Indicadores económicos
2017-04-28

Dólar (TRM)
$2.944,31
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,48
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,03
UVR, Hoy
$249,07
Petróleo
US$48,97

Estado del tiempo
2017-04-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 17:13

Marea max.: 23 cms.

Hora: 00:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 3
Taxis
1 - 2
Motos
S/M

Poesía de Cartagena en Roma

Desde Roma, llegan noticias de la joven poeta cartagenera Diana Agamez (1980), y de su libro de poemas próximo a publicarse: “La desnudez del Esquimal”, que reúne textos narrativos y poemas, amorosos, íntimos, nostálgicos, tejidos con una fina y profunda exquisitez interior.

Diana Agamez es egresada de la Facultad de Lingüística y Literatura de la Universidad de Cartagena, reside en Roma, Italia, desde hace dos años, allá estudió durante un año, Mediación Social e Intercultural. Es lectora de clásicos árabes, japoneses y chinos: Li po, Chung Tzu o el japonés Yasunari Kawabata.
“Me gusta mucho la poesía árabe contemporánea, pero sin duda los clásicos originados en el Caribe colombiano me han influido profundamente. Dos libros me han marcado y gracias a ellos puedo hablar de un antes y un después: “El Doctor Jeckyll y Mrs Hyde”, de Stevenson, y “Pedro Páramo”, de Juan Rulfo. A través de ellos he podido decantar mi idea del verdadero significado de la naturaleza humana con todas sus complejidades. Amo la poesía de Aurelio Arturo, de Borges y de Rojas Herazo, me gusta escuchar Ray Charles y también, el Vallenato.
“En la actualidad trabajo en el marco de un proyecto de inclusión social como educadora en un Centro de agregación juvenil, frecuentado en su mayor parte por adolescentes inmigrantes. Allí he tenido la posibilidad de interactuar con jóvenes de culturas lejanísimas y de descubrir a través de la diversidad, algunos valores que nos acercan y nos unen profundamente —no importa el origen—. Por otro lado, doy clases de español y me esfuerzo por difundir este maravilloso idioma; y además trabajo como florista, oficio que me permite nutrir mi creatividad y estar en contacto directo con la naturaleza”.
Lo primero que se me ocurre es preguntarle qué ha encontrado allá, qué añora de Cartagena. Me dice: “me hace falta la exuberante vitalidad de nuestros sonidos, la sensación vital que permea y colorea todos los espacios, la música, pero sobretodo me hace falta enredarme en los lazos de solidaridad que se establecen y crecen espontáneamente en las comunidades de la ciudad”.
Cuando le pregunto: ¿Qué puede aprender Europa de nosotros?, Diana Agamez lo simtetiza así: “Seguramente la capacidad que tenemos para combatir la soledad e inventar la alegría utilizando la tristeza como materia prima y podría retormar valores como la solidaridad y la No indiferencia de frente al “otro” o a lo “otro”, para redimensionar las relaciones humanas. Creo que simplemente es necesario desempañar el vidrio para poder ver que detrás de las sociedades existen ciertos mecanismos que permiten vivir mejor a nivel humano por eso es importante tener presente que la base de esos mecanismos debe ser el ser humano en primera instancia y por eso el valor de la vida, de un apretón de manos o de un vecino conocido debe primar sobre el valor de lo material. En este sentido sin duda alguna puedo afirmar que en particular en Cartagena, todavía se vive bien”.
He aquí, su tono y su poesía:

POEMAS DE DIANA AGAMEZ

Mis gusanos de seda tienen hambre

Añoro darles de comer
pero mi cuerpo cae
gota a gota en el cántaro de la noche
mi cuerpo cae y se fractura la piel
los ruidosos cabellos caen infinitos
queda hecha agua la añoranza
es mi paso del cántaro a la tierra
es mi hora de reverdecer el prado

Un caramelo

Trato de capturar desesperada
la luz de esta mañana
el verde que tiñe
la música del bosque
el desplazamiento de la voz
la brevedad de una mirada

Sí me miro a mí misma
y trato de guardarme celosa del tiempo

Sí quiero eternizar
mis humedales
esta vida que tejo y amanece destejida
estas caderas plagadas de caricias
estos poemas que desnudos deambulan por mi mente
y desnudan mi lengua
porque sé que el tiempo

–¿Qué es el tiempo?–
El tiempo me deslíe gustoso como a un caramelo

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

La mejor forma de entender la

La mejor forma de entender la poesía, es sintiéndola, y esta escritora
logra hacernos sentir muchas cosas. También descubrí esto en internet::
http://www.nuevaliteratura.com.ar/dianaagamez30.htm

Es un orgullo tener en

Es un orgullo tener en nuestra tierra talentos como el de Diana Agamez, personas que toman la vida cotidiana y la transforman en dulces y placenteras palabras,
Felicitaciones Diana!
tus poemas despiertan en mi la sensibilidad apagada por la rutina diaria.