Indicadores económicos
2017-06-29

Dólar (TRM)
$3.023,64
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,45
Euro
$3.439,39
UVR, Ayer
$251,16
UVR, Hoy
$251,18
Petróleo
US$44,74

Estado del tiempo
2017-06-29

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 10:52

Marea max.: 11 cms.

Hora: 03:48

Dirección viento: Sureste

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.2 a 1.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-06-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Roberto Burgos Cantor

Tendría cinco años cuando aprendió a leer en forma clara y con gran entonación. Presentábamos en esa época cuentos caracterizados en el Teatro Heredia, y como aun no teníamos enseñanza Primaria escogíamos los actores en el Pre-escolar. Ensayamos a varios y solo Roberto nos dio la talla. El personaje que debía representar estaría detrás de bastidores, como incógnito, y con voz fuerte, demostrando rabia, debía leer su papel. Nos asombramos de su intervención. Solo duró en nuestro Colegio dos años porque su padre quería que iniciara la Primaria.

Transcurrió mucho tiempo y no supe más de ese niño. Un día cualquiera alguien me dijo que había terminado sus estudios en Bogotá y que se comentaba que era gran escritor y había publicado su primer libro “Lo Amador”.
Cuando hace algunos meses anunció la prensa que tendría una charla en la ciudad y no pude asistir por ciertas limitaciones, compré su último libro “La Ceiba de la memoria”. Quería leerlo y transcribir a mis nietos, ya bachilleres, algunos trozos muy interesantes para despertarles el gusto por la buena lectura.
Transcribo: “Con que esto es el nuevo mundo? En la franja de arena entre el mar y la ciénaga se levantaron algunas edificaciones de una ciudad a medio hacer: vivienda de madera y techos de palmas”. Esa era nuestra ciudad, que por su situación marítima y puntos especiales para el anclaje de los barcos fue escogido por los comerciantes negreros para descargar su mercancía. Aquí llegaban de otros lugares a comprar los esclavos. Por eso es explicable que los pueblos de las costas marítimas tengan su mayoría de gente negra. El resto de los habitantes son mestizos o mulatos, o posiblemente blancos según las proporciones de las etnias que se cruzaron.
Transcribo un trozo de “La Ceiba de la Memoria”
Mi nombre, Pedro, es Benkos Biojó. Gritar.
“El grito arroja, expulsa los males que me carcomen y debilitan por dentro. El grito llama a las fuerzas. Grito y me siento en mi tierra. La traigo aquí. Mi tierra de arboles gigantes y al borde de desiertos que vemos perderse sin cruzarlos. Mi tierra sin mí que viene en mí y es una ausencia a la fuerza. Lejana en que el mar se traga todo. El castigo impone este lugar. Quiere enraizarme. Y grito. Los vientos que silban y rondan ese mar se oponen al vuelo de mi grito. Mar que me da miedo. Mar que nunca he salido a cazar. Mar ante el cual estoy indefenso. Sin lanza. Sin garrote, sin antorcha”.
Y que Pedro, quien me llama Domingo y me enseña de su Dios, me oiga”.
Pedro Claver con toda la entrega que hizo a los esclavos, tratando de mitigar sus enfermedades y maltratos no pudo quitarles del alma la gran tristeza que llevaban consigo por la separación de la tierra y de los suyos.
Hoy me complace haber leído en la prensa que en Cienfuegos y la Habana fueron presentados recientemente los escritores y obras ganadoras del Premio “Casa de las Américas 2009” y que dentro de los homenajeados estuviera Roberto Burgos Cantor, autor de “La Ceiba de la Memoria”, exaltada allí en Cuba con el Premio de Narrativa “José María Arguedas” y también fue finalista del premio Rómulo Gallegos en Venezuela. Creo que el padre de Roberto, Profesor de Humanidades de la Universidad de Cartagena, tuvo gran influencia en el desarrollo de su intelecto, pero no sé si alcanzó a leer algunos de sus libros.
Para mí, como educadora, es de gran orgullo haberle iniciado en su proceso de aprendizaje y aun cundo yo no sea una intelectual como aquellos otros que le han leído y juzgado, encuentro en “La Ceiba de la memoria” un sentimiento humano tan profundo que nos hace admirar todas esas etnias que poblaron nuestro continente y en especial a Cartagena como principal puesto de desembarque y que inmortalizaron a San Pedro Claver.

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Dominical

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese