Indicadores económicos
2017-03-26

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-26

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:01

Marea max.: 10 cms.

Hora: 09:36

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Pedro Ruiz: Cuando el oro es invisible

-A A +A
 

Pedro Ruiz ha logrado el prodigio de devolvernos el oro invisible de este país en treinta miniaturas que hay que ver con lupa. Todo lo esencial siempre es invisible.

Con una sola imagen captada por él hace muchos años, un boga que rema por el Magdalena en la que hay un horizonte de agua y plátanos, él traslada iconos visuales y culturales de la nación a bordo de una canoa.
Aparece la ciudad de Cartagena a bordo al igual que veintinueve imágenes más que se desplazan como una metáfora de los seres que han sido vulnerados y desplazados junto a su paisaje. La Sierra Nevada de Santa Marta y los sabios y serenos Koguis remando en el tiempo, las catleyas moradas, las guacamayas, las ballenas jorobadas, el espíritu y el territorio. La obra artística se denomina “Oro” y se exhibe en el Claustro de Santo Domingo, gracias al apoyo de la Embajada de España en Colombia y el Centro de Formación de la Cooperación Española.
El artista colombiano Pedro Ruiz (Bogotá, 1957), es uno de los más destacados artistas del país que asume riesgos al conjugar diversos lenguajes estéticos, más allá de la pintura: apela a la fotografía, a la instalación y a la intervención de imágenes que convierte en nuevos prodigios visuales y simbólicos. Los barqueros llevan sus paisajes pero también sus pueblos, sus casas, su música y su poesía, sus danzas, sus imágenes y sus monumentos. El dorado, como representación de nuestra más lejana memoria, es el marco de referencia dentro del cual se desarrolla el trabajo. Cada pintura va acompañada de relatos, versos o canciones y objetos que complementan ideas a lo largo del proceso de exhibición. Esta faceta del proyecto busca la asesoría y colaboración de personas o entidades expertas en los asuntos tratados.
Adriana Henao realizó trabajos de joyería relacionados con el oro precolombino, William Ospina asesoró la parte literaria y el antropólogo Fabricio Cabrera con sus análisis y comentarios y la fundación Tropenbos que trabaja por la preservación de los bosques y la cultura, son ya “socios” de Oro. La infraestructura de la instalación, iluminación, sonido y soportes de exhibición fueron diseñados y realizados por Peña Cuellar.
El montaje recrea una atmósfera propia para el recogimiento y la observación.
La exposición busca generar impacto aprovechando la capacidad del arte de influir y obrar sobre los hombres sin tener en cuenta su educación, su cultura, sus preferencias o su lugar de residencia. Para lograr este objetivo Oro buscó la colaboración de la galería Arte Consultores como organizadora de la producción.
El artista explica que este proyecto “Oro” forma parte de la serie Desplazamientos.
“Es una propuesta que se plantea como testimonio del destierro forzoso que, por causa de la violencia, sufren millares de personas en el territorio colombiano.
El trabajo adelantado hasta ahora, pinturas en su gran mayoría, muestra una infinidad de variaciones sobre un mismo tema, un personaje que lleva en su barca el recuerdo del paisaje que le ha sido arrebatado. En el año 2004 se realizó la primera exposición conformada por 25 obras de gran formato. Como alusión a la violencia gran parte de los cuadros estaban cargados de plataneras rojas. Uno de los visitantes de la exposición, un niño de 8 años, interpretó el rojo como una señal de alerta: Colombia es un país con mucho amor.
Me refiero a esta anécdota porque es ella, en su aparente inocencia, la que da origen a la concepción de este trabajo.
Colombia es un país de paradojas, los medios de comunicación lo muestran como un país en conflicto. Sus innumerables problemas de violencia son material de análisis y estudio y tema de primera plana para diarios y noticieros nacionales y extranjeros. Y sin embargo, el visitante que llega por primera vez a estas tierras se encuentra enfrentado a una situación inesperada. Colombia es un mundo acogedor de paisajes esplendorosos habitados por personas afectuosas.
Las historias de guerra tienen su espacio ganado, los medios están ávidos de ellas y son una exigencia de las prácticas culturales contemporáneas. Entretanto la memoria de nuestra verdadera identidad, la de nuestro paisaje interior se pierde cada vez que cruza nuestras fronteras. Tomando como base todo lo anterior y el trabajo ya realizado, Oro se proyecta como una instalación que enfoca la violencia de manera sutil para atenuar su influjo y de esta manera generar un espacio que nos permita observar nuestra más profunda naturaleza”.
“Oro” de Pedro Ruiz, es sutileza, coherencia visual y conceptual y estudio delicado y profundo de la diversa complejidad de Colombia.

2457 fotos
69284 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese