Indicadores económicos
2017-10-22

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-22

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 12:58

Marea max.: -6 cms.

Hora: 22:58

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

"La maricada no se cura"

‘China White’ es su alter ego, la mujercita inquieta, perversa y desenfrenada que lo habita, heterónimo del poeta culpable de sus versos y su literatura voraz, provocadora y crepitante.

John Harold Better Armella (Barranquilla, 1978) es el Pedro Lemebel colombiano, narrador sin treguas de la marginalidad y el bajo mundo, homosexual confeso, poeta retrógado, ‘underground’, y una esas plumas demoledoras que desmitifican con crudeza y sin miramientos las imposturas de una sociedad enquistada en la doble moral, la censura y el señalamiento.

Libros suyos, tanto de poesía, crónicas y relatos, dan cuenta, además de su talento sorprendente, de esa voz contestataria que escarba en virtudes y pecados, y que llama a las cosas por su nombre; todo esto sazonado con el humor negro y el sarcasmo que late a borbotones en su sangre caribe, y que produce sarpullido en aquellos lectores que lo odian y lo aman leyéndolo.

Libros como: ‘Anacrónicas travestis y otros relatos’, ‘Locas de felicidad’ y ‘Todos los destinos’, abonan la obra del joven autor barranquillero, cuyo único combustible en su escritura es la pólvora, el sudor y la linfa que segrega la locura, el dolor, el amor y el esplendor de su propia vida; como Fernando Vallejo, de su propio fuego secreto.



En la última edición de Soho, Better se fajó un artículo brillante de la experiencia que le dejó su viacrucis, con azotes de flagelante incluidos, dizque para curarse de la maricada.



No resistimos llamarlo para cuestionarle su intento.



¿Sí es cierto eso de que la maricada se cura o tu artículo de Soho no es más que un divertimento de tu literatura crepitante?



"El texto es un divertimento, una manera de vacilar acerca del tema; hacer creer que algo así puede tener cura, pero que al final es una broma, ya que no hay ninguna enfermedad qué curar".



¿Entonces se nace gay?

"Claro, es algo natural...".



Pero hay muchos que se visten de plumas en el camino, ¿o no?

"Una cosa es nacer y ser gay, y otra es hacerse el marica por pasar el tiempo. O simplemente por moda".

¿A ti desde cuando te picó la ‘abejita’?

"A mí me picó un avispón desde que tengo memoria".

¿Algún curita descarriado?

"No, pero sí un seminarista precoz".

¿Cuántos años tenías?

"Todavía era una flor sin deshojar: fresquitos y trémulos 18 años".

¿Es cierta esa vida marginal que llevaste en un principio como lo narras en tus relatos y crónicas?

"Sí, es cierto. Esa fue la vida oscura de una flor marchita hoy olvidada en las páginas de un viejo libro".

¿Cuánto tiempo estuviste aventurando en Bogotá?

"No más de tres años".

¿Volado de tu casa?

"Espantado como una mariposa negra".

¿Y cómo fue esa vida en Bogotá?

"Dura, fría, peligrosa, como un angelito desprotegido y extraviado en el infierno".

¿Desde cuándo escribes?

"Desde los quince años".

¿Y estudiaste Periodismo o Literatura?

"Todo lo que sé y lo que he escrito lo he aprendido en los libros y en la práctica".

¿Cómo descubriste a Pedro Lemebel, una de tus grandes influencias literarias?

"Por medio de un libro que hace cuatro años me participó un escritor amigo, Ramón Illán Baca: ‘Tengo miedo torero’".

¿Y cómo fue tu experiencia después de haber conocido a Lemebel, hace cuatro años en el Carnaval de las Artes de Barranquilla?

"Fue una experiencia vital, como cuando conoces a un ‘rock star’, y más lo fue cuando él, muy querido, prologó mi primer libro de relatos, ‘Locas de felicidad’".

¿De qué habla ese libro?

"De travestis, de asesinos, del amor, de la prostitución en Bogotá, y todo lo que se cuece en el mundo marginal de los homosexuales".

Y ‘Todos los destinos’, tu nuevo libro, ¿qué contiene?

"Es un oxímoron (metáfora ambigua) de que todos los destinos conducen a ninguna parte, empezando por el mío".

¿Vives de la literatura?

"Sí, vivo, a veces bien, a veces mal, pero vivo, que es lo importante".

Vienes de un hogar de alcurnia de Barranquilla, ¿qué dice tu familia de tu ‘locura’?

"Mi mamá es un amor y me respalda en todo; pero el resto de mi familia poco les importa lo que escriba, haga o suceda conmigo".

¿Tienes pareja, John?

"Tuve hasta hace tres meses, y a él lo menciono en la crónica de Soho".

A propósito, ¿si es cierto lo que cuentas en la crónica, de que te flagelaste en Santo Tomás (Atlántico) para expulsar el demonio de la carne?

"Sí, eso es verídico, con la ayuda de Dios y de una botella de aguardiente que llevaba para soportar los azotes".

¿Qué idea tienes de Dios?

"Una idea devastadora, alguien que puede acabar con todo en cualquier instante".

Dicen que la homosexualidad es obra de Satanás. ¿tú qué piensas?

"Si es obra de él, pues el diablo es un artista genial".

¿Cómo te las arreglas para apaciguar ese fuego que llevas dentro? ¿Te martiriza todo el tiempo?

"Es un fuego amigo, cómplice; un fuego que nunca llega a incinerarme; por el contrario, me revitaliza".

¿Cómo es tu vida en Barranquilla?

"Alegre, festiva, rodeado de amigos, artistas, bohemios, gente muy interesante".

¿Eres muy desenfrenado con el sexo?

"Sólo cuando amo".

Y cuando no tienes nadie a tu lado, ¿a quién acudes?

"Al recuerdo de mi ex y a la amistad de años con mi mano izquierda".

¿Qué lujos desearías permitirte?

"Una casa frente al mar, junto a mi ex...".

¿Prefieres el atleta vigoroso al filósofo otoñal?

"Ninguno de los dos. Prefiero el sensible e inteligente, sin importar la edad".

¿El tamaño sí importa, John?

"El tamaño de las ideas, aunque el fuego crepita con vastos troncos".

¿Qué les envidias a las mujeres?

"La capacidad de amar y perdonar a pesar de cualquier circunstancia".

¿Qué te levanta la ‘depre’? ¿Acaso un ‘porro’?

"Pero un porro interpretado por la banda de Sahagún, preferiblemente ‘La Vaca Vieja’".

¿Si te pidieran disfrazarte de qué lo harías?

"Me pondría una burka, el traje de las sufridas afganas".



¿Quién es John Harold Better Armella al desnudo?

"Un hombre que ha perdido muchos kilos y ha ganado mucha experiencia...".

¿En dónde echas todas esas plumas que se te caen?

"Son el relleno de mi plácida almohada".





* Apartes de una interesante entrevista de Ricardo Rondón a John Better.

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Qué más puede esperarse de

Qué más puede esperarse de una conversación entre maricones? Mariconadas