Indicadores económicos
2017-09-25

Dólar (TRM)
$2.900,73
Dólar, Venta
$2.795,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.469,56
UVR, Ayer
$251,72
UVR, Hoy
$251,73
Petróleo
US$50,66

Estado del tiempo
2017-09-25

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 00:00

Marea max.: 19 cms.

Hora: 16:17

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 A 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.2 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-09-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El acuarelista que atrapó la luz y el color de la selva

César Bertel (Cartagena, 1957), pinta muy temprano, a las seis de la madrugada, con la luz lavada del cielo. Nunca lo hace de noche porque los resplandores no dejan ver el verdadero color de las cosas.

Pinta sobre una mesa de dos metros cuando trabaja acuarelas de ese formato, y sobre una enorme terraza cuando se enfrenta a proporciones desmesuradas de acuarelas de más de tres o cuatro metros. 

La suya es una obra única en Colombia y en el mundo, porque desafió formatos, temáticas y maneras de presentarla. Su acuarela “Pachamama”, tiene 12 metros y 1.50 centímetros. Tardó 45 días encerrado en una vieja casa colonial de Cartagena, su ciudad natal, pintándola sin parar desde la madrugada hasta la última luz del atardecer.

El otro rasgo revolucionario de su obra es que ninguna de sus obras lleva vidrio. Creó una nueva  forma de montar sus acuarelas que tienen un impacto visual deslumbrante.

La selva ha sido su obsesión tutelar. A ella viajó durante muchos años como  ejecutivo de Ecopetrol. Y siguió regresando para asistir al gradual deterioro del paraíso colombiano. Hace quince días volvió a la selva del Putumayo.

Tenía dieciocho años de no ir. Desde un helicóptero vio los ríos contaminados de cianuro y mercurio. Desde el aire contempló los daños irreversibles de la minería ilegal sobre el agua dulce. Bertel tiene miles de fotografías de la selva de día y de noche, y con los ojos cerrados ha podido dibujar lo que ha visto.

Con la intuición de un explorador de abismos, ha dibujado la memoria de una selva espléndida en donde aún florecen las orquídeas y aletea el colibrí más pequeño del mundo.

En esa memoria están las piedras del río como recuerdos petrificados del alma de la tribu. Están las mariposas del séptimo día de la creación en pleno esplendor revoloteando para embellecer el mundo en solo siete días de vida. Están las hormigas creando un universo silencioso debajo de las piedras. Están las flores que parecen pájaros, las flores carnívoras que muerden el aire caliente del mediodía, las hojas amarillas y del verde matizado de una estación que dejó de maravillar apenas apareció el depredador de los milagros de la tierra y del cielo.

Después de verlo todo con la ansiedad de un niño perdido en el bosque antiguo que antes era virgen, Bertel me confesó que “era para sentarse a llorar”. La exposición de Bogotá es apenas el peregrinaje artístico por todo el país con su “Pachamama”. En la apertura en Bogotá hubo cerca de medio millar de personas que contemplaron la acuarela más grande del mundo. En diciembre regresará a Cartagena, y se exhibirá junto con otras acuarelas, en el Centro de Formación de la Cooperación Española.

“Empecé a pintar desde muy temprano porque sentí que esa era mi vocación; dibujar y representar las cosas. Pero cuando me pensioné en Ecopetrol me dediqué todo el día al arte”. Como cartagenero deportista que es, Bertel practica desde hace más de veinte años el softbol, y el 21 de julio de 2016 representará a su ciudad natal en un campeonato nacional en Santa Marta.

“La pintura es un arte de soledad y concentración”, dice. “Un pacto con los colores y los pinceles. Y es una conversación espiritual e interiorizada con Dios. Pinto en un lugar cerrado con bastante luz. Cuando realizo acuarelas grandes, la paleta es distinta y utilizo pinceles gigantes. Admiro al acuarelista sueco Stanislaw Zoladz (Suecia), que pinta paisajes de río y sus piedras en el agua, dan ganas de lanzarse sobre ellas. También al acuarelista norteamericano  Steve Hanks, fallecido, quien era un bárbaro pintando desnudos femeninos.) También al japonés Abe Toshiyuki “. Los colibríes se sacuden ahora en un resplandor naranja.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

El artista que se equivoco de medium!!

Lo que se puede apreciar de la obra de Bertel es un dedicación al detalle del sujeto que pinta. El muestra la belleza de color, forma, y textura de sujeto. Tan detalladamente lo hace, que obliga al observador a pensar si este artista de pronto se equivoco de medium. A lo mejor la fotografía como medium le hubiera permitido a el mostrar mucho mas de lo que el ha mostrado asumiendo que hubiera podido capturar las pequeñas variaciones tonales o matices (nuances) y de color en las sombras. De pronto NO, de todas maneras su trabajo muestra unidad, bastante textura y conlleva el sentimiento de la foresta. El trabajo es exquisito y muestra dominio manual del medium, sus tradiciones, sus mezcla de colores y sobre todo la transparencia de la acuarela la consigue mantener, lo cual es difícil en el tamaño en que trabaja.
Tradicionalmente, la acuarela es un medio usado par un trabajo rápido, como hacer sketches o bocetos en el campo, para luego hacer la obra final en el estudio en oleo. Trabajar la acuarela de una manera tan poco suelta no es la mejor manera de usar el medio si se quiere ser creativo en innovador, sin embargo esta siendo usado por varios artistas contemporáneos. Muchos arquitectos, ingenieros, que se convierten en artistas autodidactas terminan usando la acuarela de una manera bien apretada como lo hace Bertel (despues de todo, la acuarela se uso para hacer dibujos de arquitectos por mucho tiempo). Ellos consideran que la perfection en la linea es lo que va a darles la belleza de sun interpretation. Sin embargo, es muy difícil moverse de un estilo tan apretado (tight) a uno mas libre (loose). Lo difícil es producir acuarelas como el norteamericano John Singer Sargent las hacia, que es como el medium muestra su elegancia y su verdadera autonomía. En resumen, me parece que la obra de Bertel es muy buena, esperamos que con el tiempo su estilo madure a uno que represente al medio de la acuarela en todo su esplendor. Me gustaría ver sus acuarelas reflejando con soltura el calor, el sol y el mar de Cartagena de una manera transparente y menos apretada.