Indicadores económicos
2017-12-16

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-16

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.7 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

No aplica

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0 - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Mucho+ Mayo: La fiesta inédita de la creatividad

Se mueve. Y su movimiento desafía el círculo vicioso y apuesta a la espiral. El Festival Mucho + Mayo que culmina hoy es la lección cultural de mayor altura, ambición y arraigo en la comunidad cartagenera, especialmente entre jóvenes, hombres y mujeres.

“Crear es ejercer ciudadanía”, ha expresado la alcaldesa Judith Pinedo, que ha liderado  esta iniciativa y su voz se ha hecho tangible en la imaginación y creatividad de grafiteros, grupos de hip hop, artistas, escritores, gestores culturales y líderes comunitarios. Una propuesta que abarcó nueve visiones coherentes y articuladas: + Arte (invasiones plásticas), + Danza (el tiempo hecho cuerpo), + Música (sonoridad sin límites), + Diversidad (identidades y diversidades), + Palabras (Voces y letras en movimiento), + Jóvenes: festival de estudiantes,  + Imagen: (Proyecciones en perspectiva), + Saberes (Reflexión entre jóvenes).

Todo empezó muy temprano en la mañana del lunes con la instalación de Nelson Fory, al intervenir con pelucas afro las estatuas del Camellón de los Mártires, Pedro de Heredia y Simón Bolívar.

“La historia nuestra, caballero”, iniciada por Fory fue el principio de una acción irreverente y una puesta escena del pensamiento: ¿Qué pasaría si la estatuaria cartagenera fijara la mirada a los héroes invisibles de las comunidades afrodescendientes, indígenas y mestizas que aportaron al proceso de construcción de la Independencia de la ciudad?

Los grafiteros recuperaron visualmente y estéticamente el Callejón de los Zapateros, con unos murales bellísimos alusivos a la Independencia de Cartagena, pero también a otra perspectiva de la historia contemporánea: ¿atrás quedó la historia de los piratas y los conquistadores españoles? Bella la metáfora de un cañón disparando flores.

El colectivo Pedro Romero Vive  suscitó la perplejidad de los transeúntes en la mañana del miércoles, en pleno Centro amurallado, con su acción Frágil o embalados, al envolver con plástico de embalaje las estatuas de Cristóbal Colon, Pedro de Heredia, e India Catalina, “representaciones históricas del pasado colonial de la ciudad”, ubicadas en las Plazas de la Aduana, de los Coches y Puerto Duro, y luego, invitó a los ciudadanos a dejar mensajes en hojas pegadas con cintas o amarradas con hilos, para reconocer las nuevas voces de nuestra historia viviente. Tanto la intervención de Fory como la acción de Pedro Romero, buscan hacer visibles sectores populares que no están representados en esas estatuas. Pero el discurso conceptual y la puesta en escena no son leídos ni interpretados fácilmente por los ciudadanos y mucho menos en una ciudad como Cartagena, no habituada a propuestas iconoclastas e irreverentes como las que ha vivido en esta semana. La coyuntura histórica del Bicentenario amerita replantear enfoques ortodoxos, acartonados, excluyentes, discriminatorios, prejuiciados, y revitalizar la democracia, ese espacio donde la diversidad hace posible una nueva ciudadanía.

Las ceremonias artísticas dotadas de silencios simbólicos y elocuentes logran muchas veces (y eso no es medible racionalmente), iluminar zonas penumbrosas del ser y la historia. Una Cartagena que a diferencia del resto del Caribe colombiano tuvo dos experiencias traumáticas: haber sido puerto de la esclavitud de africanos y la de padecer durante doscientos doce años el Tribunal de la Inquisición. Dos vivencias de represión amurallaron y vulneraron el alma de los cartageneros durante los siglos tormentosos de la conquista española. Se reprimió la imaginación, el movimiento del cuerpo, la sensualidad y la sexualidad, el toque de tambores, la libertad de creer en un dios distinto al de la Iglesia Católica, en suma, se prohibió ser diferente.

Si nos asomamos un poco a la historia personal de Pedro de Heredia nos daría vergüenza tener semejante estatua en el corazón de Cartagena de Indias, y lo mismo diríamos de Colón: ¿Por qué no instaurar en la Plaza de la Aduana una escultura que rinda homenaje a doscientos años de Independencia, una imagen de lo que hemos podido forjar como comunidad humana en la historia? Una escultura a Benkos Biohó, Pedro Romero, José Prudencio Padilla, para citar tres de ellos, tendrían más sentido y trascendencia. Pero si apostamos a la exigencia creadora, instauraríamos una escultura a la más alta contribución a la ficción literaria, al personaje de ficción de más alto vuelo: Remedios La Bella, de nuestro eterno y querido García Márquez, que sería un múltiple homenaje a su literatura y a todas las mujeres bellas y guerreras que han volado en la historia nuestra: Las Policarpas de la Independencia.

Pero bien: no sólo se vive de símbolos y Cartagena requiere de transformaciones tangibles y mayores obras de infraestructuras, junto a los logros en el campo de la educación y cultura. Un festival como Mucho+Mayo apuntala a Cartagena en el escenario de incluir a su propia ciudadanía en el disfrute de su arte: las instalaciones de Carlos Agamez, con sus Estados de un conflicto, cuyas esponjas en forma del mapa de Colombia, busca exorcizar el dolor de las víctimas del desplazamiento en Nelson Mandela.  La obra de Wilger Sotelo, cuyo Estudio Portátil, busca recrear la imagen de vecinos de diversas comunidades con  una escenografía y utilería de la época colonial. El golpe simbólico del espeque (herramienta usada por los campesinos al sembrar) reutilizada por Carlos Fúnez en su performance “Impacto”, para remitirnos al desplazamiento.

Mucho + Mayo, iniciativa impulsada por la Alcaldía de Cartagena, a través del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, en comunión con sus colectivos artísticos, ha  probado sus más altos frutos en esta primera versión. Tomó el “pulso al poder creativo de un segmento de la población que reclama atención desde las políticas públicas locales, y especialmente desde el arte y la cultura”, ha expresado Irina Junieles, directora del IPCC. El pulso ha irradiado a toda Cartagena.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese