Indicadores económicos
2017-02-26

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-27

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:20

Marea max.: 9 cms.

Hora: 11:30

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 33 a 42 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Un viaje al interior de Sierva María

-A A +A
 

La película deja la azarosa sensación de la frustración. Y el agradecimiento de que nuestro momento en la vida no nos hubiera tocado en aquella época.

La fotografía, los primeros planos, la iluminación y todo el esquema técnico de la cinta es impecable, incluso toma ventaja sobre un guión con menos ritmo y menos drama del que tiene la historia recreada por Gabriel García Márquez en la novela.
Resulta imposible no hacer la comparación y decir que hasta ahora ninguno de los productos audiovisuales que se han hecho inspirados en las obras del Nobel, han superado o por lo menos igualado el realismo emocional que produce leerlas. Al filme le faltó más vitalidad en los diálogos y aunque dejó claro como la ignorancia de esa época fue el punto radical para juzgar injustamente a muchas personas, faltó familiarizar más al espectador con lo que podía significar en el siglo 18 que un cura se enamorara y además, con el agravante, de que fuera de una niña de 13 años, supuestamente poseída por el demonio.
Sin embargo, la cinta tiene fortalezas importantes como el manejo de la emoción de los personajes y el lujoso debut, como actriz, de Elisa Triana, (hija del director colombiano Jorge Alí Triana) en el papel de Sierva María.
Del Amor y Otros Demonios es la opera prima de la directora costarricense Hilda Hidalgo, quien nunca tuvo en mente llevar al cine alguna novela de García Márquez hasta que el mismo escritor la retó a hacerlo en 2003.
Ocurrió en La Habana (Cuba) durante un taller de cine dirigido por García Márquez a diez egresados de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de Cuba, en respuesta a la inquietud de la cineasta de por qué esta novela no se había llevado a la gran pantalla si al leerla daba la sensación de leer un guión cinematográfico.
“Me dice ¿usted quiere hacerlo?, le respondí: ¡pues claro! Entonces me contestó: ¡hágala! Hubo un silenció sepulcral en el grupo y tras decirle que no bromeara con eso, me insistió en que la hiciera; su única condición era que antes de empezar el guión conociera Cartagena”, recuerda Hilda, unas horas antes del estreno especial que tuvo la cinta en la versión 50 del Festival de Cine de Cartagena, que acaba de concluir. En las salas comerciales se proyectará a partir del próximo 26 de marzo.

¿Qué le gusta de la novela de Gabriel García Márquez?
-Trata un tema que a mí toda la vida me ha apasionado y que no termino de entender: el tema de ese amor que puede nacer superando creencias, edades, que nace, entre dos personas, contra todas las leyes que supuestamente les dicen que no pueden amarse.

¿Le ha pasado a usted?
-Más que eso. Creo que todos somos capaces de amar con esa trascendencia. El amor es una manera que te hace autoconocerse.

¿Cómo fue el proceso de la película?
-Una semana después del taller vine a Cartagena y la ciudad se me impregnó en la piel. Me quedó clarísimo que no podía filmar la película en ningún otro lado. Fue lindo porque Gabriel García Márquez me presentó a su familia y varios de sus amigos del que nació enseguida un grupo al que le llamó las madrinas y los padrinos de la cinta: Yolanda Pupo de Mogollón, Jaime García Márquez, Moisés Álvarez, Patricia Martínez, de la Universidad Tecnológica de Bolívar y muchos otros. Sin embargo, el proceso empezó un año después porque debí terminar antes un proyecto en España.

¿Por qué fue demorado el resultado final?
-El proceso de hacer el guión, del cual hice nueve versiones, tardó tres años; el mismo tiempo que tardé en encontrar a Sierva María. Durante ese período se abrieron dos fideicomisos, uno en Costa Rica y otro en Colombia, con inversionistas privados, en su mayoría. Las empresas que amalgaron el proyecto fueron Alicia Films, en Costa Rica; CMO producciones, en Colombia y Cacerola Films, una productora argentina-mexicana.

¿Qué características buscaba en la actriz que interpretaría a Sierva María que hizo demorado su hallazgo?
-Hicimos 800 pruebas en Costa Rica, Cuba, Colombia y Brasil. Quería una niña de 13 años con características físicas muy particulares, que fuera pelirroja o pudiera parecer pelirroja. Y por otro lado buscaba una niña que tuviera un mundo interior muy fuerte, muy presente y que a la vez tuviera un espíritu rebelde, que tuviera esa dualidad. Una niña muy ensimismada, pero lo observara todo.

¿Cómo escogió a Elisa Triana?
-Ella fue mi Sierva María desde el principio, pero cuando la conocí apenas tenía 11 años, en casa de Silvia Maya, su mamá y quien fue la directora de casting. Dos años después revisando las pruebas escuché su voz en off y la identifiqué inmediatamente. Me vine de Costa Rica a Colombia a hacerle una nueva prueba y esta vez si estaba lista para el papel.

¿Cómo hicieron con las escenas de piel en la película?
-Para las escenas donde hay algún contacto físico se usó una doble. La mamá y el papá se habían leído el guión y estuvieron con nosotros en todo el rodaje presentes y cuidándola, por supuesto, es una niña. Yo la cuidé como si fuera mi hija

¿El tema de las locaciones fue fácil?
-Sí. Desde la primera vez que vine a Cartagena identifique cuáles podrían ser las locaciones. No había que construir nada, todo lo tiene la ciudad. En 2008, durante nueve semanas y media filmamos en el Palacio de la Inquisición, la Casa del Marqués de Valdehoyos, el Claustro San Pedro Claver, el Castillo de San Felipe, en la Casa de Huéspedes Ilustres, en el fuerte de San Juan de Bocachica y en las murallas.

¿Qué le dijo Gabo cuando vio la película?
-Se la mostramos en México, en la sala de la casa de la editora, el año pasado (2009). Me dijo algo muy bonito: que la cinta conservaba la esencia de su novela.

Hasta ahora ninguna de los filmes basados en las novelas de Gabo han satisfecho las expectativas del público ¿Qué cree que va a pasar con Del Amor y Otros Demonios?
-Creo que la película es fiel a la esencia de la novela, la historia de amor está ahí. Desde el principio yo me propuse contarla desde el punto de vista de Sierva María que es esta niña de 13 años que quiere saber a qué saben los besos y vive en la Cartagena colonial, con una atmósfera, represiva. En todo tiempo tratamos de recrear la atmósfera emocional de los personajes. Ahí ya hay un énfasis muy fuerte.
Es una película intimista que cuenta más sobre los deseos y los miedos de los personajes, que la propia anécdota como tal. Es un viaje meditativo interior.
Eso pienso yo y espero que coincida con la opinión de los espectadores. La película ahora pertenece al público que es quien puede interpretar y vivir con ella.

2410 fotos
67631 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese