Indicadores económicos
2017-11-20

Dólar (TRM)
$3.003,19
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.542,26
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,09
Petróleo
US$56,55

Estado del tiempo
2017-11-19

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 11:42

Marea max.: -11 cms.

Hora: 21:56

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-11-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Cosas que pasan en el "Barrio Fino"

“Yo desde pequeño quise ser grande y algún día ser cantante. Nunca tuve el apoyo de mis padres ni su cariño, me crié con mis abuelos”, dice William*. Es flaco, tiene el cabello ensortijado y, aunque quizá no lo aparente, tiene 17 años y muchos sueños. Continúa: “Me crié a la deriva, andaba en las esquinas y peleaba. Todos los días paso triste porque me siento solo. En mi cumpleaños mi papá nunca ha venido a decirme: ‘hijo, feliz cumpleaños’. Ni siquiera sé dónde vive. Pero cuando llego aquí me siento el más feliz del mundo, porque siento que mi sueño se está cumpliendo y me va a engrandecer. La música es mi pasión y por ella voy a luchar. Gracias a Dios mi vida cambió”.
Ese lugar feliz del que habla el adolescente es un estudio de grabación que está en Pablo Sexto y que quiere cambiar la vida de los chicos del barrio. Pretende espantar las pandillas, las drogas y la muerte por música y talento. Les presentamos “Barrio Fino”, un proyecto social de Ariel Valdés.

***
Caminando entre altibajos en el barrio Pablo Sexto, está Ariel Valdés Valdés. Tiene 26 años y desde los 12 empezó a componer y a soñar con ser cantante. A pesar de las pandillas, de las drogas y todos los problemas sociales que acordonan su sector, supo guardar distancia sin dejar de apartarse de la gente con la que creció. Tal vez por eso, muchos de su misma edad veían en él un liderazgo que tenía escondido.
Un día, al barrio llegó un programa para resocializar jóvenes en riesgo, y esos mismos jóvenes lo eligieron para que los representara. Así lo hizo, y fue tanto su esmero que un profesor de la Universidad de Cartagena, que entonces les llevaba charlas, lo escuchó hablar y le dijo que no se imaginaba todo lo que podía dar a su comunidad. Esas palabras, y ese proyecto al que se entregó con pasión, hicieron despertar esa habilidad que no había descubierto. Así empezó su historia.

“Barrio fino”
Como Ariel hay varios en Pablo Sexto, con ganas de superarse. La falta de apoyo, económico y emocional, como dice, es el principal obstáculo para surgir y alejar a sus amigos de los malos pasos. Aun así, se propuso desarrollar un proyecto para ayudar a aquellos que, como a él, les gusta la música.
“Yo empecé a hacer letras de baladas, salsa, reguetón, que era lo que más escuchaba aquí. Me pasaba algo curioso: mi papá se llama Justo Valdés, es un personaje reconocido de Palenque y fue quien le hizo el himno al pueblo, él hace música folclórica, música africana y a mí nunca se me dio por hacer una canción folclórica, yo me iba más por el lado de la salsa”, cuenta.
Una casa muy pequeña, pintada de color naranja, está llena de muchachos. Unos entran y otros salen. Apenas logran acomodarse. Desde allí se materializa “Barrio Fino”, el proyecto con el que Ariel busca alejar a los jóvenes de su comunidad de las drogas y las pandillas a través de la música. Es un estudio de grabación donde pueden explotar su talento, donde pueden componer y grabar sus propias canciones.
“Barrio Fino”, nombre inspirado en uno de los álbumes del reguetonero Daddy Yankee, traduce, en palabras de Ariel, “buen barrio”, como una manera de resaltar que en él no solo hay problemas sociales. Aquí hay gente que juega fútbol, que pinta, que estampa. Tengo una canción que dice que quien se atreva a entrar al barrio conoce nuestra verdadera realidad. Nosotros estamos aquí expuestos a cosas malas porque no hay espacios, si hubieran más en la ciudad y en todo el país en las noticias se hablaría de otras cosas, porque no solo tenemos pandillas, peleas y muertos sino que también hay mucho potencial y gente que necesita apoyo humano”.
Han pasado dos años desde que Ariel decidió poner en marcha su idea y rescatar el talento de su barrio. Aunque no ha sido fácil, poco a poco observa cómo se cumple su sueño y los de otros 23 que llegan diariamente al estudio. Ahora, están entusiasmados con una nueva canción que está a punto de ser terminada. ‘De barrio soy’ habla sobre los problemas de su sector, del rencor entre pandillas y de las ganas de poner fin a esa guerra insensata.
Como manifiesta este emprendedor social, “hay proyectos de vida que te devuelven la fe y la mentalidad de caminar por donde es”, y estamos seguros que este es uno de ellos.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese