Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-19

Dólar (TRM)
$2.934,58
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.124,82
UVR, Ayer
$242,64
UVR, Hoy
$242,67
Petróleo
US$51,08

Estado del tiempo
2017-01-19

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 23:33

Marea max.: 7 cms.

Hora: 06:29

Dirección viento: Noreste

Intensidad viento: 5 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.5 a 2.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-01-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 7 - 8

El esparrin se baja del bus

-A A +A
 

¿Alguna vez le ha pasado que usted está sobre el andén esperando su transporte y de repente aparece un tipo, a quien jamás ha visto, que quiere cogerlo por el brazo, hablarle a la cara, cual amigo, para convencerlo de que ese es el bus que debe tomar, aún cuando no lo sea?

A ese personaje le llaman “esparrin”, palabra derivada del vocablo inglés spar, que significa “pelear con un oponente”, aunque la Real Academia Española la define como “la persona con la que se entrena un boxeador para preparar un combate”. Sin embargo, en el lenguaje del transporte público cartagenero se usa para definir a la persona que ayuda al conductor del bus o la buseta. Por ese camino, la palabra se “españolizó” como “esparrin” y hasta generó el verbo “esparrear”, pero siempre con el sentido de ayuda o apoyo.

De manera que a un esparrin, por esparrear todo el día, le pagan entre 60 y 70 mil pesos diarios.

Su trabajo consiste en apoyar al conductor en las tareas que a éste se le hacen difíciles mientras está al volante: cobrar los pasajes, entregar el cambio y promocionar la ruta gritando lo más alto posible.

Sin embargo, hay un extra que tienen la mayoría de los que ejercen este oficio: ilusionar al pasajero con un asiento que no existe, decirle que la buseta va rápido y que la de atrás viene llena.

Una vez lo convence, usted pierde cualquier valor para el esparrin, quien lo primero que le dice (luego de haberlo engañado, porque no hay tal puesto) es pedirle que se corra cerca de la puerta de salida y que colabore haciendo dos filitas, obviando que al bus no le entra un alma más.

Lo más harto es cuando usted es mujer y tiene que soportar los piropos más extravagantes, sólo por el hecho de verse obligada a tomar ese medio de transporte.

A Samuel Ortiz Anaya lo conocí esparreando en una buseta del barrio Crespo, en el sector de Puerto Duro. Fue el único que accedió a conversar, pues ya les había rogado a otros cuatro que me explicaron, airadamente, que estaban trabajando, que se les iban los clientes y que lo mejor era que me fuera hasta el barrio El Pozón, donde está el turno (terminal). Allá sí podría encontrarlos más tranquilos.

Por fortuna, me fui tras la blanca sonrisa de Samuel, la cual (sin tener la mejor mordida, bordes, alargamiento o diseño) es la más agraciada que he visto. Estaba sudado, despeinado y en la faena de convencer a los pasajeros de que tomaran su buseta. Sin embargo, cada negativa no borraba la expresión alegre de su rostro.

- Quiero contar la historia de un esparrin. Todos me han dicho que no. ¿Me ayudas?

- Erdaaaaaaaaaaaa, mami. Súbete, pues.

Tiene 35 años, pero empezó a esparrear a los 10. Su tío tenía una buseta del barrio Los Caracoles y se lo llevaba para que lo ayudara a cobrar. Lleva 25 años en ese son y afirma que ama su trabajo.

“Mami, me encanta mi arte. ¿No ves que con esto mantengo a mi familia? Son cinco hijos con la misma. Bueno, y los que están por fuera. Los que uno no reconoce. Tú sabes cómo es”.

La frase ‘Tú sabes cómo es’ se repetirá a lo largo de estas líneas. Por alguna razón, Samuel daba por hecho que yo sabía lo que implica esa expresión. Pero no. Nunca supe.

Vive en El Pozón con su mujer y “cinco hijos oficiales”, como él los llama. Se levanta todos los días a las 4:00 de la madrugada. Son, por lo general, cuatro recorridos los que realiza. Sale del El Pozón, sigue por el barrio Olaya Herrera, llega a Crespo, continúa hasta el Centro Histórico y sube por el Mercado de Bazurto hasta retornar al punto de inicio.

Asegura que lo más difícil de su trabajo es cobrarles a los pasajeros, quienes casi siempre se esconden entre la multitud o pagan lo que desean.

“Cobrar es lo que menos me gusta. De cosa pagan mil barras (pesos) por el pasaje. Son muy pesaos”.

Él es quien administra el dinero que entra al bus. Trata de no pelear con los clientes, cuando no pagan el valor completo. Dice que esa es la orden del patrón. Parece que es él quien manda en la buseta y no el conductor, a quien cariñosamente llama “tío”, que equivale a “pana”, amigo.

- ¿Usted cómo sabe que Samuel no le roba?- le pregunto al conductor.

- De todas maneras -responde encogiendo los hombros-, si tumba, queda en familia.

En un día bueno recogen hasta 200 mil pesos, de los cuales, en promedio, el 35% es para Samuel, aparte del almuerzo y los refrigerios que compran durante la jornada.

Dice que todos los días le suceden shows (sucesos), en especial con los pasajeros. Justo en ese momento piden la parada un grupo de señoras mayores, iracundas, porque el bus viene muy lento desde que salió del Centro.

“¿Viste, mami? El pasajero de la ruta Crespo-Pozón es teso. Esas viejas son bien pesa´s”.

Se acuerda una vez que una habitante de la calle intentó atracar el bus. La mujer le puso un cuchillo a Samuel en el cuello y seguidamente le arrebató el bolso a un pasajero, quien, por impulso, le dio una patada que la mandó a la carretera.

Piden la parada y se baja una de las chicas que ocupó uno de los asientos delanteros. Samuel la contempla y le susurra al oído: “Estás bien linda, bebé”. Al ver que me lo quedo mirando se disculpa y me dice: “Erda, mami. Es que soy bien enamora’o. Tú sabes cómo es...”.

Su hora favorita es las 6:00 de la tarde, hora pico. Le encanta llenar de gente la buseta y quedarse en el estribo del bus, a punto de caer. La peor hora, según él, es las 11:00 de la mañana.

“A las 11:00, mami, esa es la hora del pesca’o. No hay casi pasajeros. Ese viaje es más malo. Lo chévere es que haya pasajeros a la lata (en demasía)”.

El reloj da las 4:00 de la tarde. A Samuel sólo le falta un viaje más y se podrá regresar a su casa, a compartir, con sus seres más queridos, lo que se hizo en el día. Durante todo el recorrido nada ha desdibujado su sonrisa: ni los trancones, ni el bus que viene haciéndole competencia atrás, ni el malhumor de los pasajeros, nada, pero nada, acaba con esa actitud tan bacana. Incluso, cuando se tira del bus para llevar la cartulina al reloj solar del Pie del Cerro, va riéndose.

Cuando vamos saliendo del Mercado de Bazurto me dice, a modo de consejo:
- Erdaaaaa, mamiiiiii. Yo que tú, me bajo aquí, porque ahora viene lo caliente. Tú sabes cómo es.
Obedezco de inmediato.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2377 fotos
65777 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Tiene 5 hijos con la mujer y otros mas con otras...

Este animal se pavonea al decir:
“Mami, me encanta mi arte. ¿No ves que con esto mantengo a mi familia? Son cinco hijos con la misma. Bueno, y los que están por fuera. Los que uno no reconoce. Tú sabes cómo es”.

5 hijos mas otro por fuera de su union libre!!!!, yo pregunto como estara educando a esos hijos?, lamentablemente esos niños creceran y seran los proximos delincuentes de esta ciudad, porque de ese ESPARRING no recibiran la educacion necesaria para ser alguien en la vida, ellos creceran pensando en: "perriar, pick ups, espparriar, robar, familias en accion" y cuanta porqueria mas.

Mas medidas para controlar a la tasa de natalidad señores del gobierno.

BUEN ARTICULO, AUNQUE SON INDESEABLES

Felicito a Johana por sus crónicas la verdad es muy buena periodista y aunque estas personas llamadas sparring son lo mas indeseable, feo, AVERGONZANTE ,fastidioso, guaches, RATAS, ladrones, viciosos no se puede negar lo divertida de este relato pues también es una forma de mostrar al lector y a la ciudadanía en general las pocas ambiciones y nulos proyectos de vida de estos individuos.

respeto

Al igual q todos uds este señor merece todo el respeto, la periodista igual, no pueden generalizar por unos pocos la actuacion de los demas , es como decir que en la profesion de uds todos son ladrones mediocre, ratas, sin aspiraciones, solo por que otros diferentes a ti lo son.
Antes de emitir estos comentarios hirientes y despectivos piensen un poco y para informacion de todos la tasa de natalidad no la regula el gobierno, la controlas tu y tu pareja,

LO QUE LE FALTA

JOHANA,TRONCO NOTA PERIODISTICA,CUANDO LE HACES UNA A LOS ATRACADORES DE BUSES,A LOS QUE VENDEN BAZUCO A LOS NIÑOS DE LOS COLEGIOS,A LOS FLETEROS ETC,ESTAS CERCA DE UN PREMIO PERIODISTICO; CON ESTA NOTA,ES UNA APOLOGIA EN TRATAR DE CONCIETIZAR A LA GENTE,SOBRE UNO DE LOS GRANDES PROBLEMAS QUE TIENE LA CIUDAD COMO SON LOS INDESEABLES "ESPARRIN" AL IGUAL QUE LOS MOTOTAXISTAS Y OTROS PROBLEMAS MÁS QUE NOS TENEMOS QUE MAMAR LOS CARTAGENEROS,POR LA POCA AUTORIDAD QUE EXISTE

si hombre

se te fueron las luces bb "tu sabes como es" mucho facilitismo o amarillismo, Siempre trata de mostrar lo mejor lo que la gente casi no ve, y que pueda ser ejemplarizante, por que lo que sucede en ese articulo lo sabemos de memoria y lo vivimos a diario.

PORQUERIA DE ARTICULO.

Tremenda "PERIODISTA" Estas postulada al premio nobel de literatura, ahi estan pintado los reporteros MEDIOCRES.

Todo loco

tiene su gracia, la gente sin aspiraciones también tiene su lado humano, es el objetivo de la nota.

A esta "periodista" le gustaría [--Censurado--] !

Esta vaina del sparring es nueva, antes se le llamaba cobrador y eso era para los buses que viajaban entre Cartagena y los pueblos como Sincelejo y Barranquilla. Pero cuando Brasilia empezó, se acabo eso del cobrador pues Brasilia vendía tiquetes y sin tiquetes no te podías montar. Que es eso de que para una buseta de barrio hay que tener un camajan de esos?

QUE BIEN

ME GUSTO ESTA NOTA PERIODISTICA, LA VERDAD ES QUE HAY MUCHAS FAMILIAS QUE VIVEN DEL TRABAJO DEL SPARING, Y NO TODOS SON IGUALES, AUNQUE PREFERIRIA QUE LAS BUSES Y BUSETAS NO LO TUVIERAN , PERO QUE LE VAMOS HACER.

Populismo puro

El artículo es sesgado. Pareciese que la redactora tuviese un familiar de Sparrings. La nota no analiza cómo la inseguridad aummetó con los Sparrings. Y 20 años de Sparrings significa que renunció a salir adelante y se acomodó al peldaño al estribo del bus. Pésimo mensaje. Vale ser Sparrings !

¿Artículo periodístico?

Esta Crónica periodística, si es que así se le puede llamar, carece de fondo, no dice nada nuevo, no profundiza nada. 131142

la gente critica lo bueno y lo malo

es solo un trabajo que a el o a cualquiera se le presenta, tu criticas al que esta abajo, pero que habrias hecho tu si hubieses nacido en el pozon, cosas de la vida a ellos les toca o de pronto a uno también, lo malo es que aveces hay mucho sparring ratero y drogadicto que hasta manejan las bucetas...

cobrador drogadicto

este cobrador es el mas grosero que tiene la ruta crespo pozon persona sin cultura ni educacion y como poquito tremendo drogadicto tanta gente buena en la ciudada miren lo que sacan tremendo animal de monte miren el prontuario que tiene cuantas entradas a ternera definitivamente hay que ser vandido para que lo tenga en cuenta lo alaguen

entre 60 y 70 mil pesos se

entre 60 y 70 mil pesos se ganan a diario, osea, mañana veras a mas gente buscando ser esparin o alguien queriendo formalizarlos en una cooperativa y quedarse con parte de esos 70 mil que diarios serian $ 2.100.00 al mes, waoo con razón santos dijo que en Colombia cada vez hay menos pobres. ahora suma le 5 subsidios de familias en acción, pagando servicios a bajo costo, sin gastar en educación, etc. mejor dicho este man esta mejor que un poco, pero un poco, que ganan en 8 horas un miserable salario mínimo, como su nombre lo indica, mínimo. hay que madrugar, pero se recoje temprano y con platica, ademas se la pasa enamorando y manoseando, este es un vacan, nominado a ser uno de los mejores trabajos del mundo con un optimo ambiente laboral. definitivamente de acuerdo, esto es un arte...