Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los maestros de la gaita en Cartagena

-A A +A
 

La gaita no deja de deslumbrar a Colombia y al mundo. Luego de más de medio siglo de estar mostrando lo más legítimo y profundo de lo que somos, la gaita vuelve a cobrar una dimensión de respeto y valoración en Cartagena.

Dos hechos significativos ocurrieron entre el pasado 13 y 14 de mayo de 2010 en Cartagena: La U. Tecnológica de Bolívar y su dirección de Bienestar Universitario, como un preludio del Día del Maestro, rindió homenaje a los grandes maestros del folclor y la gaita, por su aporte a la cultura regional y nacional. Los homenajeados fueron: Catalino Parra, Goyo Almeida, la cantadora Martina Camargo, Juan de Dios Narváez, José Eljach, Hernando Cova y Luchito González. El acto se cumplió en la Casa Lemaitre con un diálogo entre estos maestros del folclor.
Al día siguiente, la Corporación Gaiteros de Cartagena, organizó un Gran Concierto de Gaitas y Cantores, en el Hogar Infantil El Portalito, en el barrio El Socorro. Se dieron cita allí: Catalino Parra, Juan de Dios Narváez, Los de la Vereda, Martina Camargo, Goyo Almeida, José Eljach, Hernando Cova, Sixto Silgado “Paíto”, los Gaiteros de Ovejas.
Ariel Ramos Arango, directivo de la Corporación Gaiteros de Cartagena, reconocido gestor cultural de la ciudad, fundador del Comité Cultural del Socorro, sostuvo un diálogo con Dominical sobre la experiencia que ha tenido al frente de la gaita. Estas fueron algunas de sus confesiones:

LA GAITA TIENE SU HISTORIA

Ariel Ramos rememora los antecedentes de la historia de la gaita en Cartagena y llega a la conclusión de que “en la historia de los festivales, los grupos de gaitas conformados en Cartagena, son los que más festivales han ganado hasta hoy”. No hay institución educativa o universidad que no tenga su grupo de gaita. Es decir, la gaita forma parte no sólo “del proceso de formación”, sino también del conocimiento de nuestra historia cultural.
En 1983, con motivo de la celebración de los 450 años de Cartagena, “existían puros grupos de música de origen africano con influencias Palanqueras, como eran Casimba Bongoes, Son Palenque, entre otros y la mayoría eran de la zona de los Barrios de Nariño y circunvecinos”.
“Para esa época existía un sólo grupo de gaita bien conformado que era Corinche de la U. de Cartagena, de la Facultad de Economía y cuyo Instructor era el Maestro José Lara y en el Colegio Nocturno Rafael Núñez, estaba como Instructor Catalino Parra.
Empieza a surgir el movimiento de la música de gaita en Cartagena, conformado en su mayoría por estudiantes Universitarios llegados de los Montes de María y toda la Sabana, hasta cuando se da el Primer Festival de Gaitas en Ovejas (Sucre), ya en Cartagena estaban conformados algunos grupos con integrantes de Sincelejo, Corozal, San Juan, San Jacinto, entre otros. Entre ellos, se encontraba Juan Sierra y sus Gaiteros. Es así como la ciudad empieza a interesarse por la música de gaita y a crearse un ambiente afine a la gaita”.

San Jacinto deja su huella

El espejo de los gaiteros urbanos era San Jacinto, no sólo por el impacto ancestral de su música, sino porque además estaban dictando talleres de gaitas en Cartagena. Venían con sus gaitas que ellos mismos hacían y con tambores y bombos que las instituciones y las tiendas de artesanías, les solicitaban. Uno de los hechos formidables de este proceso es la creación del Festival de San Jacinto que irradia otras iniciativas en Cartagena, como la gestación del Festival de Gaitas del Socorro en el año 1990. Un puente entre San Jacinto y Cartagena que hace visible a los maestros de la gaita entre los jóvenes.
“El mayor aporte de los gaiteros de San Jacinto, para las primeras generaciones de la gaita en Cartagena fueron la presencia de ellos el tomar de su propia fuente, visitarlos allá en su pueblo y de tenerlos como instructores en la ciudad”, dice Ariel, “pero hubo otro muy importante como lo fueron sus grabaciones musicales. De allí se tomó mucha referencia para los aprendices de esa época naciente de la gaita en la ciudad, por tal razón se ve reflejado la forma de interpretación de la gaita, su melodía a sus notas sus cantos, muchos querían tocar la gaita hembra como Juan Lara, y entonar los cantos como Toño Fernández o Catalino Parra. Se inicia así un proceso con las universidades e instituciones educativas y se acrecienta de manera sistemática el aprendizaje de la música de gaita”.

DEL PATIO AL SOLAR SONORO

Desde que los viejos gaiteros recorrieron los cinco continentes con sus abarcas tres puntás y sus mochilas, encantaron al mundo con una música pura y bella, con la que nuestros ancestros intentaron competir con los pájaros y musicalizar sus deseos y querencias.
Escuchar la gaita tradicional y contemporánea, la que heredó de Toño Fernández y los Hermanos Lara y la voz de Catalino Parra, la gracia indígena y los saberes y los prodigios montunos, es sencillamente reencontrarnos con el alma cantada de nuestros vivos y nuestros muertos.
Pero junto a los saberes indígenas, el aporte de los afrodescendientes, el recuerdo vivo de Encarnación Tovar, “El Diablo”, y la grandeza musical de Sixto Silgado “Paíto”, el encanto del finado José María Sayas y los nuevos aportes urbanos de la gaita cartagenera que encuentran nuevas motivaciones a la herencia sanjacintera y ovejera. Escuchar a Catalino Parra cantar Josefa Matía, El Morrocoyo, La verdolaga, es un regalo de los dioses. Basta que suene La ceiba, Candelaria, La Maestranza, El Favorito, para que la gaita despierte a los muertos.
“Ya las nuevas generaciones tienen muchas mas referencias, tanto de los sanjacinteros, como de los Ovejeros y lo que hoy le llamamos la gaita negra, como también de los propios grupos cartageneros que iniciaron en la ciudad”, señala Ariel.
“Los Gaiteros de Ovejas tienen una conjugación diferente de interpretación, puede estar entre lo que ellos como ovejeros interpretan de origen la cadencia, la utilización del bombo, y el bambuqueo del llamador, conjugado con la fuerza de la gaita negra y la cadencia de sus interpretaciones.
Las melodías nuevas con tendencias urbanas, en las letras o nuevas creaciones de la composición son con una proyección actualizada sin dejar de un lado lo rural, sin olvidar el origen de la música de gaita, sus composiciones van conjugadas con melodías más a la época.

NO SE COMPITE, SE COMPARTE

El Festival de Gaitas del Socorro ha tendido puentes con San Jacinto, Ovejas y los gaiteros urbanos. Es el barrio “donde han llegado los mejores interpretes de esta música, con la libertad de su interpretación, con la libertad de compartir entre ellos mismos, aprender el uno del otro”. Y para ser contundente, Ariel ha expresado que la clave del Festival del Socorro “es que allí no se compite, se comparte”.
“Desafortunadamente nuestras administraciones no les han dado la importancia que se merece, no han entendido que es un evento de la ciudad, es un evento que debe estar institucionalizado, que debería tener su propio aporte económico destinado.
A nosotros nos tiene en pie la fuerza de voluntad, la comunidad, y los grupos de gaitas, más que los recursos asignados para la realización de este evento”.

Publicidad
Publicidad
2325 fotos
63972 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese