Indicadores económicos
2017-12-15

Dólar (TRM)
$2.999,07
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.552,39
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,14
Petróleo
US$57,04

Estado del tiempo
2017-12-15

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 19:27

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:21

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-15

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

9 - 0
Taxis
5 - 6 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Un viaje al corazón de las víctimas

Con su serie periodística “¿Por qué a nosotros”, el periodista de El Universal, Aníbal Therán Tom (Santa Catalina 1971), ganó el Premio de Periodismo Semana-Petrobras, entre 1.158 periodistas de todo el país.

Se trata de un reportaje estremecedor al corazón desgarrado y doliente de las víctimas del paramilitarismo en los Montes de María. Un retrato en el que el cronista es a la vez, una de las víctimas. Extraordinaria lección de valentía ante la injusticia y la adversidad.

—Cómo fue el proceso de descubrimiento e investigación de su reportaje premiado?
—Bueno, hace unos 6 meses un ex jefe paramilitar, quien delinquía en los Montes de María, confesó que hombres a su mando habían asesinado a mi padre, Anuario Therán Ruiz, por hacer un supuesto favor. Este señor no dio a conocer un motivo para ese crimen. Mi padre, un hombre serio, educado con rectitud y buen hombre, fue desaparecido por paramilitares el 16 de junio de 2001 en zona rural de Calamar, dejando a sus hijos y a su esposa sumidos en una incertidumbre y con un dolor de por vida. El día de la confesión, se repitió en mi mente la pregunta que nos hemos hechos durante estos años: ¿Por qué a nosotros? Entonces me decidí a buscar víctimas de la violencia paramilitar y a buscar datos en la zona donde desaparecieron a mi padre. Hice más de 50 entrevistas en un término de dos meses y después de analizar bien el tema, me decidí a contar las historias de las víctimas, conservando la crudeza con que me las contaban. En El Yucal y Barranca Nueva, en Calamar, las víctimas contaron, pero aún con miedo, cómo habían perdido a sus seres queridos y todas reflejaron un dolor porque nadie hizo nada, pues todas las autoridades se hacían los de la vista gorda o contestaban con ellos. Lo mismo en San Juan, San Jacinto y Arjona. Fueron tres entregas.
—¿Qué privilegia del perfil humano de los entrevistados? ¿Qué hay en común entre ellos además de la tragedia?
—En todos los entrevistados, al igual que en mi familia, el dolor está cerca. Nada más es recordar algo de los asesinados o desaparecidos y enseguida se asoma el llanto. La vida no es la misma para ninguna persona que haya sido víctima de los paramilitares. A mí me conmovieron todos los entrevistados porque cuando me abrieron su alma y pude acercarme a su dolor, me di cuenta que no son más que despojos que dejó la muerte. Son personas que viven sin esperanza y con miedo. A algunos como el señor Emiro Valdés Romero, habitante de El Yucal, quien cría a los nietos que le dejó su hija Deibis Valdés Alfonso, asesinada por los paramilitares sin causa conocida, han perdido la noción del tiempo y viven la vida por vivirla, sin esperanza de nada. Recordemos que esta violencia que se inició en esta zona en los 90´s dejó más de 6.000 víctimas en Bolívar, según datos oficiales. Se da cuenta que el proceso de reparación no es justo con las víctimas. Emiro buscó a su hija tres días por las aguas del Río Magdalena y pudo hallarla, descompuesta, para enterrarla como un animal porque los esbirros del paramilitar jefe no permitieron que un cura le diera la despedida.
— Como víctima de esta violencia narrada, ¿Qué lección entrega a las víctimas?
—Como víctima tengo en común con ellos, el dolor. Mira, mi padre fue un gran hombre, el mejor amigo que pude tener, el cómplice, era una especie de líder espiritual que guiaba los senderos de mi vida. Un hombre, que no tuvo tacha, pero entonces una mañana sabatina cuando lo esperábamos para celebrar el día del padre en 2001, no llegó y nunca nadie nos dijo nada. Ahora el ex paramilitar detenido en Barranquilla confiesa que lo asesinaron por hacer un favor. Yo, mi madre y mis hermanos, lo único que hacemos es llorar cuando recordamos a nuestro padre. Es difícil entregar una lección cuando el dolor no desaparece.
—¿Qué dificultades tuvo a la hora de escribir y editar?
—Todas las que te puedas imaginar. Lloré con cada historia porque en todas hay impunidad. Además, sufrí mucho cuando pude advertir que los datos de las muertes y desapariciones que manejan las autoridades no son reales, que muchos no denunciaron los crímenes.
—¿Qué tendencias, avances y deficiencias percibe entre los cronistas y reporteros contemporáneos?
—Bueno, a mí me encanta leer crónicas y te puedo decir que observo una tendencia en los cronistas que conozco en la ciudad, en la Costa y el resto del país, que todos están condenados a contar la verdad, aunque parezca inverosímil. En los textos que he leído de Alberto Salcedo Ramos, de Gustavo Tatis, de Juan Carlos Díaz, de Rubén Darío Álvarez, Juanita Acosta y otros puedo advertir que ya en Colombia perdimos la capacidad de asombro porque la realidad parece sacada de libros de ficción. Entonces, qué hace una persona que escribe crónicas? Echar un cuento, pero con pelos y señales, para que quede bien. Yo veo pocas deficiencias, más bien me doy cuenta que muchos trabajos son impuestos por los editores, simplemente por modas. Por ejemplo, el tema de El Salado, ya se volvió trillado, al punto que uno no sabe cuantos muertos hubo.
—Luego de su libro de crónicas “En la punta de la lengua”, qué otros proyectos editoriales tiene?
—Hay dos. Uno es otro libro de crónicas que ya está listo y trata sobre la guerra que vivimos aquí en Bolívar, pero tocando el aspecto humano de los seres humanos. De los zombies, que lo han perdido todo por el conflicto armado y el otro es un relato largo, basado en una historia real, que sucedió a unos amigos que hicieron un pacto con el Diablo en Mompox.
—Al salir de la casa de las víctimas de su reportaje, qué aspectos humanos cree que ameritan ser profundizados?
—Indudablemente, creo que todas las víctimas de esta violencia paramilitar o guerrillera necesitamos hacer el duelo para seguir en esta vida hasta que Dios quiera.

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Dominical



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

De verdad es un gran premio

De verdad es un gran premio para un cronista de nuestro patio. Estas crónicas de Anibal Teheran muestran una realidad. No sabía de su tragedia. De todas formas lo felicito porque ese premio es un reconocimiento muy grande. Esperaré los libros porque me encantaría leerlos. Que Dios lo ilumine para que siga escribiendo

osea imventando cosas que no

osea imventando cosas que no eran para justificar las muertes. y fue asi como hicieron con tu padre, a quien le inventaron cosas las cuales yo conozco. busca la forma hoy mismo si es posible de contactarme para saber que ya vamos a estar en contacto.

muy apresiado anibal, si

muy apresiado anibal,
si deseas saber todo sobre tu padre y todo lo que sucedio en Calamar Bolivar, y te quieres ganar un mejor premio, te invito a que me contactes confidencialmente ya que perteneci a las autodefensas en la region de calamar y al ver las injusticias que cometia sobre todo el pambe por incinuacion de pedro guerrero utilizando argumentos mentirosos para enganar a las auto defensas. sigue=>

Viejo Anibal, lo felicito, no

Viejo Anibal, lo felicito, no es gratis ese premio yo como amigo suyo se del gran talento que tienes, felicitaciones viejo y que dios te bendiga

Felicidades Aníbal Therán, te

Felicidades Aníbal Therán, te lo mereces, tu padre debe estar muy orgulloso de ti, incluso, hasta la entrevista de Gustavo tatis estuvo entretenida!