Indicadores económicos
2017-08-21

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-21

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 05:43

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 10 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-08-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El dulce sabor de Palenque

Todo el mundo come alegría con coco y anís, pero no todos los viajeros que llegan a Cartagena, saben que ese dulce fue diseñado por las mujeres de Palenque. Y aunque lo intuyan, no había ninguna señal que recordara que ese dulce provenía de allí.

Al dulce sabor solo le faltaba un empaque y una identidad territorial: Hecho en Palenque.

Las alegrías y los enyucaos y toda la dulcería palenquera empieza a circular por todo el país, con un empaque identificatorio, luego del reciente premio que acaba de recibir el grupo de mujeres que lideran la microempresa de dulces denominada Asopraduce (Asociación de productos agrícolas, dulces tradicionales y servicios etnoturisticos de Palenque). Una de las líderes de este proceso gigantesco y ejemplarizante es Dorina Hernández, quien reconoce que ha sido un esfuerzo colectivo de las mujeres de su tierra.

El primer impulso para llegar a esta conciencia organizativa, surgió en 2007 cuando la Universidad Externado de Colombia, presentó el estudio de caso denominado “Territorio con identidad cultural en San Basilio de Palenque”, desarrollado en la comunidad de San Basilio de Palenque.

Capacitados por el Sena y Cardique, se logró traer hasta Palenque a los empacadores de Bocadillos Beleño, para compartir la experiencia. El segundo paso fue constituir la Ruta de Aprendizaje con mujeres vendedoras de dulces y frutas y campesinos de la comunidad, Plan de innovación, que ya tiene una sede Etnoturística cerca a la plaza principal de Palenque.

La ruta de Palenque
Palenque, declarado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, está a sesenta kilómetros de Cartagena, es un corregimiento de Mahates, y según el último censo, tiene 4 mil habitantes, 435 familias en 421 viviendas. Pero los estudios recientes revalúan ese dato y lo elevan a 40 mil habitantes, a raíz de las migraciones forzadas y la población palenquera que reside entre Cartagena, Barranquilla y Santa Marta. Este  proceso de valoración cultural regional se inició en 1980, a partir del reconocimiento de la música y la lengua ancestral, de origen bantú, esencialmente, del kibundo y kikongo.

El sabor de la historia
Además de la alegría con coco y anís (ma jarocha), hechas con millo, panela, coco, anís, medio limón, dos tapas de yucas, y el punto o toque final que solo lo saben dar las mujeres palenqueras, precisa Dorina Hernández.

Junto a las alegrías, están las cocadas (ma koka), el caballito (ma animao), que se hace con papaya verde, canela, azúcar y el punto; las bolas de maní (nbola nguba), un dulce procesado en pilón de madera. Es un maní cultivado y cosechado por las mujeres palenqueras.

El enyucado, una torta a base de yuca criolla, leche, suero atollabüey, queso, mantequilla, anís, coco, azúcar y el punto.

Otros dulces de Palenque se hacen con el guandul, el corozo y el coco.

Los empaques
Los dulces palenqueros se empacarán desde ya en cajitas de carrón, totumas, bolsas plásticas transparentes y vistosos colores. Mermeladas empacadas en recipientes de vidrio y en totumos.

¿Cómo han logrado este grupo de mujeres palenqueras organizarse y convertirse en empresarias?
“La asociación tiene una planta propia en proceso de adecuación, la que ha adquirido con esfuerzos propios a través de la reinversión de sus utilidades y mediante la aplicación de convocatorias. De igual manera, se cuenta con procesos y programas de estandarización basado en las exigencias de la BPM”, precisa Dorina. 

En la línea turística, se ofrece a los turistas la posibilidad de quedarse en Palenque en casas diseñadas con colores tropicales, hamacas, gastronomía tradicional y música vernácula palenquera. El objetivo es “generar empleo, conservando las tradiciones culturales de la población, fortalecer la identidad cultural desde las formas tradicionales de producción y brindar al visitante una nueva opción de servicios etnoturísticos”.

Epílogo
Dorina Hernández me cuenta que no ha sido nada fácil crear esta ruta etnoturística de Palenque, partiendo desde Cartagena. Cada octubre llegan viajeros del mundo a Palenque, atraídos por el Festival de Tambores y Expresiones Culturales, que este año trae a cuatro estrellas de África, un evento dirigido por Edwin Valdés, que se ha posicionado como uno de los festivales de mayor proyección cultural en el Caribe colombiano. Hay gente que ha ido y ha deseado volver. Pero Palenque no es solo su bella y rítmica música y su cadencioso lenguaje ancestral, su gastronomía singular y su tradición dulcera, es también la inmensa heredad cultural y la historia que sembró Benkos Biohó.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

¿Y LA PAZ EN CARTAGENA CUANDO?

Para conseguir la paz en Cartagena primero debemos revocar al alcalde. La revocatoria es la única solución. Debemos elegir otro alcalde que no le tiemble la mano, que no sea mentiroso, que sea competente, que sea inteligente, que no sea fiestero, que sea proactivo, que hable menos y trabaje más y que no sea amigo de los mototaxistas. No más locutores, ni pastorcitos mentirosos. LA REVOCATORIA VA

SEGUIMOS EN GUERRA

Gano el no, porque los costeños no pudieron votar por la lluvia, Por hacerle caso al deseo de venganza del guerrerista Uribe. seguiremos 52 años mas en guerra. Un país violento es lo que espera a nuestros hijos y nietos. Otro daño de Uribe para los colombianos, a quienes se les olvido el mal que le hizo a la salud y al trabajo creando la ley 100 y quitandole las horas extras a los trabajadores