Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Darío Silva, de periodista a pastor

-A A +A
 

De líder de opinión al periodista más despreciado de Colombia. Un día, simplemente la vida se le derrumbó a Darío Silva Silva. Tan bajo cayó, que pensó en dos soluciones: una, escribir un libro venenoso sobre la clase política del país; y dos, suicidarse.

Y al final, dejó los micrófonos de la radio por los de un púlpito y cambió las “malas” noticias por predicar la Biblia.

Este hombre, uno de los periodistas más polémicos a finales de los 70 y principios de los 80, hoy no critica al Gobierno de turno o a quien esté en contra de sus ideales, sino que dirige una de las iglesias cristianas más grandes de Colombia, Casa Sobre la Roca. Su nombre aún suena, pero esta vez, como uno de los “más influyentes” del país por su liderazgo.

Nació en Tarquí, Huila, hace 78 años. Al terminar su bachillerato hizo un curso de radio y televisión  en una escuela llamada Radiar Ltda, donde recibía clases de apreciación musical con Otto de Greiff, locución con Julián Ospina y actuación con Teresa Gutiérrez. En ese entonces no existían las facultades de periodismo en el país.

Desde niño se convenció de que quería ser periodista y lo logró en poco tiempo. A sus 17 años, cuando terminó sus estudios, se fue a Garzón, Huila, donde empezó como jefe de redacción de la emisora Radio Garzón, que acababan de fundar. “Ahí comencé, pero la etapa clásica y bonita fue cuando trabajé con Alberto Galindo, quien tenía un noticiero de radio que se llamaba La Opinión, y yo era el jefe de información política en Bogotá. Él me llevó al Congreso Nacional y me presentó a sus fuentes de información, entre los que estaban Julio César Turbay, Álvaro Gómez Hurtado y Guillermo León Valencia. Entré en contacto con la alta clase política del país”, cuenta Silva.

Su carrera parecía promisoria hasta que su ideología y sus convicciones lo convirtieron en “una figura despreciada por el pueblo colombiano”, según dice, porque se opuso a la izquierda y estaba en contra de lo que en esa época (finales de los 70 e inicios de los 80, durante el mandato de Julio Cesar Turbay) la opinión quería que se hiciera en el país.

Para ese mismo período, Silva dirigía y era dueño, junto a su compañero Darío Restrepo, de uno de los noticieros más vistos en el país, pero ¿qué lo llevó entonces a abandonar el periodismo? “Cuando mi partido, el Liberal, perdió las elecciones y surgió el partido contrario (el Conservador), el Gobierno que se instaló (el de Belisario Betancur, en el año 1983) hizo conmigo lo mismo que Hugo Chávez hizo en Caracas con Radio Caracas Televisión. En Colombia se pusieron de ruana todas las leyes para quitarme el noticiero y me despojaron, yo entré en una crisis tremenda porque me tocaba poner diariamente casi un millón de pesos para que el noticiero saliera al aire. Todos los publicistas retiraron los avisos de mi noticiero. Fue una situación muy difícil y hubo un momento en que ya no podía más. Llegué a tener tres embargos sobre mis bienes, cerraron el noticiero, no tenía en qué trabajar, donde quiera que me presentaba me despreciaban, me odiaban, me insultaban, algunos querían matarme y entonces me encerré en una casa”, narra.

Su estado de ánimo era depresivo y la solución a sus problemas era redactar un libro venenoso para desenmascarar a la clase política del país y luego suicidarse. “En mis particulares ideas eso era un buen negocio para mí porque, o todo terminaba en la tumba, como decía el materialismo, o había una nueva oportunidad a través de la reencarnación”.

Cierto día, le llegó un requerimiento del Gobierno por una cuota de impuestos nacionales y se le ocurrió llamar a una prima para que le consiguiera un millón de pesos para pagar. “Me dijo que una amiga suya, de su grupo de oración, me los iba a prestar. Pensé que se iba a aparecer con una vieja de pelo largo, con falda larga, con una biblia debajo del brazo y con aires de superioridad espiritual, porque esa era la imagen del cristiano y yo en esa época era masón. La realidad fue que mi prima se apareció con una mujer bonita, elegante y bien arreglada, no tenía ninguna religiosidad. Me dijo que le había preguntado al Señor si debía ir donde un tipo tan arrogante, prepotente, ricachón, orgulloso y arriesgar un millón de pesos y, burlándome de ella, le pregunté qué le había respondido su Señor. Sacó de su bolso una biblia pequeña y me leyó un pasaje en Job, ese libro para mí era el más bello poema del dolor humano, ella me leyó algo que me dejó espantado porque era exactamente lo que estaba pasando conmigo, no faltaba un solo detalle. Estaba estremecido. Me dijo que estaba en peligro de muerte y el secreto de que me iba a suicidar lo sabíamos Dios y yo, nadie más. Yo solo lloraba. Desde entonces mi vida comenzó a cambiar”.

Darío fue invitado al matrimonio de Diana Turbay, hija del expresidente Turbay, y allá se encontró con el periodista y escritor Juan Gossaín. “Me dijo que no iba a permitir que me encerrara y me ofreció trabajar con él en RCN, dos días después me llamó Carlos Ardila Lule y me preguntó que cuándo empezaba. Así fue que volví. Pagué todas mis deudas, trabajé y me dediqué a estudiar Teología por las noches. Eso fue en el año 85, me tocó cubrir la toma del Palacio de Justicia, la tragedia de Armero”.

Se casó con Esther Lucía Ángel, la mujer que le prestó el dinero y le habló de Dios. Ambos dirigían un grupo de oración en el garaje de su casa, hasta que una madrugada, mientras Darío emitía las noticias, una discípula intentó lanzarse de un piso 17. “Ese día Dios me puso a escoger. O seguía dando malas noticias por los medios o daba buenas noticias para salvar vidas como la de esa mujer”.

En 1987, año en que ganó el premio de Periodismo Simón Bolívar, junto a Francisco Tulande, a Mejor Trabajo de Investigación para Radio con “La otra Colombia en Nueva York” para RCN Radio, dejó el periodismo e inauguró su iglesia.

Sus problemas no terminaron y aunque tuvo que viajar a Estados Unidos tras un fallido intento por secuestrarlo, regresó al país para perdonar, hablar de reconciliación y de amor. Silva perdonó en la cárcel de Cómbita a Guillermo Rodríguez Molina, encargado de su secuestro.

Hoy asegura que no se arrepiente de haber dejado el periodismo, que la mejor decisión de su vida fue convertirse al cristianismo y que servirá a Dios, a su iglesia y al prójimo hasta que sus fuerzas le alcancen.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2329 fotos
64104 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

pastorcito embuste

pastorcito embustero usted sabe que era un millón de pesos en el 1983 y para pagar un millón por día caramba que pablo escobar pienso que ni pablo escobar pagaba un millon de pesos por su terrorismo

ALIAS LAMBICOLOR.

ESTE SEÑOR EN SUS TIEMPOS DE PERIODISTA LE DECIAN LAMBICOLOR.....POR SER LAMBON CON EL GOBIERNO DE TURNO.....HOY DIA ES PASTOR E IGUAL ES LAMBON DEL TRAIDOR OBSERVEN LAS FOTOS DE LAS IGLESIAS CRISTIANAS ALIADAS AL TRAIDOR POR EL SI Y LO VERAN EN PRIMERA FILA.....LE GUSTA ES LA PLATA.

CORRUPCION CRIMENES LILIANA HERNANDEZ

CORRUPCION CRIMENES LILIANA HERNANDEZ -QUIEN ES PAPA DE TOMAS ORDONEZ?--LEE EN EL FORO FARC-- http://www.farc-ep.co/foro/funcionamiento-de-la-mesa/56-verdad-justicia-reparacion-no-repeticion.html/// Http://www.farc-ep.co/foro/funcionamiento-de-la-mesa/86-justicia-para-un-joven-del-pueblo-reparacio

Dejen la idolatría de seguir

Dejen la idolatría de seguir a estos autodenominados curas, papas, pastores y guías espirituales de todas las pelambres y sectas, que solo son mercaderes de la fe, ladrones de los mal llamados diezmos, limosnas, impuestos y ¡ALMAS!, engañadores que, con discursos, canciones y arengas motivacionales, manipulan el alma de sus idolatras seguidores, hasta conducirlos al infierno.

Estafador

¿Y a este mercader de la fe quién lo habrá nombrado pastor? ¿Estará enterado que recibirá mayor condenación por vender palomas, engañar viudas, huérfanos y desnudos, por llamar diezmos a la plata, iglesias a esas construcciones de ladrillos y alabanzas a esas blasfemas canciones?Santiago 3:1 "Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación."