Indicadores económicos
2017-07-27

Dólar (TRM)
$3.026,22
Dólar, Venta
$2.850,00
Dólar, Compra
$2.645,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.523,73
UVR, Ayer
$251,58
UVR, Hoy
$251,59
Petróleo
US$48,75

Estado del tiempo
2017-07-27

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 09:27

Marea max.: 12 cms.

Hora: 02:06

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 11 a 29 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-07-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4 -
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La marea verde rompe la espiral

“Robert Dahl, el teórico de la ‘poliarquía’ afirma que una de las condiciones mínimas para que un sistema político pueda ser considerado democrático, tiene que ver con el grado de libertad de expresión de una sociedad, así como con la posibilidad de tener acceso a fuentes alterativas de información.

Paradójicamente, nunca como en la era de la ‘seguridad democrática’, la sociedad civil colombiana se ha visto obligada a guardar silencio frente a temas éticamente reprochables como el de los mal llamados ‘falsos positivos’, o la precariedad de un sistema de salud excluyente, o lo nefasto que hay detrás de una política social basada en subsidios irrisorios para los pobres y agroingresos seguros para los ricos.
Hace menos de un año la psicóloga Claudia Ayola publicó una columna titulada ‘La espiral del silencio’ en la que hacía alusión a un suceso protagonizado por el médico Juan Carlos Borja y el presidente Uribe en el salón Barahona del Centro de Convenciones. Luego de interrumpir públicamente al Presidente y lanzarle algunos cuestionamientos frente a su gestión, Borja fue sacado del salón y tuvo que callar en medio de una multitud alienada que lo tildaba de loco, simplemente por pensar diferente. Así ha crecido, a lo largo de estos ocho años, la famosa espiral del silencio de la que habla la socióloga Noelle Neuman. Según esta teoría, las personas que tienen un punto de vista minoritario sobre un asunto público prefieren guardar silencio, mientras que, quienes comparten el punto de vista de las mayorías, se atreven a hablar más y los medios de comunicación tienden a amplificar sus voces y subestimar las de las minorías.
En Colombia hasta hace poco, aquel que cuestionara los errores que se cometían en nombre de la ‘seguridad democrática’, era tildado de guerrillero. No había términos medios, o se estaba con el Presidente o en contra de él. En medio de este panorama, ambientado por los santos ubérrimos, irrumpió esa marea verde que amenaza con desplazar prácticas políticas tradicionales y reivindicar la democracia a partir de la dignidad ciudadana. En este proyecto político nadie está contra nadie, todos están con los ciudadanos, todos con el país.
En vez de ataques y provocaciones, el discurso verde propone el respeto por las diferencias. En vez de ceder espacios a los ‘para’ para garantizar la seguridad del país, abre sus puertas a la cultura de la legalidad para hacer cumplir el Estado Social de Derecho. En vez de izquierda y derecha, inclusión y respeto. En vez de discursos rimbombantes, la simplicidad de una lección honesta. En vez de promesas y más de lo mismo, una apuesta renovadora que tiene en la educación -y no en las armas- su principal instrumento para el desarrollo social. Se respiran vientos de cambios. Cuando se ha perdido la confianza en las instituciones públicas, la propuesta verde emerge de la misma forma en que se perfiló Obama como candidato a presidente de los Estados Unidos, con un discurso conciliador y honesto, capaz de seducir a sectores históricamente apartados de las decisiones políticas como la juventud o la academia (…) La amenaza de la marea verde, tal como lo expresó la columnista María Jimena Dussán, ha logrado que ‘valores como la honestidad, la transparencia, la lealtad y el apego a la legalidad, se conviertan en tema de la campaña y vuelven a la agenda’. La marea verde rompió la espiral y amenaza con tomarse el poder por la verdadera vía democrática”.
Este texto lo escribió Mercedes Posada Meola y lo publicó en su facebook. Una comunicadora social tenaz, inteligente y bien preparada. El efecto social de la espiral del silencio convive con el miedo lo que, finalmente, termina petrificándonos. No somos capaces de manifestar lo que pensamos. Es por eso que agradezco el momento en que la corte constitucional tumbó el referendo reeleccionista. Los jueces nos salvaron de más arbitrariedad, abuso y descaro. Hoy respiramos más libertad que miedo. Hoy compiten la maquinaria política contra la ciudadanía. Es cuestión de participar con el voto. Ahora, falta romper la espiral local del silencio. Romper con tanto mito, show y falsas creencias.

ricardo_chica@hotmail.com

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

excelente,. lastimosamente

excelente,. lastimosamente aun siguen votando por Santos...