Indicadores económicos
2017-02-20

Dólar (TRM)
$2.902,81
Dólar, Venta
$2.858,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,64
Euro
$3.091,49
UVR, Ayer
$243,77
UVR, Hoy
$243,86
Petróleo
US$53,40

Estado del tiempo
2017-02-20

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 00:23

Marea max.: 12 cms.

Hora: 07:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.1 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Memoria radial solle

-A A +A
 

“Cuando se acabó Victoria Internacional Estéreo, se acabó Cartagena” Este es el testimonio de Irina Mercado Marsiglia, cuando pregunté su opinión acerca la brusca desaparición de la mencionada emisora.

Llevo cierto tiempo interesado en la experiencia que los adolescentes tuvimos con la música “solle” y las prácticas culturales que de allí se desprendieron entre los años setentas y ochentas. En primera instancia, aclarar a las nuevas generaciones, que el término “solle” es la contracción de la palabra sollado, arrebatado, alocado. Se trató de una forma de designar a los jóvenes que nos gustaban (nos gustan) ciertos géneros musicales como el rock, el pop, la música disco, el R&B, la música country, entre otros que fueron apareciendo como el rap, el dance, el tecno etcétera.

Cuando escuchábamos esa música por La Victoria, nos sollábamos: en el baile, en la ropa, en el estilo de vida. Para la época Cartagena era una ciudad optimista frente al futuro. El lejano año dos mil, se veía como una gran fiesta disco por venir. El optimismo se lo atribuyo a que, nuestra sociedad, no era tan desigual: había relativa opción de trabajo y por tanto, había consumo. De ahí que aparecieran barrios como El Socorro, Chile, Los Cerros, Los Calamares entre muchos otros, así como también, urbanizaciones como El Refugio, Buenos Aires o Tequendama. ¿Quién no era optimista cuando su familia compraba una casa? Además, aparecieron nuevas rutas de buses, el aeropuerto de modernizó, llegaron las grandes cadenas hoteleras, aparecieron los primeros centros comerciales, se trasladó el mercado público y apareció el centro de convenciones. También, emergió el formato de supermercado en los Almacenes Magali París, fue ahí, donde instalaron la primera escalera eléctrica y la gente hacía fila para estrenar semejante maravilla moderna.

No había internet, ni televisión a colores, ni cable, ni redes sociales, ni celulares, pero, la gente se comunicaba más, la gente estaba más cerca entre sí, por una razón simple: importaba más el que estaba presente que el que estaba ausente. Ahora es exactamente al contrario. Es por eso que ir al cine era un acontecimiento colectivo, bullicioso, vibrante, emocionante. Desde que se hacía la fila, o se compraba boleta a los revendedores. A través del cine los jóvenes se apropiaron de un estilo de vida que se adoptó a las prácticas culturales locales. A través del cine nos vino el perro caliente, la hamburguesa, la malteada o la pizza. Y aquí se reinventó la comida rápida: perros con piña, con papitas, con chorizo y, por esa misma vía, apareció la arepa trifásica. En ese proceso de apropiación apareció la moda: todo el mundo se quería parecer a John Travolta, en su papel de Tony Manero, en “Fiebre de Sábado por la noche”. Camisas de cuello en V, zapatos de plataforma, pantalones de bota ancha, afro. Y la forma de caminar, la forma de posar para una foto. Mientras Michael Jackson se convertía en el rey del pop, a través de su LP “Thriller”.

La música “solle” era la banda sonora urbana de nuestras vidas y los locutores de La Victoria eran voces de avanzada, que nos conectaban con el mundo. En ese momento ocurre uno de los acontecimientos culturales más importantes de Cartagena en el siglo XX: El Festival Internacional de Música del Caribe. Allí aprendimos dos cosas, por lo menos. Uno. Que la sociedad cartagenera es capaz de construir lo público y congregarse fraternalmente alrededor de la identidad Caribe. Dos. Nuestro centro dejó de ser Bogotá, para sentirnos del mundo. Nuestro centro era el mar. Nuestra tragedia consiste en que olvidamos ambas cosas. Ángel Thorrens, El Mono Escobar y Manuel Lozano, están empeñados en revivirlo, quizás, así, reaparezca La Victoria y aquella Cartagena inolvidable y orgullosa.

Escribí el libro “Memoria Radial Solle: Dinámicas urbanas, música mundo e identidad juvenil en los sectores populares de Cartagena 1975 - 1985”. Su versión digital puede descargarse en: http://unicartagena.edu.co/publicaciones/libros.php. Espero sus comentarios.





ricardo_chica@hotmail.com

Notas recomendadas
2409 fotos
67310 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

EXCELENTE RICARDO , TE

EXCELENTE RICARDO , TE FELICITO , MUY BUENA REDACCION , VICTORIA INTERNACIONAL STEREO ESA ERA MI EMISORA FAVORITA, BACANO , ME HIZO REGRESAR EN EL TIEMPO , Y DEFINITIVAMENTE TODO TIEMPO PASADO FUE MEJOR.
ESPERO SIGA CON REDACCIONES COMO ESTA EN UN FUTURO , FELICIDADES