Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La Ley del Mestizaje

-A A +A
 

La historia del mestizaje es violenta, desde cierta perspectiva, pues, su contrario es pretender la pureza que excluye y margina.

Parte de la población cree que el mestizaje es monstruoso, indebido, pecaminoso. 1997. Ese año la estudiante negra Shanda Dawson vino de la Wooster College de Ohio en intercambio con la Universidad de Cartagena. Una noche salió con un grupo de amigos y llegaron a una discoteca del  Portal de los Dulces. “El Vale” le dijo el portero del establecimiento a Edwin Salcedo, quien formaba parte del grupo. “Esa muchacha no puede entrar. Tu sí porque no eres tan negro, pero, ella es muy negra”. Remató el muchacho, con mucha sinceridad. El episodio mojó prensa. Comentarios y columnas de opinión denunciaron el acto discriminatorio, y los mismos y las mismas de siempre, negaron el fenómeno. Que no. Que aquí no hay racismo, que eso es un asunto de negros resentidos. Que en los nichos del cementerio de Manga las matronas están enterradas con sus sirvientas y nanas negras y eso es suficiente evidencia de generosidad, tolerancia y sana convivencia de las distintas razas que habitan Cartagena. Indignada, Shanda prometió no regresar a un país, a una ciudad que la discriminó como nunca había pasado en su vida. Por su parte, Edwin Salcedo creó la RedAfro. “El personero de aquel entonces dijo: ‘Yo no creo que eso se haya dado en pleno siglo veinte y casi en el veintiuno en Cartagena, se me hace difícil de creer’”, me contó Salcedo años después.

Diciembre de 2004. A las hermanas Johana y Lena Acosta no las dejaron entrar a ciertas discotecas de la Avenida del Arsenal, no obstante que, un par de amigas canadienses entraron minutos antes, sin inconvenientes. Hubo gente que escribió diciendo que, aquellas hermanas estudiantes de derecho, eran meretrices y que los reputados establecimientos del Arsenal debían cuidarse de eso. Pues, sí. En su lógica racista tenían razón: mujer negra, rumbeando en la noche del centro histórico, es puta. Eso aquí no se discute.

Las hermanas Acosta iniciaron un camino legal y acudieron a las instituciones judiciales para defender sus derechos. En primera instancia, la tutela interpuesta, la denegaron. Pero en segunda instancia les ampararon su derecho a la igualdad, lo que constituyó un hito sin precedentes en la historia del mestizaje en nuestro país.  Edwin Salcedo diseñó la estrategia legal y la estrategia mediática para llegar a la Corte Constitucional donde se proyectó la sentencia T-1090 / 2005: la primera tutela por discriminación en Colombia, en la cual, se instó al Legislativo para que diseñara una ley antidiscriminación.



Año 2010. El Senador, Carlos Alberto Baena (MIRA), presentó la iniciativa de ley antidiscriminación, pasó todos los debates y apareció la Ley 1482 / 2011 por medio de la cual se modifica el código penal colombiano y se tipifica a la discriminación como un delito que podría dar entre tres y ocho años de cárcel y multas sustanciosas a aquellos que incurran en tales actos. La 1482/2011 contiene estos grandes componentes. Uno. Actos de racismo o discriminación: Obstruir derechos por razones racistas o discriminatorias. De uno a tres años de cárcel y multa de 10 a 15 SMLV. Dos. Hostigamiento: Promover actos de hostigamiento por racismo o discriminación. Da cárcel de uno a tres años y multa de 10 a 15 SMLV. Tres. Modalidad agravada: Por ser en espacio al público, por servidor público, en persona de niño, o contra derechos territoriales o laborales. Cárcel de 1.3 a 4.5 años y multa de 13.3 a 22.5 SMLV. Cuatro. Apología al genocidio: Hacer promoción de ideas genocidas. Da cárcel de 8 a 15 años y multa de 666 a 1500 SMLV. A mi juicio el mestizaje es como un sancocho, como un mercado público: hay de todo en su propia dinámica histórica y social; de manera, pues, que el propósito buscado es la igualdad entre todas las personas, sin importar su condición. La Ley antidiscriminación nos protege a todos por raza, etnia, nacionalidad, sexo u orientación sexual.



5 de Mayo de 2012. “La plata que uno le meta al Chocó es como perfumar un bollo” dijo el Diputado Antioqueño Roberto Mesa Cadavid, en un debate sobre la línea de inversión sin fronteras del Plan de Desarrollo de aquel Departamento. Un desafortunado evento que ocurrió en el plano institucional. Pero ¿Cuántos actos de discriminación, de irrespeto y de desprecio no se dan en la vida cotidiana de Cartagena? En Colombia la diferencia implica desigualdad. Esto es un asunto de aprendizaje donde la indignación de Shanda Dawson, el activismo de Edwin Salcedo Vásquez y la valentía de las hermanas Acosta son luz para construir condiciones de  igualdad en la dinámica social, económica y cultural del mestizaje.



ricardo_chica@hotmail.com

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63980 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese