El complejo mundo de las propinas

02 de julio de 2018 12:38 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En los establecimientos en los que se sugiera propina, llámense bares, restaurantes, pubs, cafeterías u otros, según la circular 07 de 2012 de la Superintendencia de Industria y Comercio, los propietarios deben tener un cartel visible en donde se pueda leer:

“Advertencia propina: Se informa a los consumidores que este establecimiento de comercio sugiere a sus consumidores una propina correspondiente al XX% (indicar el porcentaje que se sugiere) del valor de la cuenta, el cual podrá ser aceptado, rechazado o modificado por usted, de acuerdo con su valoración del servicio prestado. Al momento de solicitar la cuenta, indíquele a la persona que lo atiende si quiere que dicho valor sea o no incluido en la factura o indíquele el valor que quiere dar como propina”.

Aunque esta medida no es tenida en cuenta en la mayoría de locales, algunos propietarios consultados por El Universal enfatizaron en que al momento del cobro, los meseros preguntaban al comensal si deseaba incluir el servicio (de propina).

“Siempre se le pregunta, ya que es decisión del cliente si la paga o no. En caso de que no la paguen, nosotros preguntamos si estuvo inconforme con algo en específico o si podemos mejorar el servicio o”, comenta Sebastián Rhenals, chef y dueño del restaurante Ribs and Beer.

Pero pese a que la propina es voluntaria, algunas veces los trabajadores no manejan el hecho de no recibirla correctamente.

“Yo llegué a un restaurante del centro (Histórico) y tenía reserva. Mis papás y los demás invitados llegaron 2 horas después, sin embargo yo sí llegué a la hora que dije, así que me quedé esperándolos. Éramos muchas personas, comimos y al final yo pedí que no metieran la propina (no me alcanzó el dinero). La mesera que me atendió se puso furiosa y me dijo que yo tenía que darle la propina porque ella había esperado cuatro horas ahí, que las personas se habían demorado y no se qué. Yo al final no dí la propina”, recuerda el usuario Edwin Martínez.

La propina no es su salario
Algunos trabajadores se esmeran por brindarle un buen servicio al cliente buscando esta retribución, puesto que, según datos de Indeed Colombia (en su última actualización del 27 de junio de 2018), el sueldo promedio de un mesero es de 805.847 mil pesos al mes. En Cartagena, según trabajadores consultados por este medio, se les paga por día unos 25 mil pesos (no alcanzan a 700 mil pesos mensuales) y no están afiliados a cajas de compensación, ni a sistema de pensiones o riesgos laborales.

Tristemente, hay dueños de establecimientos que solo les pagan a los meseros lo equivalente a las propinas, violando el artículo 131 del código sustantivo del trabajo, que reza que las propinas “no constituyen un salario, y no pueden pactarse como retribución del servicio prestado”.
Sebastián Rhenals, de Ribs and Beer, ha trabajado por más de 12 años en el gremio de restaurantes y afirma que en algunos establecimientos en los que trabajó, se usaba el dinero de las propinas para ‘otras cosas’.

“En mi restaurante, quincenalmente se reparte ese 10% de propina entre todos los trabajadores. Pero trabajé en sitios donde este valor no era propiamente para el trabajador. Los dueños lo cogían para reponer menaje (Conjunto de utensilios de cocina y de servicio de mesa como copas, vasos, etc) o para ellos mismos. Hasta los administradores tomaban el dinero de las propinas”, indica.

Pese a lo que se creería, el dinero que se recoge de las propinas puede tener el fin que el dueño del establecimiento considere, siempre y cuando le diga a los comensales en el aviso del que hablamos en el primer párrafo, en el que también se establece el porcentaje de la propina.
En este letrero debería señalarse también:
“En este establecimiento de comercio los dineros recogidos por concepto de propina se destinan a (indicar sí se reparte el 100% entre los trabajadores del área de servicios o si algún porcentaje o la totalidad de ese dinero se destina a otros usos diferentes, y en caso de que así sea, indicar su destino). En caso de que tenga algún inconveniente con el cobro de la propina, comuníquese con la Línea exclusiva dispuesta en Bogotá para atender las inquietudes sobre el tema: 6 51 32 40 o a la Línea de Atención al Ciudadano de la Superintendencia de Industria y Comercio”.

Hasta el momento, lo anterior no se puede considera ilegal, sin embargo, desde el año pasado, la Cámara de Representantes busca sacar adelante el proyecto de ley 174 de 2016, que garantice que “el personal de servicio de todo establecimiento comercial contará con que se le respete la totalidad del monto de las propinas, evitando así que los dueños de los locales comerciales se apropien de este dinero”.

Si el proyecto tiene una respuesta positiva, se sancionará hasta con 3.400 millones de pesos a los establecimientos comerciales, bares y restaurantes que se apropien de las propinas que dejan los clientes.

Asimismo, el abogado Álvaro Montenegro, explica que “la propina debe calcularse sobre el valor de lo consumido, y no como se hace erróneamente, sobre el valor de lo consumido incluyendo el IVA”.

¿Quiere o no que vaya en la factura?
Como la responsabilidad de garantizar un buen pago debe recaer en el dueño del local y no irse a los comensales, este valor voluntario dejó de incluirse en la factura del consumidor cuando éste no lo deseara.

Señalada dentro de la factura, muchos clientes se sentían “forzados” a pagarla.

“No pido que no la incluyan si el servicio es bueno pero a veces uno lleva solo el costo de la comida, y por eso unas veces con vergüenza debo decir “sin propina”. La verdad es que es incómodo tener que decir “no lo incluyan”. Me sigue dando un poco de pena”, comenta Rafael Polo, un docente que con regularidad asiste a restaurantes que sugieren propina.
El concepto de propina, es el “pago adicional al precio convenido, como muestra de satisfacción, que se da por algún servicio”, es decir que es una recompensa no obligada, que se le da a trabajador para decirle ‘muchas gracias’ por tu buen servicio.

Pero hay que recordar que legalmente, ninguna persona está obligada a darla si no lo desea.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS