Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-18

Dólar (TRM)
$2.924,77
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,61
UVR, Hoy
$242,64
Petróleo
US$52,48

Estado del tiempo
2017-01-18

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 23:00

Marea max.: 4 cms.

Hora: 05:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Martha Sánchez: La historia que cuentan los colores

-A A +A
 
Los pintores cuentan historias a través de los colores. Algunos cuentan emociones, a través de sus trazos oscilantes entre lo abtracto y figurativo. Alejandro Obregón solía decir que él “pintaba emociones”, “quiero pintar el viento”. Cada dedo de su mano era un ojo vigilante. Recuerdo su fascinación cuando encontró aquella metáfora del poeta Octavio Paz, en la que diez dedos eran diez ojos. Ahora estamos ante una exposición reciente de la artista Martha Sánchez, dentro de la colectiva denominada “Libertad”, que se exhibe en el Museo de Arte Moderno de Cartagena. Su obra no se ha limitado al paisaje sino a la figura humana, pero en el Caribe el ser humano se funde con el paisaje, forma parte de ese mismo universo de pulsión, color, vibración y vida. Si se mira su obra de la última década y la más reciente, la fusión ha dado frutos extraordinarios. Ha pintado la misma mujer en el tiempo y sin embargo no es la misma: es la mujer-niña que sueña con ser reina de belleza, es la mujer que vende frutas en las playas de Cartagena, es la mujer que descubre su espíritu más allá de su piel. En todas, hay mutaciones de paisaje y ser. El paisaje es visto desde afuera y desde adentro. La palmera es ahora el traje de la negra. El mar se desborda de su pollera. La ponchera de frutas es el mundo y es el trono de la reina. La canoa semeja una enorme patilla o sandía y la corona de la negra parece otra enorme canoa que pendula sobre su equilibrio. Fruta, canoa, palmera y mar no son paisajes y elementos sueltos sino integrados al cuerpo y al espíritu de la negra y del rico mestizaje del Caribe. Sus obras han encontrado una nueva irradiación de luz que prosiguen una rica tradición cromática en América Latina. No va tras los simbolismos y las señales mágicas de Rufino Tamayo, Wilfredo Lam o Roberto Matta, pero sin embargo, algunas de sus pinceledas están resuelvas bajo el ánima de color de algunos de estos maestros, especialmente de Tamayo. La sandía empieza a cobrar otras dimensiones en la mirada de Martha Sánchez. Es algo más que fruta que sensualiza los sentidos. De esa sandía puede surgir una mujer, un corazón tembloroso, una explosión de espíritus. Pero ella se apega a las formas fugurativas y en instantes se suelta hacia la libertad de lo abstracto que es un elemento discreto e integrado a su obra. La curadora María del Pilar Rodríguez dice que “la obra de Martha Sánchez nos enfrenta a esta variedad de sueños, desde la claridad de la niña hasta la confusión de la adulta. Toda mujer fue niña alguna vez, y aún, en las más precarias circunstancias acuñó sueños, por corto ó largo tiempo, tan lejanos ó cercanos como sus condiciones socio-económicas se lo permitieran, pero siempre hubo para la mujer un sueño, ese ideal de vida, identificado generalmente con un papel, una forma de vida específica, según el modo de ser de cada sujeto femenino. Así existen aquellas que soñaron con llegar al altar, las que desearon ser modelos, las que quisieron ser reinas, tres papeles muy populares entre las mujeres hasta hace un par de décadas, cuando la mujer en busca de la igualdad a lo masculino, hizo a un lado estos sueños ó los mezcló indefiniblemente con otros de realización profesional, producción de dinero, poder, entre otros muchos objetivos que la han emancipado, le han valido logros pero a veces también han turbado su panorama, enfrentándola muchas veces a un desasosiego...” La obra de Martha Sánchez se exhibe aún en el Museo de Arte Moderno de Cartagena, junto a las obras de Chando Yances, Magola Moreno, Pilar Meira, y Sandra De la Cruz (Cartagena), de quien nos referiremos de manera individual.
Publicidad
Publicidad
2376 fotos
65714 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese