Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-16

Dólar (TRM)
$2.935,96
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.130,02
UVR, Ayer
$242,55
UVR, Hoy
$242,56
Petróleo
US$52,37

Estado del tiempo
2017-01-16

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 21:53

Marea max.: 8 cms.

Hora: 14:10

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 7 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.8 a 2.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-01-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Diana Caicedo, reina de película

-A A +A
 

Diana Caicedo Ramírez tiene el Caribe impregnado en el alma. Aunque lleva más de diez años fuera de Cartagena, siempre que vuelve, así sea por días, su corazón se arraiga porque la siente y vive como ayer. Como cuando jugaba a los chocoritos con sus amigas del barrio Los Calamares o cuando atendía un café internet en Los Alpes.

Esa Diana que salió de la barriada popular de Cartagena ha crecido en su profesión, carácter y personalidad.

Ella dice que su mayor defecto es ser “perfeccionista”, ¿será? A mí me parece más bien que tiene sus metas claras y carácter fuerte. Lo que ella llama “debilidad” es su mayor virtud porque gracias a eso ha conseguido ir cumpliendo cada uno de sus sueños, a paso firme. Y no se detiene, eso es lo realmente importante. Sabe bien de dónde viene, jamás lo olvidaría, y también tiene claro para dónde va.

De aquella sala de internet en Los Alpes, saltó al Festival Internacional de Cine de Cartagena, donde entregaba los galardones a los ganadores de los Premios India Catalina. Fue portada de las revistas Soho y Playboy...esta reina de ébano embrujó de deseo a todo el mundo.

Basta hablar con ella para saber que no se le “arruga” a nada. Estudió radio y televisión y ganó una beca para formarse en actuación en Sao Paulo por cinco años.

En Brasil aprendió a amar la lectura. Hoy no solo se deleita con sus pasos de champeta repletos de flow donde quiera que va llevando su Caribe, sino también “al son” de la lectura de los libros más complejos de novela rusa. Entre ellos a León Tolstoy (1828-1910), uno de los escritores más importantes de la literatura mundial. Ahora está leyendo Tokio Blue, de Haruki Murakami, novela que relata una historia nostálgica en torno a pérdida y sexualidad.

Terminando mayo, Mes de la Herencia Africana, Diana se declara una orgullosa portadora de su color de piel. Y precisamente por ser negra le cerraron en la cara las puertas de un restaurante en Bogotá. Y justo por ser negra muchas otras puertas se le han abierto de par en par.

En todo caso, se siente orgullosa de su color tostado. Es negra y lo grita al mundo entero con pasión. Con ella hablamos de raza, de sueños cumplidos y por cumplir. Aquí está Diana Caicedo.

¿Ser afro está de moda?
-Claro, y no tengo duda de eso. Ser negro es, además, un desafío, pero específicamente creo que ser actor afro representa un desafío más grande para mantener vigencia. Hoy son más las oportunidades que tiene una persona negra de actuar en cine o televisión colombiana y extranjera, pero no siempre ha sido así.

Entonces, ¿la piel es orgullo?
-Claro, como dice una campaña por ahí, ser negro es hermoso.
Lo mejor que me ha pasado es haber nacido con este tono de piel. Tengo el corazón con la marca de Cartagena. La llevo a todos los lugares con absoluto orgullo. Yo creo que si no fuera por la piel que Dios me dio, no habría llegado ni a la mitad de donde hoy me encuentro.

¿Quieres que te dé un ejemplo?

En Brasil, hace cinco años, llegué a competir con unas cuarenta mujeres para convertirme en una de las garotas del carnaval de Río de Janeiro y me atrevo a decir que me escogieron porque soy negra. Ellos quedaron maravillados conmigo. Y así suele pasarme siempre.

¿Has sido víctima de racismo?
-Sí, aunque Colombia el once por ciento de la población es afrocolombiana, todavía falta avanzar en torno a eliminar racismo.
Hace un buen tiempo, en un restaurante de Bogotá, estaba con quien en aquel tiempo era mi novio. Fuimos con unos amigos y una de mis compañeras también era morena. Al vernos a las dos, los porteros se excusaron diciendo que tenían un evento privado, que no nos podían dejar entrar. Mientras tanto, observábamos cómo otros accedían sin restricciones. No me quedé callada. Enseguida llamé al periodista Juan Gossaín, él me contactó con Vicky Dávila y armé un escándalo para que no se lo volvieran a hacer a otra persona.

Serás la protagonista de la película “3Golpes”, hecha por cartageneros y con actores nuestros. ¿Por qué decidiste participar en ella?
-Es un retorno a nuestras raíces. Pocas veces una película gira en torno a la champeta y qué mejor manera de homenajear al género que con el cine. Tenemos un festival internacional y es importante que las producciones de la ciudad se sumen a él.

A la gente le va a encantar la película porque los actores son costeños (cartageneros), esta vez no será una caricatura de lo que somos y tampoco una parodia. Creo que la producción afianza el afecto hacia nuestra cultura y ¡qué orgullo formar parte de ella!

La champeta, ¿cómo la ves desde la barrera?
-Es nuestra identidad. Yo me muevo entre Medellín y Bogotá, y nuestro ritmo se oye mucho en esas ciudades. Más allá del contenido que tengan las canciones, la música en sí nos está llevando a mostrar la riqueza cultural de Cartagena, y ya era hora de que eso pasara.

De lo que has hecho en actuación, ¿qué es lo que más te ha marcado?
-Hace un año, también  formé parte de un cortometraje aquí, en Cartagena, que se llamó “Tu barrio, mi barrio”. Es la historia de una madre que deja a su hija de quince años cuidando de sus hermanos, y ella a sale a trabajar tras la muerte de su marido.

Su hija, persiguiendo el amor, descuida a uno de sus hermanitos y este muere en medio de una pelea de pandillas en la que no tenía nada que ver. Me marcó porque fueron muchas emociones encontradas, debía interpretar el dolor más grande que se puede sentir en la tierra: perder a un hijo. Además porque evidencia una realidad que todavía es muy notoria en Cartagena, la guerra absurda entre pandillas.

¿Cómo ves a Cartagena desde afuera?
-Me duele ver que hay mucha pobreza todavía. En cuanto a las condiciones físicas, no digo que sea perfecto pero creo que Transcaribe ayudó a cambiar un poco la perspectiva de la ciudad.

Además de la película, ¿en qué andas?
-Estoy grabando una serie en Cali sobre el medio ambiente, para Netflix, donde soy la protagonista.

Epílogo
Valiente y decidida, esta mujer de 28 años es una actriz de empuje y garra, que ha logrado todo lo que se ha propuesto en la vida.
Con un metro y setenta centímetros y curvas claras, esa muchachona que a todos encanta con su sonrisa y cariño, sigue caminando por su sueño hacia el cine.

¿LA RECUERDA?

Diana ha participado en producciones como “Historias de una Madame”, trasmitida en Caracol televisión; “La fiesta del Chivo”, el reality “Mundos opuestos”; la película “Estrella quiero ser”, entre otras, colombianas e internacionales.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2375 fotos
65599 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese