Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.533,93
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-24

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 17 cms.

Hora: 15:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

Camino sin pesos en mi espalda

La Señorita Colombia 2009, Michelle Rouillard, levantó el avispero hace pocos días no sólo por destaparse para la revista Soho sino por contar intimidades del Concurso.

La publicación es sólo un comienzo de lo que sabremos sobre sus vivencias pues ya tiene casi listo un libro que ahondará sobre su experiencia como reina.
Michelle habló sobre las reacciones que han habido en país por sus fotos y revelaciones.

¿Qué reacción ha tenido la publicación de la revista Soho?
-Ha causado cierta polémica que me parece interesante, considero también por los comentarios de la gente que la edición ha tenido una muy buena acogida, y en su gran mayoría la crítica ha sido muy positiva.

¿Qué dijeron tus padres sobre tus fotos? ¿Les consultaste?
-Si claro, antes de hacer las fotos y la entrevista les consulté y estuvieron de acuerdo, mi familia siempre ha sido un gran apoyo para mí.

¿En una ciudad tan conservadora como Popayán, que dicen de ver a su reina destapada?
-La verdad, la revista ha tenido una gran acogida. He escuchado muy buenos comentarios de mis coterráneos. Inclusive me contaron que la revista se había agotado.

¿Has tenido muestras de apoyo, de solidaridad luego de la publicación de la revista?
-Me ha llamado mucha gente a felicitarme. La verdad no me lo esperaba en lo absoluto, y ha sido muy grato sentir esa reacción.

¿Sabemos que tu intención no es dañar la imagen del concurso de belleza, sino de hacer ver tu experiencia y que las cosas puedan mejorar, pero no crees que con la entrevista con Soho el Concurso no quedó muy bien parado?
-La entrevista refleja mi criterio basado en la experiencia vivida durante mi año como reina, donde lo importante es dejar claro que no son reproches sino realidades verdaderas. En mi opinión, aquí lo importante no es enfadarse ni enfrentarse de manera negativa ante las críticas realizadas, sino quizás interiorizar y tal vez pensar en mejorar algunas cosas. El Concurso Nacional de la Belleza sigue siendo un evento que vive en el corazón de los colombianos, eso no va a cambiar por lo que yo diga, pero lo cierto es que sería muy bueno ver que todo esto causara una serie de cambios positivos para la organización.

¿Durante el año de reinado, dijiste al concurso lo que sentías?
-El concurso nunca fue ajeno a mis pensamientos y críticas. En varias oportunidades y con varias de las personas que trabajan para la organización hablamos de tema muy abiertamente y a “calzón quitao” como dicen por ahí.

¿Qué le agradeces al Concurso?
-Mucho, y siempre lo he dejado muy en claro. Después de ser Señorita Colombia me siento más dueña de mi misma, es una experiencia que te hace crecer y ver el mundo con otros ojos. No guardo ningún rencor en lo absoluto hacia la organización, ni a sus direc-tivos, ni al título de Señorita Colombia. El hecho de que piense y diga que haya cosas por cambiar, mejorar o implementar no significa que mi respeto y agradecimiento sea menor.

¿Te imaginaste que esa entrevista iba a causar polémica?
-Sí, y estaba preparada. Yo pienso las cosas muy bien antes de hacerlas.

¿Qué te motivó a escribir el libro que has anunciado, fue idea tuya o te lo propusieron?
-Siempre ha sido idea mía, de hecho nació cuando aún seguía de reina. El reinado y sus entretelones conforman una historia además de interesante jamás antes contada, por eso siempre me ha parecido interesante escribir un libro sobre el tema, hay muchísimo material. De hecho ya el libro está en proceso y será publicado próximamente, aun no tengo la fecha de su publicación pero es un hecho.

¿Si hubieras sabido como es en verdad un concurso de belleza, te le hubieras medido?
-La verdad soy tan terca que si me lo hubieran dicho aun me hubiera metido. Cuando tengo una idea en la cabeza o un sueño que quiero cumplir no hay poder humano que me haga cambiar de opinión.

¿El cambio más importante que debe tener el concurso de belleza?
-Creo que son varios, debe haber algunas reformas pero sobre todo un cambio de visión.

¿Has hablado con Raimundo o con alguien del reinado?

-Hablé con un par de miembros del concurso quienes me dijeron que les gustó mucho las fotos. También me dijeron que están de acuerdo con la entrevista ya que no estoy diciendo nada que no fuera cierto.

De las cosas que has hecho en tu vida ¿de qué te arrepientes hoy?
-¡De nada!. En mi vida no me arrepiento de nada. Voy caminando sin pesos en la espalda.

¿Qué viene ahora para ti. Dónde te vamos a ver, ¿en televisión, en pasarelas?
-Vienen muchas cosas, de hecho ya estoy trabajando como modelo en Colombia y también por fuera, me está yendo muy bien. Además también me estoy preparando para actuar y presentar más adelante. Tengo muchas ideas y proyectos los cuales iré llevando a cabo poco a poco.

¿Y tu corazoncito como está?
-El corazón anda muy bien, estoy contenta con todo lo que estoy haciendo. Pero esos temas del novio y de otras cosas hacen parte de mi vida privada y así prefiero que se quede!.

Ya puedes hablar de política. ¿Con cuál candidato te vas en las elecciones presidenciales?
-El voto aun sigue siendo secreto. Es un derecho que tenemos y por lo tanto considero que hay que hacer buen uso de él.

¿Y hablando de país, en que debe trabajar más el próximo gobierno?
-Ser presidente de Colombia no ha de ser tarea fácil. Se necesita mucho criterio, cabeza firme, planeación hacia futuro, metas estructuradas y muchísima dedicación. Considero que un punto fundamental es la educación, ya que esta es la base de una sociedad más equitativa y con mayores oportunidades para todos de salir adelante. También está la salud y todo lo que tiene que ver con la seguridad social, y un punto muy importante es la inversión, el desarrollo de la parte comercial, la creación de empresas y todo lo que tiene que ver con el desarrollo empresarial del país ya que es la fuente de trabajo, ingreso y desarrollo que se necesita para sacar un país adelante.

LO QUE DICE MICHELLE

-A la Señorita Colombia los hombres no pueden pasarle la mano sobre el hombro.

-La Señorita Colombia nunca puede comer o beber cuando está en un evento.

-No puede haber una foto de la Señorita Colombia en la que las piernas no están cerradas o en posición de tornillo, que es una sobre la otra.

-Hay un montón de protocolos similares. Y a uno le ponen una chaperona para que las cumpla. Va detrás de uno vigilándolo, prohibiéndole tomar, comer: una especie de policía personal, mejor dicho.

-En realidad, lo que más trabajo me costaba era aguantar los regaños en caso de que uno no contestara el teléfono. Me decían: Si usted se va a arreglar las uñas y va a estar incomunicada, nos tiene que llamar a decir que se está arreglando las uñas. No contestar el teléfono era realmente algo grave. Me tocaba entrar el celular al baño. Y eso eran sábados, domingos, festivos, las 24 horas tenían derecho de llamarme. El celular ya me causaba pesadillas.

-Raimundo a veces dejaba mensajes intimidantes, que uno no sabía si eran comentarios tranquilos pero firmes, o regaños terribles en tono fuerte. Un par de veces sí fue explícito. Ya no me acuerdo por qué, pero me dijo en tono duro: no eras nadie antes del reinado, no eras nadie y lo repitió tres veces, no sé si lo hizo a conciencia pero considero que ese tipo de comentarios hacen sentir mal a cualquiera.

Todo el mundo supone que ser Señorita Colombia es un trabajo lleno de comodidades, y la verdad es que hay muchas privaciones. Por ejemplo: las cuatro finalistas tienen que usar durante todo el año la misma ropa que les dieron en Cartagena. No les dan más. Esos vestidos y esos zapatos no quedan sirviendo para nada.

No hay un patrocinador al que tanto la Señorita Colombia como las finalistas puedan acudir para hacerse las uñas o arreglarse el pelo. No hay dónde hacerse un masaje, algún tratamiento para la piel. Todo el asunto cosmético le toca comprarlo a uno de lo que se gana.

La agenda siempre salía de Bogotá. De modo que debía vivir en Bogotá, pero el reinado no tiene un lugar para que uno se hospede. Tuve que quedarme en casa de mis tías.

Al ser elegida Señorita Colombia automáticamente te ganas 30 millones de pesos. Pero no te los dan de una, sino que te los distribuyen en los 12 meses que dura el reinado. O sea que te llega un sueldo como de dos millones y medio mensuales. La última cuota te la dan el día que entregas la corona.

LO QUE DICE RAIMUNDO ANGULO

No es que seamos anticuados, sino que buscamos una protección para ella, imagínese todo el mundo abrazando a la reina. La chaperona es la representante del concurso, debe cumplir con los programas y protocolos en las diferentes partes adonde va la reina.

La organización del concurso no puede perder contacto con la reina porque consultamos con ella muchos temas, pero nunca a las doce la noche.

Es de mala educación hablar con la boca llena, entonces sugerimos que coma antes o después de los eventos, no queremos que le tomen fotos con la boca llena, es un consejo que también le doy a mis hijos.

El concurso tiene una política sin excesos, todo el vestuario lo da el certamen y si repite es porque así la quieren ver en los sitios a donde las invitan, con lo que utilizaron y vieron en televisión. La reina tiene un vestuario mayor porque la dotamos de excelentes diseños adicionales cuando viaja a Miss Universo.

Lo de los gastos en salones de belleza voy a estudiarlo. En ese campo puede tener razón, es una buena sugerencia, no lo habíamos pensado porque los consideramos gastos menores.

En dos oportunidades me manifestó que el concurso debía tener apartamento en Bogotá, yo le dije que cuando la Señorita Colombia estaba en misión oficial la llevábamos de huésped al Estelar La Fontana, no consideramos esa necesidad porque no tenemos los recursos, pero en caso de que los tuviéramos tampoco somos partidarios de tener uno.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese