Tal para Cual, en los quehaceres del amor, y  haciendo uso de poderes de sus ancestros,  transformaba su voz para entrar a un mundo romántico de noches caribe-antillanas para darlas como Noche de Arreboles, y en sones que sólo él  podía componer, exclamaba, Te Quiero Más.

El Joe, aunque en su bondad para la canción evocara, Sabré Olvidar, quedaba en la ensoñación de volver a encontrar aquel amor, para recordar en su mayor intimidad lo que Fue tu Mirada. Porque entre otras cosas el Joe, tenía la inocencia de los Ángeles, se dejaba envolver en La Noche, para seguir  sintiendo las voces de ancestros quedados en el fondo marino y hacerle una canción a Mary.

Todo aquello le daba un valor, para llegar a ser un  hombre sin los miedos de las cosas materiales, y se atrevió a componer Echao pa´lante.

Podía dar la impresión de detenerse por un momento, situación que en la realidad de su vida nunca se dio. Siempre, estuvo gravitando con la naturaleza, era una constante en  la vibración de cuerdas orgánicas para armonizar los cantos de las voces de sus ancestros . Tenía la vertiginosidad de los meteoritos, alumbraba todos los instantes  y se sumía en sus destellos, ya fuera de las cosas sencillas o de los amores para grabar,  Ella y Tú, donde se entraba en los vaivenes azarosos del amor.

Regresa de sus sueños para profundizar en la grandeza de Dioses Orichas y se transforma en El Centurión de la Noche, para desafiar al alba y añorar la aurora, invitando a la danza sin importar el Ban Ban Ban de los fantasmas de otros dioses del camposanto de los Orichas.

Era un hombre de voz privilegiada, me atrevería a pensar, en la identidad de voces con Celia Cruz y los demás cantantes  de otras dimensiones. Cuando se escucha al Joe, desata  los amores de la nostalgia de su hogar primario en el barrio de Nariño, donde conjugó todas sus raíces de afrodescendiente con Palenque, y  recuerda voces en lengua de raíces bantú : “elele elele una cucha tiela mibonita. Canta sin despego y alegre.

En Cartagena, lo dejamos partir, como siempre nos ha pasado y exclama desgarrando sentimientos: En Barranquilla me quedo, continuó tirando su voz de atarraya en las aguas de oídos  colombianos y cuando lo movían los recuerdos  alzaba su voz cantarina, Ay Papá, una expresión sin género definido, que podía tener la aceptación de la patria. Porque aquí en Cartagena nos confabulamos con su Vuelve. Oíamos su voz de hombre Caribe con agua de todos los ritmos de  las  ínsulas del trópico y quedábamos en el pensamiento de la eternidad porque él cantaba, Por Ti no Moriré.

Nunca que creímos que el Joe moriría un 26 de Julio, y  eso lo estamos reafirmando en la verdad que  Tú Volverás, por así lo expresabas en tus ensoñaciones románticas , porque Joe, tú cantabas Mamá, para volver a  encontrar esa niñez  de protección materna  y sentir los olores de Ángela González, y con la variabilidad de tu voz suplicarle para, Dale Gracias al Señor, sin  detener tu emoción de hombre sencillo que hace de su canción la expresión de los hechos de la cotidianidad, canta en son espiritual afroantillano, Deja que te Cante, y gozar de la alegría de siempre.

El Joe, podía ser, como lo decía en su canción: Juguete de Amor, lo que no importaba para la eternidad de su música, que se trocaba  en las noches para cantarle a la luna y en el día, Al Sol Caliente, donde encuentra esa Musa Original, que se le adentra en su ente africanizado y se encarna en el mensajero de Elegguá para  tentar con su voz a los hermanos de todas las Antillas, sin olvidar otras voces como la de Estefanía Caicedo, quien nos alegraba en Fiestas Novembrinas, con ese chandé que el Joe vuelve a renacer: Tamarindo Seco.

Nada importaba que en nuestros sabores quedara el ritmo acompasado de aquella danza, la voz del Joe nos preparaba para mirarle La Cara de Payaso que ponían los bailadores  con los nuevos compases de la Suave Bruta, seguían bailando sin importar lo que hiciera esa Mala Mujer. Con el canto del Joe, las fiestas  eran eterna, por sus canciones quedaban vibrando por el eco que dejaban y más cuando él  había  pregonado. Ron pa´todo el Mundo.

Allí estaba  Álvaro Cesar, haciendo una oración con su canción a los dioses del recuerdo por Catalina del Mar, una de sus diosas recobrada  por Yemayá, a quien él  brinda Flores Silvestres con las mejores voces de su canto, para encontrar el reposo y surgir con Manyoma, volviendo a piezas de fuego que hacen destellos para una nueva canción, que puede ser esa la Fundillo Loco, que puede ser la ideal pareja Pal´bailador, ese que sabe tomar de la botella un trago y logra saciar sus desenfrenados amores con Novela siete veces Amada, sin llegarse a incomodar por la bondad que brinda la Mini Mini a la vista de los que permanecen estático ante la melodiosa voz del Joe, para lograr adivinar la gestualidad de su swing de hombre caribe.

Nada faltaba en  las canciones del Joe, podía, así como hacía Neruda, cantarle a las piedras y conmover al mundo, por eso hizo canciones como: La Pistola Dispara Sola”, y  después en su canción de Las Cajas, nos muestra el quisquijonal florío para adornar un altar y entrarnos con el Tambale , Aquí el Joe en compañía del Checo Acosta, hacen  un recorrido de reconocimiento por instrumentos de nuestros ancestros, con son las maracas y el tambor.

El Joe canta El Preso, donde la vida se le muestra como el viajero que lleva una condena en sus espaldas. Él según el cantautor Emeterio Torres, era un ser mítico de espíritu alegre, con alma y corazón de poeta libertario.

Tenía la grandeza de los que pueden perdonar, así se manifiesta, cuando dice en su canción:   

A  MI DIOS TODO LE DEBO

(..)  Yo que nací en cuna pobre,

Oye papá

nunca me ha faltado nada,

desde muy niño luché,

por conseguir la fama,

de ti no tengo queja, oye papá,

dale dulzura a mi alma…

 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64002 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese