Indicadores económicos
2017-05-30

Dólar (TRM)
$2.913,47
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.261,92
UVR, Ayer
$250,15
UVR, Hoy
$250,19
Petróleo
US$49,80

Estado del tiempo
2017-05-30

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 10:53

Marea max.: 19 cms.

Hora: 03:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-05-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Olivier Assayas

Fascinante escuchar al genial director francés Olivier Asaayas (1955),  el director de “Carlos”, un artista de la palabra que a lo largo de su vida ha sido escritor, crítico de cine y de música y uno de los renovadores del cine francés contemporáneo.

Trabaja en la actualidad en un nuevo filme “Después de mayo”, sobre el impacto de aquel mayo de 1968 en la vida de adolescentes de los años setenta en París. “No será una película de cuatro horas”, dice sonriente,  a propósito de su celebrado filme “Carlos”,  de cinco horas de exhibición.

Contó que su padre

Mi papá escribió guiones en un par de películas. Era judío y tuvo que huir de Francia durante la guerra. Elogió al cine latinaomericano: “El cine  de América Latina está floreciendo, hay una nueva onda fabulosa en Colombia, México, Argentina. Lo que percibo es que hay una nueva energía en el cine de América Latina”.

Rigor para construir una historia, para escribirla y convertirla en imágenes, es la lección de Olivier Assayas, quien transmite a cada uno de sus actores la creación de nuevos espacios de apropiamiento del personaje.

“Siempre quise ser director y productor de cine. Empecé haciendo cortos.  Pero solo cuando salí de París hacia Hong Kong, aprendí acerca de la geopolítica del cine y me definió mi enfoque en los medios. No quería quedar confinado en las fronteras francesas  porque eso limitaba mis herramientas para descubrir el mundo moderno. Descubrir otros idiomas.  Las películas no se hablan solo en inglés, pero el inglés es un idioma universal que nos permite comunicarnos. Eso es un hecho de la vida que hoy estemos comunicándonos en Cartagena no en francés sino en inglés.

Quería que mis películas pudieran verse y entenderse más allá de las fronteras de Francia. La idea de abrir la ventana del cine local y tratar de conectarse con el gran mundo, ha sido significativo para mí. El mundo se está volviendo uno solo. Lo que es relevante para un país puede serlo para otro país. Yo crecí observando películas de todo el mundo en París. El cualquier día de la semana puedes ver buen cine. El amor por el cine en Francia es extraordinario.

Me gusta observar a los actores. Ser actor es un trabajo de todos los días. Para mí el problema es ser capaz de inventar una forma propia de funcionar con los actores para lograr desempeños genuinos. Hay que observar a los actores para escoger a los correctos. El truco es escribir para ellos. Con el actor venezolano Edgar Ramírez tuvimos una experiencia excepcional porque es brillante, inventor, cálido, generoso. Gradualmente entendí a través de los años que había que dejar un espacio abierto a la improvisación. Un espacio para que los personajes lleven sus propias intuiciones a la escena, sus propias palabras. Nunca ensayamos. Odio los ensayos. Trato de preservar la espontaneidad ante las tomas. Con la filmación de “Carlos”, confié en el caos que es el mejor aliado en la producción de cine. Me gusta observar todo. Describir  la toma. La producción debe ser fluida. Diseño la toma y escribo cada uno de los diálogos. Busco siempre la precisión de esos diálogos y la exactitud de  la toma. Necesito que el actor absorba cada una de las líneas y se apropie de ellas y construya una improvisación que enriquezca lo planeado. Los problemas técnicos pueden saltar y los problemas reales también, pero trabajamos con cierto nivel de libertad. No me gusta hacer marcas en el piso para hacer cine. Eso es una pesadilla. Yo borro esas marcas que limitan al actor.   Edgar Ramírez como es un actor creativo e inventivo, no depende de ensayos. Con “Carlos” hubo escenas de acción muy complejas. Es una película de cinco horas que se ha adaptado a tres horas. Filmarla fue como representar el caos. Una locura total coreografiada. Y la filmamos como si se tratara de un documental sobre la vida de Carlos “El Chacal”.

Haber salido de Francia y conocer el mundo asiático fue para él, una energía extraordinaria. Un director que  es uno de los creadores mayores del cine francés, que ha creado ya un universo personal. Hay que  ver todas sus películas.

Filmografía

Agua fría (1994)

Irma vep (1996)

Una nueva vida (1993)

París despierta (1991)

Niño del invierno (1989)

Desorden (1986)

Li Destinos de Sentimental (2001)

Limpio (2004)

Demonlover (2002)

Carlos (2010)

 

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese