Indicadores económicos
2017-03-29

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-29

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 07:11

Marea max.: -2 cms.

Hora: 11:51

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 15 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Llueven flores para Charles Dickens

-A A +A
 

No dejan de llover flores para Charles Dickens.



El martes 7 de febrero Londres celebró los doscientos años del natalicio del escritor. La ciudad se puso de pie para honrar a uno de los mejores escritores del mundo. Dickens está enterrado entre Shakespeare, Chaucer y Fielding en la Abadía de Westminster.

Charles Dickens (Portsmouth, 7 de febrero de 1812 – 9 de junio de 1870), es considerado el segundo autor inglés más importante después de Shakespeare. Desde muy joven deslumbró a sus lectores por su capacidad para  hipnotizarlos con sus tramas narrativas y mantenerlos despiertos y en suspenso,  gracias al retrato inolvidable de sus personajes, la descripción de las escenas y el manejo de los diálogos. La gente hacía cola en su época para leer sus historias.

Vivió una infancia novelesca y terrible. A su papá que era alcohólico, lo encarcelaron por deudas y él se vio obligado a abandonar la escuela y convertirse en un autodidacta. “El Quijote de la Mancha” fue uno de los libros que más lo conmovió. Trabajó en varios oficios para sobrevivir. Recibió una herencia por parte de una abuela y pudo volver a la escuela. A los 15 años volvió a trabajar, como mensajero. Consiguió hacerse redactor y emprender una carrera como periodista.

Sus experiencias de infancia aparecen en su novela David Copperfield. Dickens delineaba a sus personajes con profundidad y carácter, y le gustaba trabajar junto a sus ilustradores para precisar rasgos y detalles de la personalidad de sus criaturas. Esos personajes son el reflejo  implacable de las miserias de la naciente sociedad industrial y las costumbres de la época victoriana.  Las imágenes más inolvidables son aquellas que creó para su Canción de Navidad (1843).

Retrató y criticó a la sociedad inglesa en sus artículos para The Monthly Magazine bajo el seudónimo de Boz. Se casó con Katherine, en 1836, y tuvo 10 hijos.

Irrumpió en 1836 con la publicación de Papeles del Club Pickwick, que se vendió de manera seriada y por entregas, logrando un éxito abrumador entre sus lectores. Cada serie contenía un suspenso que ataba al lector con el escritor, siempre interesado en conocer el final de sus personajes, como su libro Oliver Twist (1837) que estremeció a sus contemporáneos.

“Es de sobra conocida la historia de la multitud congregada en los muelles de Nueva York a la espera de que llegase el barco con las últimas entregas de La tienda de antigüedades (1840), y que a gritos preguntaban a los pasajeros y la tripulación “¿Ha muerto la pequeña Nell?” (Lodge, 2002).

Viajó a Estados Unidos y se desencantó de ese país al conocer de cerca la esclavitud. Al volver a Inglaterra escribió Notas Americanas, en donde desnuda y enjuicia a la sociedad americana. Fue nombrado hijo adoptivo de Edimburgo. Conoció a Alejandro Dumas y a Julio Verne en sus viajes.

Con la publicación de David Copperfield (1849) se convirtió en el escritor más popular de su época, al vender en poco tiempo cien mil ejemplares.  Sufrió problemas de salud a partir de 1850, se divorció y tuvo que vivir la muerte de su padre, una hija y su hermana. En 1865 tuvo un terrible accidente de tren.

En 1870 sufrió un derrame cerebral que le llevó a la muerte el 8 de junio.

“En 1870, cuando Dickens murió, en todos los hogares ingleses, americanos, canadienses, australianos, se anunció esta muerte a los niños como si se tratara de un duelo de familia.

Se cuenta que uno de los pequeños dijo: “¿Mr. Dickens ha muerto? ¿Es que el Papá Noel también morirá?” (Maurois, 1952).

Notas recomendadas
2463 fotos
69435 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese