Indicadores económicos
2017-12-13

Dólar (TRM)
$3.029,75
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,14

Estado del tiempo
2017-12-13

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 01:21

Marea max.: 19 cms.

Hora: 08:43

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 12 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-12-13

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
1 - 2 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Sillas, mecedoras y recuerdos

Dos escenarios distintos y dos remembranzas de vida diferentes. La primera composición de escena me lleva a Viena, hace un par de años, siendo el lugar escogido el Café Museum. Construído muy al cierre del siglo XIX, durante más de cien años ha sido sitio de reunión de pintores renombrados como Schiele, Klimt o Kokoscha o de músicos famosos como Oscar Strauss o Franz Lehár. Es destino obligado de los visitantes que quieren disfrutar de una de las tradiciones más gratas de la imperial capital austríaca, como es la del encuentro de los amigos en torno a una taza de café.

En otra latitud, el recuerdo se remonta a la experiencias infantiles y de adolescencia y, en este caso, la memoria se fija en Cartagena de Indias, en la Calle Vélez Daníes. Habiendo tenido el hábitat familiar en la esquina de esta calle con la de la Cochera del Gobernador, el “Polo Norte” se vuelve una estampa del pasado de los más ricos y variados componentes. Lugar igualmente de encuentro alrededor de un pocillo de café, la figura de don Andrés López, como dueño del establecimiento, se mezcla con incontables perfiles cartageneros, a quienes entonces aprendí a conocer y apreciar, muchos de ellos figuras que un poco desdibujadas en el tiempo, reviven a través de la huella del afecto perdurable.

¿Cuál es el eslabón mágico que me permite unir dos puntos y dos momentos vividos en circunstancias tan disímiles? La reminiscencia se produce al evocar el mobiliario de los dos lugares. Y hago referencia a las mesas y sillas vienesas, popularmente conocidas en el medio cartagenero como “muebles de bejuco”. Piezas de amoblamiento no sólo de locales públicos, como los cafés, sino de la tradicional utilización residencial.

El tema se hizo presente al visitar, hace muy pocos días, la exposición que bajo los auspicios del gobierno de Austria, se realiza en la Casa de la Moneda, en la capital de la república, como homenaje a Michael Thonet. Mediante la exhibición de algunas piezas del más auténtico sabor vienés y de un ilustrativo material de divulgación, se le ha querido rendir tributo a quien, hacia el año 1830, comenzó a fabricar en el taller de carpintería que tenía en Boppard, a orillas del Rhin, unos muebles que se caracterizaron por sus componentes de “curvado y encolado”. En contraste con las sillas y sofás de la época, producidos con madera maciza y de recargada ornamentación, las innovadoras sillas y mecedoras se fueron abriendo paso, especialmente a partir de 1842, cuando Michael Thonet y sus cinco hijos se instalaron en la capital del Danubio por iniciativa del entonces canciller del estado austríaco, el Conde Metternich.

Para la fecha de la muerte de Thonet en 1871, a lo largo de toda Europa y en otros lejanos mundos, como el continente americano, sus muebles de madera curvada, de módico precio y sencilla belleza, ya se habían impuesto. Acogidos, muchos años después, por connotados arquitectos como Le Corbusier, las sillas, mesas y mecedoras Thonet permiten que “Hoy en día se está soñando con un último destello de las artes en la Viena del final de siglo, del gran triunfo de los artistas en el umbral de la edad moderna, en la arquitectura, la pintura, la poesía, la música”, tal como se lee en el catálogo de esta interesante y hermosa exposición. Sueños que, en el ámbito colombiano, permiten volver a las épocas en que la reunión familiar y la tertulia amigable eran factores de integración humana.

El Universal, 30 de mayo, 2001.

 

__________________

* El autor de este texto aparecido en El Universal y publicado en su libro Itinerarios (2008), era columnista de este diario, un reconocido abogado y amante de las artes, quien apoyó el nacimiento del Festival de Cine de Cartagena, la creación del Museo de Arte Moderno de Cartagena. Fue presidente de la Fundación Grau. Falleció el martes 11 de enero de 2011.

 

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Dominical



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese