Indicadores económicos
2017-12-17

Dólar (TRM)
$2.996,61
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,38
Euro
$3.537,79
UVR, Ayer
$252,14
UVR, Hoy
$252,15
Petróleo
US$57,30

Estado del tiempo
2017-12-17

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 20:30

Marea max.: 18 cms.

Hora: 10:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-12-17

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
- -
Motos
- - - -

Una maestra del cuento

“El escritor es lo más parecido a alguien que arma un buque”, dice riéndose Cristina Fernández Cubas (Arenys de Mar, 1945), maestra de la narrativa contemporánea española.

“Escribir es como repartir las cargas de las estibas de ese buque. El escritor al igual que el estibador, debe tener claro que al repartir estas cargas el buque no se ladee ni le entre agua. Mis cuentos surgen no de la experiencia libresca, sino de la vida cotidiana, y le debe mucho a la narración oral, que es un arte en sí mismo. Tuve en mi infancia una niñera: Antonia García que tenía el don de contarme historias fabulosas, leyendas verídicas, siempre he creído que hay gente que tiene el arte de contar historias y eso es muy diferente al que las escribe. Mi niñera reaparece con el nombre de Olvido en mi cuento “El reloj de Bagdad”.
Un conjunto de cuentos no hacen forzosamente un libro de cuentos. Un libro es menos extensión y más intensidad. Un libro es la configuración de ese buque, con un orden, una unidad, uno percibe cuando a ese buque por mala distribución de pesos y cargas, le falta algo, una imagen, un ritmo. Así que el universo personal no se hace sólo con lecturas sino con vivencias. Los autores que más me han gustado no tienen que ver conmigo. Hay influencias que se dan por similitudes, lejanías y distancias. Para empezar me referiré a cinco obras: La novela “Pedro Páramo”, de Juan Rulfo, ese cuento perfecto que es “Casa tomada”, de Julio Cortázar, ese cuento extraño y bello que es “El Aleph”, de Borges; “La resucitada”, de Emilia Pardo Bazán, a la que entre nosotros en España llamábamos “la Pardo Bazán”, y bueno, hay tantos libros y autores, agregaría en esta pequeña lista la novela “Rencor”, de mi amigo colombiano Óscar Collazos.
A mí me atrae lo fantástico dentro de lo cotidiano, la realidad tiene una manga ancha y lo fantástico forma parte de lo real. Cuando una historia me atrae, me vuelvo un tanto maniática y enloquecida y no puedo hacer otra cosa que escribir esa historia. Me encanta el silencio noctámbulo y comienzo temprano a escribir, me impongo un ritmo, me bebo un cortadillo (un café con un poco de leche), la escritura y la vida van juntas, pero cada historia tiene un origen diferente y es una experiencia interior, me concentro a escribir y no respondo al teléfono, es una fortuna que existan los contestadores automáticos, yo leo los mensajes y respondo después.
En el proceso de escritura ocurren muchas cosas que no estaban previstas, cruzas por un corredor, un pasadizo y no sabes que ventanas se abrirán a la izquierda o la derecha. Es clave la mirada sobre los detalles aparentemente insignificantes. El narrador cuenta la historia y muchas veces forma parte de esa historia, está involucrado. Los ambientes y los personajes tienen que ser muy creíbles y lo que uno cuenta debe tener ese sentido de lo verosímil y de lo que puede ocurrir.
Los personajes buenos son aburridos y el exceso de bondad es una monstruosidad. Tengo respeto por la gente buena, pero en mi narrativa no me funcionan, me interesa las rarezas y la dualidad en todo. Cuando escribí Parientes pobres del diablo, me refería a que esos personajes no tenían la agudeza de la maldad, es como esos seres que posan de genios sin serlo.
Fíjate que al escribir el libro de recuerdos Cosas que ya no existen, que hice bajo el pulso de la memoria y de episodios personales, me dí cuenta que sin proponérmelo, a través de pequeñas historias, había sido testigo de episodios y grandes acontecimientos. Pero algo que surgió como una memoria hoy se lee como una ficción o un libro de cuentos. En realidad cuando yo escribo me sumerjo en mis laberintos y me gusta ser muy osada, eso no tiene por qué saberlo el lector, todo debe asumirse con naturalidad. Creo que hoy se desdibujan los límites entre los géneros narrativos de ficción y no ficción, hasta el punto que eso está convirtiendo en un género”.
En su vivencia cartagenera quedó fascinada por “ese pájaro que ustedes tienen: la maríamulata, que tiene el doble encanto de ser solidaria y agresiva a la vez en el momento de ver aprisionada la libertad. Eso me ha llamado poderosamente la atención y es probable que la meta en uno de mis cuentos”.

RETRATO

Vino recientemente a Cartagena invitada por el Taller de Narraciones, que dirige Óscar Collazos, promovido por el Centro de Formación de la Cooperación Española. Compartió su exquisita imaginación desbordada y sus secretos de oficio y sus lecturas.
Su obra prolífica ha sido traducida a más de ocho idiomas. Fernández Cubas se dio a conocer con Mi hermana Elba (1980), un libro de relatos que la crítica ibérica destacó como “una revelación”.
Entre sus obras destacan los relatos Los altillos de Brumal (1983), El ángulo del ho-rror (1990), Con Agatha en Estambul (1994); las novelas El año de gracia (1985), y El columpio (1995); y la obra teatral Hermanas de Sangre (1998). Ha sido galardona-da con el premio NH de relatos por Cosas que ya no existen (2001), y el premio Sete-nil al Mejor Libro de Relatos por Parientes pobres del diablo (2006).

TEMAS

LEA MÁS SOBRE Dominical



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese