Indicadores económicos
2017-03-30

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-30

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:30

Marea max.: 16 cms.

Hora: 00:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

El legado indeleble de Alvarito

-A A +A
 

Es increíble. Ha pasado un año desde su partida. Ese cinco de abril murió, pero no se ha apagado su luz. No se apagará jamás, pero la ausencia física de Álvaro Delgado Vélez tampoco deja de sentirse entre su familia y amigos como si se hubiese ido ayer.

Llego a la galería Libro Café. Aquí están sentados los amigos más íntimos, los colegas que no solo lo querían, lo amaban. Eran incondicionales. En las mesas marrones del café, esperan que el reloj marque las cinco de la tarde para caminar sobre las murallas. Es un simple pretexto para recordarlo a través de los rincones que tanto amó Alvarito: su Centro Histórico. La puesta del sol sobre el azul e imponente Mar Caribe, que no se repite un solo día.

“Si hubo un hombre que quiso esta ciudad, ese fue mi papá”, comenta Álvaro Delgado, hijo, con tanta nostalgia como convicción.
Qué mejor manera de homenajear al hombre de la luz y de la paciencia que caminar y hacer fotos por las callejuelas de su ciudad natal. Y el punto de partida no podía ser otro. La Galería era el segundo hogar para el mejor fotógrafo social que tenía la Heroica.

Álvaro hijo revela que incluso su madre, Sonia De Los Ríos, antes de morir, ya sin ganas, el único lugar que frecuentaba era ese. Repito, no había un mejor sitio desde el que partir al recorrido que ese, donde Álvaro dejó tantos aconteceres y conversaciones inconclusas con su Sonia, la dueña de su corazón, y cuya muerte, según su hijo, nunca superó. Hasta su último domingo, recordó cada parte de su mujer y se llevó a la tumba el dolor de cuatro años sin ella.

Al pie del café, Eparquio Vega, director del grupo de teatro de la Universidad de Cartagena, me cuenta que no se esfuman los recuerdos, ni en la Galería, ni en las artes escénicas de Unicartagena. “En el cumpleaños 31 de la galería, Alvarito tomó fotos a todos y a todo porque teníamos pensado realizar una exposición, la muerte se adelantó”, cuenta Eparquio. También recuerda que como director de teatro, Álvaro tuvo esa fascinación por encontrar dentro de cada actor el sentimiento, ese toque indispensable para interpretar un papel de forma extraordinaria. “Sugería ideas majestuosas para mejorar el curso de algún drama”, añade Eparquio.

Su última exposición de fotos en Libro Café fue de artistas nuevos, por una sola razón: estaba convencido de que a los talentos emergentes había que apoyarlos, abrirles campo.
Son las 4:45 y me siento junto a Ramiro Contreras, una suerte de hijo de Álvaro. Treinta y dos años junto a él le enseñaron todo lo que sabe de fotografía, eso dice Ramiro. Entre lamentos, rememora que estuvo con él en los momentos más difíciles, que lo peinaba en la clínica y le daba el puré. “Era un gran señor, todos los viernes me acuerdo de él porque me preguntaba que si tenía plata, era caritativo, un padre para mí”, relata.

Iniciamos el recorrido a las cinco en punto. Somos veinte personas, entre ellas siete fotógrafos.

Uno de ellos, Pedro Mendoza, corresponsal de AFP (Agence France-Presse) en Cartagena, a paso lento, cruza Café del Mar y no suelta una cámara marca Mamiya que el mismo Álvaro le regaló. Eran vecinos en el Pie de La Popa y solían tomar vino juntos. El periodista le pedía que se la regalara y su respuesta era: “cuando me vaya te la dejaré”. Y así fue. Es la primera que tiene en su colección. Todas sus conversaciones confluían en la cámara. “Pero la lección más grande que me dejó fue la del amor. Amor por lo que se hace y por los que nos rodean”, precisa.

Avanzamos hacia una rampa de la muralla, mientras los demás, con celulares en mano, fotografían el sol de las 5:30 p. m. y me acerco a Albeiro Palacios, quien reconoce en Álvaro a un maestro. Juntos se caminaban todo el Centro Histórico haciendo fotos. Demoraban horas porque a Delgado lo saludaba “media Cartagena”. “Ese fue mi maestro. El mejor legado de la fotografía en Cartagena lo dejó él. Después que me enseñó, me decía: ‘Albeiro, no puedo asistir a equis boda, ve tú’, esa responsabilidad me demostró su confianza. Por él soy lo que soy”, confiesa el hombre.

Todos hacen fotos. Del paletero, del cachaco en la garita de la muralla, de Álvaro hijo, de la Mamiya, del sol y el mar, y las suben a la red social Instagram con la etiqueta #Recordandoaalvarodelgadovelez.

Retomo el diálogo con su hijo y me cuenta que su padre terminó sus días con un contrato en la Alcaldía.
“Y estoy seguro –destaca– que no lo hacía por plata porque cada año le pagaban menos”. Era solo para venir al Centro y estar en el ‘yeré’”, agrega.
Son las seis y con la puesta de sol termina el foto-paseo en el Baluarte de San Francisco Javier.

 

UNA PASIÓN GENÉTICA

Su tatarabuelo, Luis Esteban Delgado, comenzó en Torices la pasión por la luz. Álvaro aprendió de su padre, Manolo Delgado, de Foto Hollywood, donde hizo los retratos de por lo menos dos generaciones de cartageneros.

Siempre mostró una sencillez, aprendida de sus ancestros, que ocultaba su genio y figura.

La frase: “muéstrame tu familia y te diré quién eres”, demuestra que este hombre que formó a tanta gente, le dejó el mejor legado a su hijo Álvaro Delgado De Los Ríos: el del amor. Con sus hechos dio a entender que la fotografía es un arte que se hace inspirado en ese sentimiento.

El que a todos lados llevaba su cámara sigue vivo. Sigue vivo Alvarito, y sabremos cuando veamos un destello en el cielo nocturno de la Heroica, que todavía está en el oficio.

Notas recomendadas
2465 fotos
69487 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese