Indicadores económicos
2017-03-28

Dólar (TRM)
$2.913,48
Dólar, Venta
$2.887,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.172,48
UVR, Ayer
$246,88
UVR, Hoy
$247,12
Petróleo
US$47,73

Estado del tiempo
2017-03-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:50

Marea max.: 14 cms.

Hora: 23:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 14 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

D’Angelo, un diseñador de buena ventura

-A A +A
 

A la una de la tarde en Cartagena llueve de forma desmedida y como es costumbre, se ha ido la luz.

En la Casa Moraima en el Pie de la Popa, donde funciona el Centro de Formación para el Trabajo (Acceso), se encontraba el diseñador colombiano radicado en Nueva York, Edwing D’Angelo, compartiendo con más de 150 jóvenes afrodescendientes de barrios vulnerables los periplos de su vida entre los estruendos del aguacero.

D’Angelo llegó a Cartagena tras presentar su colección Liberté, Égalité, Modernité en la pasarela “Somos Color” en Bogotá, como parte de la iniciativa Ruta de la inclusión, liderada por Programa para Afrodescendientes e Indígenas de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

“Yo soy uno de ustedes, sé que es la pobreza y el hambre”, sentenció el diseñador para romper la solemnidad del protocolo, un desparpajo que caló en los asistentes que sabían muy poco del hombre que ha vestido a personalidades estadounidenses como la primera dama Michelle Obama o las supermodelos Tyra Banks y Sessile López, quien estuvo a su lado durante la visita a Colombia.

Junto a él estaban también el asesor de moda Memsor Kamarake; la directora de moda de la revista Ebony, Marielle Bob; artista Ryan B. Anthony y el empresario guatemalteco Álvaro Batres, quienes a petición de su amigo compartieron sus luchas personales para alcanzar el éxito.

Después de aquella charla, de los abrazos y fotos con cada uno de los jóvenes, D’Angelo habló con El Universal a pesar de la penumbra.     
   
¿Cómo fue tu niñez en Buenaventura?

-Los obstáculos económicos siempre estuvieron presentes, pero en mi casa se nos enseñó a tener dignidad, a saber que nosotros sí valíamos, y que por eso teníamos que dar lo mejor de nosotros y no dejarnos vencer por los obstáculos de la vida.

Mi abuela a pesar de que nunca tuvo nada me inculcó la disciplina. Levantarme y no dejar la cama sin tender, bañarme tan pronto me levantara y esforzarme en la escuela eran cosas sencillas, pero eso te ayuda a formar el carácter y para ser un líder en algo debes tener personalidad.

Es que son esos detalles que te enseñan tus padres, abuelos y tíos, los que se reflejan en la persona en que te vas a convertir.  

¿Qué significó para ti dejar Buenaventura e irte a Nueva York?

-Fue un cambio cultural muy fuerte. Primero porque Nueva York no era lo que me imaginaba, y segundo que cuando me fui, a mi mamá le estaba empezando a ir bien, así que habíamos construido una casa mejor y tenía mi propia habitación, pero cuando llegué a Estados Unidos volví a lo mismo. Vivíamos en un apartamento para 7 personas en un cuarto, entonces de cierta forma comencé a revivir las carencias que había tenido en Colombia.

Sin embargo mi mamá es una mujer tenaz, muy trabajadora y echada para adelante. Ella fue la que nos sacó adelante, no solo a nosotros sino a sus hermanos también, y esas ganas de progresar las heredé de ella.

¿Cómo te inicias en la industria de la moda?

-El mundo de la moda llegó para mí un poco complicado porque mi madre, que había trabajado tanto para llevarnos a Estados Unidos, quería que tuviera una profesión normal como médico o abogado, algo que ella veía que en Colombia daba una mejor vida.

Entonces cuando le confesé que lo que realmente quería era ser diseñador hubo conflictos. Creo que al principio se sintió defraudada y decepcionada de que su trabajo había sido en balde, pero después de ver lo que he logrado como diseñador se calmó y estamos bien de nuevo.

Además, esta industria es bastante competitiva, especialmente cuando tu vives en la capital de la moda en el mundo, pero con disciplina todo se puede lograr y de eso fue lo que yo hice, levantarme todos los días y hacer que se fueran dando las cosas hasta que lo logré.

Ahorré el dinero que necesitaba para empezar porque no tenía experiencia para trabajar en las compañías grandes, abrí mi propio negocio y 12 años después aquí estoy.

Ser un afrodescendiente de origen latino tuvo alguna incidencia en su carrera... 

-En Estados Unidos hay un racismo institucionalizado. Existe, no vamos a decir que no, pero personalmente sería un hipócrita si dijera que he sido víctima directa de discriminación. Yo he aprendido a convertir las tragedias en ventajas, entonces para mí ser latino y negro ha sido una ventaja porque me he metido en el mundo del afroamericano, que me abrió las puertas a las celebridades y personalidades de Norteamérica. Así, lo que pudo ser un obstáculo fue una bendición.

¿Qué te motivó a venir a Cartagena y contar tu historia?

-Venir a hablar de las celebridades que he vestido y del cuento de la moda me hace más distante y menos relevante. Cuando hablo con personas afro quiero que sepan que yo no los uso como una plataforma para exponerme o salir en los medios, sino que sientan que realmente mi historia y mis raíces están conectadas con las de ellos.

Tuve la fortuna de salir de ese enredo de depresión comunitaria en que muchos vivimos, un privilegio que la vida me dio para servir de referente a los jóvenes de los estratos más vulnerables para que sigan sus sueños.

Notas recomendadas
2461 fotos
69388 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese