Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Las polémicas de Cartagena en 2015

-A A +A
 

1
‘Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente’. Probablemente Transcaribe, el Sistema de Transporte Masivo cuya construcción de larguísimo aliento se inició en 2003, sea el tema del que más se ha especulado —para bien y para mal— durante el año. Lo fue por su puesta en marcha el 27 de noviembre pasado. También por las pasiones de los inconformes que han llegado, en al menos tres ocasiones, a reventar con piedras los vidrios de los articulados y de las estaciones.
Para algunos no fue suficiente la parálisis en las obras de varios tramos, soportadas en casi doce años de prórrogas consecutivas. Tampoco que los indigentes utilizaran las estaciones como hoteles o que los mototaxistas las usaran como terminales. La violencia e intolerancia hizo también su papel. Y seguramente continuará dando de qué hablar, comprobando la frase de que “partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de miseria”.
El saliente alcalde Dionisio Vélez decidió empezar la etapa pedagógica de Transcaribe, ruta que por ahora conecta al Centro Histórico con la estación de María Auxiliadora. Hay quienes han acogido con total optimismo la implementación. Los usuarios se ahorran los insufribles trancones del mercado de Bazurto y poco a poco prefieren esperar esos 20 minutos de filas para entrar a los buses, antes que soportar la parranda caótica que tenemos por movilidad.
No sé todavía qué me vas a preguntar, pero me opongo. ¿La chatarrización de busetas para cuándo?

2
‘La próxima vez que lo vea, recuérdeme no saludarlo’. Estimados lectores, este segundo punto es más de lo mismo: la inseguridad. El año vuelve a cerrar como uno de los más violentos, ¿sorprende eso a alguien? Déjenme que les dé algunas cifras del mes pasado. 36 homicidios se perpetraron en noviembre en Cartagena. Comerciantes, albañiles, bicitaxis, abogados, vigilantes, carpinteros, amas de casa y estudiantes vieron cara a cara a la Flaca, a la Parca, a la Huesuda, a la lúgubre señora. Llámela como usted quiera, o mejor no la llame.
De esas treinta y seis muertes, seis fueron producto de atracos. Quince casos fueron por sicariato. Doce asesinatos se cometieron en riñas, de las cuales dos fueron por motivos pasionales. Las tres personas restantes murieron de tres modos diferentes. Uno fue dado de baja, al parecer, por un policía. Otro murió en un accidente. Y el último a causa de una bala perdida. Los números son contundentes y no tienen la menor gracia.
Resumiendo, además de que vivimos en una de las ciudades más violentas, coincidencialmente, también es Cartagena la cenicienta de las ciudades mejor educadas. La educación escolar pública se rajó en las Pruebas saber 11, antiguamente conocidas como Icfes, por detrás de ciudades como Medellín, Bucaramanga, Bogotá, Tunja y Cúcuta. Ustedes juzgarán si ambos temas tienen algo qué ver.
Paren el mundo que me bajo.

3
‘Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no los conozco muy bien’. ¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero… ¡pero cuestan tanto! El hundido Galeón San José es el tema internacional del momento. Bastó con que el Gobierno colombiano hiciera público el tesoro que guarda en las profundidades el mar de Cartagena, para que se iniciara una disputa internacional. El oportunismo de países como Estados Unidos, España, México y Perú salió a flote más rápido que aquel patrimonio arqueológico.
Ya está armada la codiciosa batalla jurídica.
Cuentan que cuando zarpó de Portobello, Panamá, Cartagena de Indias en 1708, para luego salir rumbo a Cádiz, España, las entrañas del Galeón cargaban unas 200 toneladas de oro, plata, esmeraldas y otras riquezas. Dicen que su valor actual andaría entre los 5.000 y los 10.000 millones de dólares.
Ya hay quienes se frotan las manos pensando en los metales preciosos y artefactos históricos. Los países no tienen sentimientos, sino intereses. Ojalá no nos pasé como con el territorio que perdimos recién ante Nicaragua en el archipiélago de San Andrés Islas. El presidente Juan Manuel Santos, acertadamente, ha dicho que el San José es de todos los colombianos, “un patrimonio de los colombianos para los colombianos”, y ha advertido lo que ya sabíamos: “ahora están apareciendo muchos dueños”.
El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida que se necesita un especialista muy avanzado para pillar la diferencia.

4
‘Jamás olvido una cara, pero con usted, estaré encantado de hacer una excepción’. Todos sabemos que la temperatura promedio de Cartagena es de unos 31 grados centígrados. Por tanto la energía eléctrica no es necesaria, ¡es vital! En 2015 nos aburrimos de ver las frecuentes protestas de ciudadanos, organizaciones sociales, sindicatos y demás centenares de personas hartos de estar hartos de Electricaribe. La empresa genera más discusiones y rabias que un matrimonio sin esperanzas.
Los repetidos cortes de energía, que algunos califican como “pésimo servicio”, son lo más democrático en la ciudad. Y si a éstos se les suma andar enfermo con el virus del Zika —versión renovada del Chikungunya 2015—, el asunto adquiere una connotación de tragicomedia.
En octubre el Ministerio de Salud confirmó que los primeros nueve casos de Zika en el país estaban concentrados en Turbaco y Cartagena. Dicen que el virus lo trajo al país un turista de Brasil. 26 millones de colombianos somos susceptibles de padecerlo porque vivimos por debajo de los 2.200 metros sobre el nivel del mar. Quienes lo han sufrido se dan cuenta de que es similar al dengue. Se transmite tras la picadura de un mosquito Aedes y debe su nombre a los bosques de Zika, en Uganda, África. Los síntomas duran entre cuatro y siete días.
De momento en Latinoamérica no se ha reportado ninguna muerte —ni por Electricaribe, ni por el zika—. En resumen, como dice Woody Allen, “me gustaría tener algún tipo de mensaje positivo que dejarles. Pero no lo tengo. ¿Aceptarían dos mensajes negativos?”.

5
‘¡Brindemos por nuestras novias y nuestras esposas!... ¡Que no se encuentren nunca!’. Queridos lectores, las controversias están a manos llenas. Faltan muchas polémicas, claro. ¡El glorioso Real Cartagena se sigue consolidando en la categoría primera B del fútbol colombiano! Ya parece que no hay nadie que saque de allí a nuestro club de fútbol fundado en 1971, la temible ‘Aplanadora del Caribe’.
En el mundo del espectáculo sí hay buenas noticias para Cartagena. Tras un ataque súbito de lucidez, a alguien se le ocurrió cancelar el concierto de Ricardo Arjona en la ciudad. Los empresarios alegaron desacuerdos entre sí. El recital proyectado para el 18 de julio no pudo ser. A los fanáticos del cantautor guatemalteco les devolvieron el dinero de la pre-venta. Será la próxima, chicos.
En fin, todo el mundo debe creer en algo, yo creo que voy a seguir bebiendo, discúlpenme.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64088 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese