Indicadores económicos
2017-11-23

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.828,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.504,40
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-23

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:23

Marea max.: 18 cms.

Hora: 14:26

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 0

Anastasio Barrios

Anastasio Barrios dejó gratos recuerdos entre los aficionados al béisbol amateur en Bolívar.

Su pitcheo especializado en las curvas era ventajoso para cualquiera de los equipos a los que perteneció: Kola Román, Coltejer, Lesa, Colpuertos, Alcalis y Barakat, estos dos últimos en los que jugó en calidad de préstamo por parte de Colpuertos.
Nació en Getsemaní el 6 de agosto de 1945. Tiene siete hijos, los cuatro primeros con Marlene Espriella, con quien vivió 10 años; y los otros tres con su esposa Yadira Del Valle, con quien lleva 34 años compartiendo la vida.
Hace 26 años vive en casa propia, en la urbanización Barlovento; está dedicado a vivir de la pensión que obtuvo en Colpuertos y a disfrutar de la tranquilidad que genera la satisfacción de haber hecho las cosas a conciencia.

¿Cómo comenzó su historia con el béisbol?
-En las calles de Bruselas. Un técnico que conocía los talentos del barrio me recomendó con el Ñato Magallanes que era el manager de Postobon, en la categoría intercomercial, y me aceptó, duré dos años en el equipo.

¿Qué pasó luego?
-Me firmaron para primera categoría para representar el barrio en el que nací: Getsemaní. El Chino Miranda que era el manager me dijo que fuera a una práctica en la que iban a escoger a un lanzador y se quedó conmigo, pero sólo jugué media temporada porque Daniel Blanco, que para esos tiempos estaba en Medellín, vino a buscarme para que jugara con el equipo de Coltejer y acepté.

¿Cómo fue recibido allá?
-Muy bien, Coltejer era una empresa que se caracterizaba por querer sobresalir en el béisbol y siguiendo esa línea hacia lo posible por contratar buenos peloteros. Me emplearon en el área de laboratorios, quedé encargado de llevar los hilados para que analizaran su calidad.

¿Y en el equipo?
-Mejor todavía. Casi todos los cartageneros que jugamos allá éramos tenidos en cuenta para la selección Antioquia y yo no fui la excepción.
Además de Daniel Blanco, con quien viví un tiempo en Medellín, me encontré con Máximo Larrea, Freddy Osorio, Arnulfo Blanco, José Miguel Corpas, que creo fue el único de nosotros que se quedó viviendo allá; y con los hermanos García (Orlando, El Caballo; Nelson y Edwin).
En el primer año, en el 65, estuve con la selección en Barrancabermeja, quedamos en el tercer puesto, y al año siguiente estuvimos en Barranquilla y le quitamos el invicto a Atlántico en un partido en el que quedamos dos a uno en once inning. Ese partido lo lancé yo. En el 67 me regresé a Cartagena.

¿Por qué?
-Me dio mamitis. Me hacía falta mi tierra y quería regresar. No hubo otra razón diferente a esa.

¿Qué equipo lo recibió en Cartagena?
-El Kola Román. Jugué un año nada más, por remuneración, porque me tocó salirme por un problemita de faldas que me llevó ocho meses a la cárcel de Ternera. En ese momento era también parte de la selección Bolívar y recuerdo que fue el manager, Antonio “Manía” Torres, el que me dio la noticia de que tenía orden de captura.

¿Qué hizo?
-Tuve una relación con una muchacha y querían casarme, pero como yo no acepté entonces me denunciaron porque ella era menor de edad. Yo preferí pagar antes de ir forzado al altar. No fui condenado, el tiempo que duré en Ternera fue lo que se tardó el proceso.

¿Qué tal esa experiencia en la cárcel?
-Bastante amarga porque en una situación de esas es donde se conocen las amistades. Ahí no vi ninguna amistad, solamente mi mamá y mi abuelito eran los que iban a verme. Un solo compañero fue una sola vez, Alcides Herrera Cavadía. La primera noche no concilié el sueño, ahí pasé mi cumpleaños, las fiestas de noviembre.

¿Cómo fue su relación con los otros internos?
-Afortunadamente bien porque tuve una mamá que daba la vida por mí, yo quedé huérfano de padre y ella nunca me puso padrastro. Cuando caí en esa situación, ella pagaba mensualmente para que me tuvieran entre las celdas que llamaban especiales, en donde había gente con mejor conducta y eran personas ya de edad que por circunstancias de la vida habían llegado a ese sitio.

¿Cómo hizo cuando salió de ahí con su hoja de vida?
-Afortunadamente, como no me condenaron, no quedé con antecedentes. En el 69 me fui para Barranquilla, donde me emplearon en la Olímpica de la calle 38 y jugué en el equipo de esa empresa. En el 70 decidí regresarme para Cartagena y Lesa me dio trabajo y me incluyó en el equipo. Gracias a Dios todo se normalizó para mí. Estaba en un equipo local, me reintegraron a la selección Bolívar y me convocaron para la selección Colombia para jugar la serie mundial que se hizo ese año en Cartagena. Al año siguiente entré a Colpuertos.

¿Qué tal su desempeño en ese campeonato?
-Quedamos en el cuarto puesto, aunque aquí la gente nos exigía ser campeones, pero Cuba era un equipo de mucha potencia, ni Estados Unidos que vino con un equipazo pudo ganarles. En esa época al público le faltó comprender que mientras un pelotero colombiano hacía en el año 80 turnos, un cubano podía hacer 500 porque allá se juega todos los días al béisbol, y sin embargo Colombia tuvo la oportunidad de demostrar al año siguiente que era un seleccionado de talentos cuando se coronó sub campeón peleando de tu a tu con la misma Cuba, en su propia casa.

¿Qué campeonatos recuerda con mayor aprecio?
-El del 72 en Santa Marta en el que quedamos campeones. El mismo campeonato en el que Abel Leal hizo el jonrón para arrebatarle el título a Atlántico. Esa vez me eligieron champion pitcher en efectividad. El otro campeonato que recuerdo mucho es el Bolivariano que jugamos en Panamá en 1973 en el que fuimos campeones invictos.

¿Qué le debe al béisbol?
-Todo. Cuando joven tenía el sueño de ser ingeniero civil, pero la economía de mi mamá no le alcanzó, me presenté a la Universidad de Cartagena y no quedé. Tuve la oportunidad de que me dieran una beca en la Universidad Industrial de Santander a cambio de jugar béisbol, pero me eché para atrás porque andaba enamorado de una noviecita que cuando regresé la encontré con otro. En fin duré un tiempo frustrado por no poder estudiar. Ese sentimiento me llevó una vez a no saludar a Juan Gossaín, quien estudió conmigo en La Esperanza, pues me dio pena porque mientras él ya estaba empezando a ser reconocido en el periodismo yo ni siquiera pude estudiar. Eso sucedió en el ascensor del hotel San Felipe, donde nosotros estábamos concentrados para ir a una serie en Roma, que finalmente se cayó. No fuimos.
Con el tiempo comprendí que Dios da las cosas como quiere. El estudio me fue negado, pero mi talento me permitió encontrar un buen trabajo con el que obtuve una casa para mi familia y pude educar a mis hijos.

¿Por qué dejó el béisbol?
-Porque si me dedicaba a jugar no ganaba horas extras y yo preferí las extras porque necesitaba más sueldo para cumplir con las responsabilidades familiares.
Al principio jugaba con Colpuertos, pero por bonificación, el contrato me llegó cuando vine del Bolivariano en Panamá. Me dieron la responsabilidad de llevar la cuenta de las llantas y neumáticos que había en el almacén, pero luego salió un concurso de supervisores, al que me presenté y tuve la suerte de pasar. Este era un puesto en el que se llevaba la relación de la mercancía para que la empresa cobrara y liquidara el personal que trabajaba a destajo; entonces era un cargo de más responsabilidad. Debí elegir.
Me pensioné a los 47 años cuando privatizaron la empresa, en el año 92.

¿Cómo califica su vida?
-Dios me ha regalado una vida productiva, una esposa y unos hijos por los que no tengo más que agradecer.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese