Indicadores económicos
2017-11-19

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Así creó Gabo a sus personajes

Macondo
¿De dónde salió Macondo?- le pregunté a Gabriel García Márquez en una entrevista en su casa de Manga, Cartagena, en 1992. Macondo era el nombre de una hacienda bananera, cerca a Aracataca, su aldea natal. El nombre lo escuchó a sus cinco años, cuando iba con su abuelo Nicolás Márquez Mejía, el veterano coronel de la guerra de los Mil Días, quien en uno de sus viajes con su nieto, alguien le dijo al maquinista del tren: “Déjame en Macondo”.

¿Por qué eligió Macondo como el pueblo mítico donde se desarrolla su novela Cien años de soledad?  “Me gustó la resonancia poética del nombre”. Macondo además de ser un árbol descubierto por el alemán Alexander von Humboldt en  Turbaco en 1801, es el nombre de un juego de azar en Sucre y en el Magdalena Grande. También es una tribu errante en África: Los Makondos. Mucho antes de que García Márquez eligiera el nombre para su pueblo, el escritor José Francisco Socarrás (Valledupar 1905-1995), había utilizado a Macondo como escenario de algunos de sus cuentos de su libro Viento de trópico (1961), seis años antes de Cien años de soledad.

El primer capítulo de Cien años de soledad abarca más de quinientos años de historia de América y Europa.

García Márquez puso a trabajar a más de veinte amigos en la recolección de información para los hechos históricos de Cien años de soledad.

Gabriel es el último en irse de Macondo. Todos los amigos mueren proféticamente en el orden de la realidad.

La novela rescata dos hechos históricos: La Masacre de las Bananeras ( 1928) y las guerras civiles del siglo XIX y las guerras bipartidistas.

García Márquez vaticinó una tragedia colectiva: la pérdida de la memoria histórica en Colombia.

Aureliano Buendía
El primer coronel de apellido Buendía que escuchó Gabo siendo niño, de los labios de su abuelo  Nicolás y su abuela Tranquilina Iguarán, fue el coronel liberal Francisco Buendía, veterano de la guerra de los Mil Días, que combatió contra el ejército conservador en 1895 en Aracataca. En 1948, trabajando en el diario El Universal, García Márquez conoció gracias a Manuel Zapata Olivella la historia de tres veteranos de la guerra de los Mil Días, cuyos perfiles los escribió en un pequeño folleto Antonio María Zapata, padre de Manuel Zapata Olivella. Eran: Ramón Buendía, José Manuel Buendía y Aureliano Naudín. En Cartagena y en el diario El Universal, se gestó el coronel Aureliano Buendía, suma de todos los coroneles veteranos de la guerra, entre ellos, el mismo abuelo de Gabo, una de las obsesiones tutelares en sus inicios.

Remedios la Bella
Remedios la Bella, la fatídica mujer virgen que enloquece a los hombres y los lleva a morir de amor, y se eleva al cielo de Macondo, en cuerpo y alma con la sábana de Amaranta, es la síntesis de Remedios, la joven que trabajaba en el servicio doméstico en la familia de Gabo en Aracataca. Es la suma de la Virgen de los Remedios de Riohacha que se celebra el 2 de febrero. La joven desaparece un día de la casa y la madre del escritor dice inocentemente: “Se fue volando”.Y el escritor genio lo traduce textualmente como hacen los niños: se fue por los aires.

Francisco El Hombre
Surge de la leyenda  real de Francisco Moscote, al que desde niño, le decían: Francisco es un hombre, por su destreza al ejecutar  el acordeón. Se cree que Francisco El Hombre venció al diablo en un duelo de acordeones. La leyenda se convirtió en uno de los mitos rescatados por García Márquez en su peregrinaje por los pueblos del Caribe. El personaje es la suma de todos los juglares del Caribe colombiano, del Magdalena Grande, el Cesar y la Guajira.

Úrsula Iguarán
La matrona de Macondo que lleva las riendas de la casa y del destino de la saga de los Buendía: Úrsula Iguarán, es la síntesis de Luisa Santiaga Márquez Iguarán, la madre del escritor, la mujer guajira que vivió su embarazo en las tierras de sus ancestros en la Guajira. Y lo lleva a parir en Aracataca el 6 de marzo de 1927. Gabo es el contrapunto de los ancestros guajiros de su madre, y los ancestros  sucreños de su padre Gabriel Eligio Garcia Martínez.

El Sabio Catalán
Es el escritor catalán Ramón Vinyes (1882-1952) que vivió desde los años treinta en Barranquilla, un hombre erudito que parecía haber leído todos los libros. Dirigió la revista “Voces”, y fue miembro del Grupo de Barranquilla. Aparece en las últimas ochenta páginas de Cien años de soledad. Gabo tuvo dos sabios en sus inicios:  el sabio sanjacintero Clemente Manuel Zabala, primer jefe de redacción de El Universal y primer maestro de periodismo, y Ramón Vinyes, El Sabio Catalán, en Barranquilla.

Pietro Crespi
Pietro Crespi es una evocación de los italianos que se asentaron en Aracataca, como Antonio Daconte, el que trajo el cine y el billar a Aracataca. Gabo integra el apellido Daconte a su personaje Nena Daconte, en su cuento El rastro de tu sangre en la nieve, y a su personaje Galileo Daconte en su novela El amor en los tiempos del cólera.

Melquíades
¿Dónde se te ocurrió inventar a ese personaje bíblico que resucita como Jesús y como Lázaro en Cien años de soledad? García Márquez me contó que “Nostradamus, el autor de Las Centurias, es el personaje que engendró a Melquíades”, un hombre capaz de vencer a la muerte y el paso del tiempo.

Epílogo
García Márquez se encerró 18 meses para escribir Cien años de soledad, pero desde 1947, fecha en que publica su primer cuento La tercera resignación, empieza a construir su obra monumental en veinte años. De regreso al Caribe y viviendo entre Cartagena y Barranquilla, siente que los “temas comenzaron a atropellarme”.

Deseaba que todo ocurriera dentro de una casa, pero las historias desbordaban  con su espíritu los límites de Macondo. La magia de García Márquez empezó así.

La peste del olvido en Macondo fue una clarividencia de García Márquez, quien sufrió junto a su familia la pérdida de la memoria de su abuela Tranquilina Iguarán, de su madre Luisa Santiaga y de algunos de sus hermanos.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese