Indicadores económicos
2017-06-25

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-25

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 08:00

Marea max.: 27 cms.

Hora: 00:00

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Leo Matiz: Un Caballero sin caballo

I

Está sentada en un pequeño salón del segundo piso, donde gira continuamente un documental sobre el período venezolano de su padre, que contempla 40 años de existencia (1950-1990). Luce un abrigo vinotinto sobre un vestido del mismo color. En su cabeza el cabello trenzado y recogido. Un par de perlas son los pendientes escogidos para la ocasión. Toda su presencia irradia una elegancia digna de la realeza. Al contemplarla, pareciera estar uno ante una Duquesa. Sí, la Duquesa de Macondo, probablemente.



II

La exposición la integran 46 fotografías en blanco y negro, tomadas, reveladas e impresas por Leo Matiz en Caracas. Destaca su acertado ojo para observar en detalle la modernista arquitectura de la capital de Venezuela. El espacio como lugar para ser habitado y recorrido, la mirada de Matiz consigue captar la Poesía y el Misterio que hay en la geometría mental del arquitecto. Al tiempo nos revela, reportero gráfico consagrado, el estado de furor y esperanza que suscitó la caída de la dictadura militar de Marcos Pérez Jiménez, el 23 de enero de 1958. La sala es pequeña. Muy pequeña para la estatura de la Obra de Leo. Sin embargo, su hija Alejandra, conserva la disposición para conversar.



III

“Cuando era pequeña le decía a todo el mundo que había nacido en Santa Marta. Cuando mi padre me llevó por primera vez a esa ciudad, me dijo: ‘Vamos para tu tierra’. Yo tenía 5 años y fui feliz en Taganga. Y no he dejado de serlo. Recuerdo que vi por la televisión a una señora grande, negra y le dije a él: “Cómo me gustaría que fuera mi madre. Soy feliz de ser la hija de Leo Matiz, de ser Santa Marta y de Aracataca. Le he dicho a la gente del pueblo que hay que hacer un pasaporte de Macondo”.



IV

El Maestro Leo Matiz le dio la vuelta al mundo 3 veces a lo largo de 60 años de actividad laboral. En 1948 fue consagrado como uno de los 10 mejores fotógrafos del mundo. Tras una breve investigación sobre la gran Obra de Leo Matiz se puede concluir que hace falta que su propio país lo reconozca como un personaje importante en la historia. México, Venezuela, Francia, Italia y otros países lo reconocen y admiran, pero no es así en Colombia.



V

El joven Leonet acaba de llegar a Bogotá. Ha logrado ingresar a El Tiempo como caricaturista gracias a su trabajo desarrollado, hasta este momento, en Santa Marta. Enrique Santos Montejo “Calibán”, director del periódico, se acerca a su puesto de trabajo: “Hágase fotógrafo. Necesitamos más un fotógrafo que un dibujante”, fueron las palabras de “Calibán” al obsequiarle una Roylander y 10 pesos para comprar rollos. Está emocionado, algo asustado. Dedica sus primeros clics a hacerse autorretratos. Poco a poco domina la técnica.



VI

En 1939, como corresponsal gráfico de El Tiempo, Leo Matiz realiza un recorrido por las regiones de Colombia que finaliza en la costa caribe para documentar sus impresiones de la Ciénaga Grande del Magdalena. Un amanecer de esos estaba metido en el agua. Sólo le hacían falta dos clics en el rollo. Ve a unos pescadores en su faena. Obtura. Sale del agua, va a desayunar con ellos. Vuelve a la casa en la que se hospeda, revela debajo de la cama, imprime las últimas, no puede contener el grito. El resultado es su famosa fotografía “La Red”, también conocida como “El Pavo Real del Mar”. Esa foto se la compró, en 100 dólares, un coleccionista japonés. En alguna ocasión, Leo aseguró que con “La Red” pagó deudas y conquistó a muchas mujeres. Se casó 7 veces.



VII

Con la perspectiva afortunada que ofrece el tiempo, podríamos conjeturar que la Obra de Leo Matiz contó con el ojo visionario de “Calibán”, abuelo del actual Presidente de la República, Juan Manuel Santos. “Cuando íbamos de visita al edificio de El Tiempo, mi padre siempre decía: ‘Aquí hay unos ladrillos míos’. Él fue muy amigo de  don Hernando Santos. Me gustaría repatriar la Obra de mi padre - actualmente en México – si hubiera una ayuda del gobierno colombiano. Al tiempo quiero trasladar la sede principal de la Fundación Leo Matiz a Bogotá, meterle apoyo al Museo de Aracataca y una exposición permanente en el camellón de Santa Marta. Vamos a ver qué pasa”, dice Alejandra.



VIII

Leo y Alejandra tuvieron una relación muy especial. Ella, al igual que su hermano Leo, es producto del quinto matrimonio. Fueron muy amigos. Él la condujo por los sinuosos caminos del Arte. Cuando Alejandra tenía 10 meses, Leo la amarraba a la silla de montar de un burro que llevaba del cabestro mientras montaba su caballo negro. “Nos fuimos a vivir a Venezuela, donde viví hasta los 7 años. Luego volvimos a Colombia, pero las cosas entre ellos no andaban bien”, cuenta ella. Leo y su esposa se separaron cuando Alejandra tenía 18 años. Ella se fue a vivir con él a Venezuela y Leo se quedó con su mamá. Cuatro años después, en 1973, Leo Jr. Murió de una sobredosis, lo que la hizo aferrarse mucho más a su padre. Se casó 4 veces, con dos colombianos y dos italianos. Tiene una hija ítalo-venezolana que se dedica al judaísmo. “Me siento casada con la Obra de Leo Matiz, quizá este sea mi quinto matrimonio. Heredé esta gran responsabilidad”, dice ella.



IX

El primer país que visitó Leo Matiz fue Panamá. En tránsito hacia México visitó Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Guatemala. En el país de los aztecas y mayas retrató a la élite artística de los años cuarenta, entre ellos a Frida Kahlo, Diego Rivera, Mario Moreno “Cantinflas”, Agustín Lara y María Félix, de quien fue íntimo. Tras la disputa que sostuvo con David Alfaro Siqueiros por unas fotos de su mural “Cuauhtémoc contra el mito”, su estudio fue quemado. Por lo que decide radicarse en Venezuela.



X

Fotografías de Leo Matiz pueden ser vistas en el Museum Of Modern Art (MOMA) de Nueva York y pronto estará en la Tate Gallery de Londres. Exposiciones suyas han girado por los 5 continentes. La valoración de su Obra crece día a día. El gobierno francés le dio la “Orden Caballero de las Artes y las Letras” en 1995. Ese día, en medio del regocijo por el reconocimiento le dijo a los periodistas: “Soy un Caballero sin caballo, porque el que tenía me lo quitó la guerrilla, con todo y finca”.



XI

Leo fue testigo de importantes acontecimientos históricos. Por ejemplo, estuvo en París el 25 de agosto de 1945, el día en que los aliados liberaron la ciudad del yugo alemán. “Era como si algo lo mandara al momento justo, en el lugar indicado. Si tomaba el retrato de alguien, era porque se iba a convertir en estrella o se iba a morir”, dice Alejandra. Prueba de ello son las primeras fotografías de María Félix, “Cantinflas” o Frida Kahlo, en el México de los años 40. O la foto de las manos de “Calibán”, autor de la columna “La danza de las horas”, tomada tres días antes de su muerte.



XII

Con Gabriel García Márquez comparten no solo su ciudad natal, sino que coincidieron en la caída del dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez. Gabo escribió el artículo y Leo tomó las fotos. La revista “Paris Match” les dio la célebre portada de la cabeza de un cerdo con anteojos oscuros. Incluso se dice que Leo tomó las fotos de “Cien Años de Soledad” treinta años antes de que Gabo lo escribiera.



XIII

Su padre, Tulio Matiz, le leía a Cervantes siendo niño. Eso alimentó la imaginación desbordante de Leo. También lo llevó al cine, donde enloqueció con Mickey Mouse. Siempre quiso conocer a Walt Disney. En 1945 se produjo el encuentro, del cual se conserva un retrato.



XIV



El día que cumplió los 3 años de edad, Leo Matiz le relató a su mamá el suceso de su nacimiento con una impresionante lucidez: Había sido dado a luz en el lomo de un caballo por ella, llamada Eva. Siempre amó los caballos y hasta los 12 no precisaba si su madre era Eva o el caballo. Era de esperarse que un día le fuera concedida la Orden de Caballero.

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese