Indicadores económicos
2018-09-23

Dólar (TRM)
$3.006,96
Dólar, Venta
$2.805,00
Dólar, Compra
$2.705,00
Café (Libra)
US$1,25
Euro
$3.535,88
UVR, Ayer
$259,52
UVR, Hoy
$259,53
Petróleo
US$78,74

Estado del tiempo
2018-09-23

marea

Marea min.: -1 cms.

Hora: 04:23

Marea max.: 17 cms.

Hora: 21:43

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-09-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

-
Taxis
-
Motos
- - - -

El jazz busca a Bruce Spiegel

Bruce Spiegel dice que su pasión por el jazz empezó a sus ocho años cuando escuchó la canción Tus pies son demasiado grandes, de Fats Waller.

Vino al Festival Internacional de Cine de Cartagena (Ficci), en 2017, a presentar su documental Bill Evans: tiempo recordado (2015), sobre la vida dramática y artística del genial pianista norteamericano. Exhibió apartes de su filme, que presentó el músico colombiano Francisco Zumaqué. El acto estuvo enriquecido y complementado con un conversatorio guiado por el poeta y estudioso del jazz Miguel Iriarte.

Las manos de Evans, delgadas, suaves, nerviosas a la vez, son un manantial de sonidos serenos en contraste con su turbulenta existencia. Curvado sobre el teclado, ensimismado, sumergido en sí mismo, vestido de negro, detrás de sus lentes gruesos, sus ojos apenas se perciben. Los que escuchaban a este genio del jazz, sabían que podían estar presenciando el último concierto. Su virtuosismo lo elevó a la altura de Charlie Parker y Miles Davis. Nadie como él para interpretar Kind of blue. Su virtuosismo en la melodía, el fraseo y el ritmo, parecían ahogar todos sus tormentos: la muerte de su novia, su hermano y su amigo lo llevaron al borde del límite. Evans murió de una hemorragia interna provocada por la adicción a la heroína y la cocaína.

Mientras conversamos al atardecer del segundo encuentro con su esposa Carmen, viene a nuestra memoria el trompetista Chet Baker, y la inolvidable The legendary sessions (1959), en la que los dos comparten su magistralidad de sonidos, sentimientos, melodías, intensidad lírica. La trompeta suave e impecable de Baker. Se le llamaba el Poeta del piano.

Bruce dice que cada vez que escucha a Evans siente la devoción con que el pianista entregaba una obra de estremecedora belleza, pasión y ternura.

La suavidad era una paradoja con su vida trágica. “Hay tres aspectos que me impresionan de su legado: una de la reafirmación de la obra artística. Dos, su gran capacidad para tocar baladas lentas e influenciar a todos los pianistas de su generación. Tres: el haber inventado el formato de trío en el jazz, en el que el pianista dialogaba con el baterista y el bajista”.

Bruce indagó durante ocho años en la vida del músico de jazz, y entrevistó a amigos suyos que tocaron con Evans.

“Bill era introvertido, tímido, si no le hablaban, no hablaba. Los entrevistados explicaron procesos musicales.  Todos reconocen el impacto de la música de Evans en su vida. La pasión con que Evans contagiaba a todos los músicos. La primera parte del documental se detiene en la infancia y adolescencia. La segunda parte, se refiere a la estructura de sus composiciones. La música marca el compás de todo el filme. Es la primera vez que se exhibe en América Latina”.

Dice que se siente feliz y honrado de haber encontrado a los amigos de Bill Evans, algunos de ellos  que figuran en su filme, han muerto ya. Aparecen: Billy Taylor, Gene Lees, Tony Bennett, Jack DeJohnette, John Hendricks, Jim Hall, Bobby Brookmeyer, Chuck Israels , Paul Motian, Gary Peacock yJoe LaBarbera.

Cuando el filme se presentó en los Estados Unidos, uno de los espectadores era Debby Evans, hijo del músico, dijo descubrir facetas desconocidas de su padre. No alcanzamos a conocernos a nosotros mismos, y menos, a quienes nos rodean. Debby Evans dijo que su familia estaba agradecida con este filme excepcional, mientras que Nenette Evans expresó que “La película es musicalmente intrigante y sensatamente elaborada, no está tan llena de honestidad con respecto a su vida personal”.  La subjetividad siempre existirá a la hora de juzgar las obras de arte, y los retratos humanos que muestran los reversos impredecibles del alma atormentada del músico.

Bruce Spiegel ha logrado un documental completo  que abarca cronológicamente la infancia de Bill Evans en Nueva Jersey, hasta su muerte, y el impacto de su desaparición en sus amigos. El filme tiene el ritmo de la vida del músico: suavidad y ternura musical, entrecortada con voces testimoniales, imágenes en blanco y negro de sus conciertos, escenas de la vida urbana de Nueva York en la noche. El jazz ha sido, sin duda, la historia de los deseos de la humanidad, a través de los sonidos. Sentido de libertad, resistencia, plenitud emocional.

“Esto fue endiabladamente duro para ver”, dijo el pianista Eric Reed, cuando salió del filme.

Una lluvia de premios

El cine de Bruce Spielgel ha recorrido un largo camino que desentraña la humanidad de los músicos, el impacto social de la música y los contextos humanos. No solo en la música. También ha realizado filmes sobre el deporte,  el fenómeno político de Nelson Mandela, el auge de la música latina en los Estados Unidos.

A finales de los años 80, Spiegel escribió y editó “Machito, A Latin Jazz Legacy”, un documental sobre el esplendor de la música latina en los años 40 y 50.  Ganó del Premio del Jurado en el Festival de Cine de San Antonio, en 1986. Ganador en el Festival de Cine de San Juan en 1988.

En 2006, dirigió y produjo “Long Road Home”, un documental sobre John Malangone, un fenómeno de béisbol destinado a ser el próximo gran receptor Yankee.  Película ganó el primer premio en el Salón de la Fama del Béisbol Festival en 2007.

En 2002 co-produjo en 2002  el premiado documental de televisión “9-11” que ganó tanto un Emmy (2002) y Peabody Award (2003). En 2012, junto a Wynton Marsalis (músico de jazz y director artístico de Jazz at Lincoln Center) y Hugh Masakela (leyenda de la música sudafricana), Spiegel coprodujo Un documental de CBS News / 48 Horas titulado “Nelson Mandela: Padre de una nación”. Ganó la Excelencia de la Asociación Nacional de Periodistas Negros (NABJ). Premio en 2014.
 

Epílogo
Bill Evans fue un artista exitoso, pero un hombre con una vida fracasada, dice Bruce. Fue infeliz. Pero el filme logró mostrar la dualidad de la existencia. No pudo sustraerse del dolor de su porpia vida.

Bruce estará en octubre en Bogotá presentando su documental en el Festival Internacional de Cine. El documental ha ganado ya innumerables premios en los festivales del mundo, por su enfoque humano, por su fotografía, por su estructura estética. Dice que desea quedarse un buen tiempo en Cartagena. Acaba de regresar de Bonda, en donde estuvo siete días,   fascinado por el paisaje del Caribe colombiano y por la calidez de la gente.

El piano de Evans suena como gotas de agua que se derraman sobre pétalos.

TEMAS



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese