Indicadores económicos
2017-11-21

Dólar (TRM)
$3.011,32
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.547,63
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,09

Estado del tiempo
2017-11-21

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:05

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 6 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El maravilloso canto de Daniela Rojas

-¿Qué, no quieres que te graben?
-No, qué, claro que sí… que graben (risas).

Daniela Rojas nos da la bienvenida con una sonrisa enorme. Tiene miles de seguidores en Instagram, se enloquecen cuando transmite en vivo. Ha cantado en tarima con su ídolo Silvestre Dangond, compartió estrofas con Kevin Flórez y sueña con conocer a Osuna. Ella es una pequeña de 12 años y hay muchos sueños en su lista de espera.

Y ahora, en la sala de su casa, canta con el corazón, esa canción que compuso inspirada en su historia: ‘(…) Quisiera ver a la gente que pasa… a las aves que cantan… y no puedo yo, porque una noche de mucha violencia acabó con mis ojos, se apagó la luz (...)’.

***
El Bagre, Antioquia. Año 2005. La violencia golpea al municipio colombiano, guerrilleros y paramilitares se enfrentan. Esa violencia a unos los saca de sus tierras y los manda lejos. Los desplaza. A otros los hiere. A otros los mata. Entonces un día ‘de mucha violencia’ lanzan una granada.

Un heroico padre intenta salvar de la explosión a aquella bebé de solo un año a la que acaba de conocer  y a la que llevó a la tienda a comprar un dulce. Lanza su cuerpecito lo más lejos posible de esa granada, pero la tragedia es inevitable. El estallido mata a ese papá y la onda explosiva es fuerte, tanto que las esquirlas afectan la visión de la pequeña criatura y… ‘se apagó la luz’ de sus ojos.

Esa niña, la menor de cinco hermanos, crece ‘queriendo ver a la gente que pasa, y a las aves que cantan’, crece en aquel municipio marcado por los violentos. Crece con un talento y, al son de sus chancletas, comienza a cantar vallenatos, baladas, salsa.

Con solo cuatro añitos deja escapar sentimientos en su voz, su torrente melódico adorna el aire con tanta fuerza que pronto su madre, Dioselina Rojas, y sus hermanos reconocen la artista en potencia que hay en ella. Le da colores a la vida con su canto y compone canciones, la primera de ellas a los seis años, inspirada en ese día trágico. Sus videos cantando comienzan a hacerse virales en Internet.

***
¿En qué te inspiras?
-Me gustan los reguetones de Maluma y varios artistas, no te podría decir uno en especial. Compongo canciones de felicidad, porque han pasado muchas cosas bellas, pienso en muchas cosas bonitas que me han pasado, como en haber llegado aquí, en estar estudiando (...) Un señor vio el video en YouTube, viajé para una cita médica a Cartagena y Mónica y su familia me recibieron aquí.

El 6 de junio de 2015 la vida dio un vuelco para Daniela Rojas. A los 10 años, salió de El Bagre, para ser valorada por médicos en Cartagena. Antes otros especialistas la examinaron, recibió trasplante de retina en un ojo y una prótesis en el otro. Aquí se encontró con Mónica Ortiz Angulo y con una nueva familia que la adoptó. Nunca había ido al colegio, aquí comenzó a hacerlo en la Institución Educativa Olga González Arraut. Y las clases de técnica vocal, en la Escuela de Bellas Artes, pulen más la potencia de su voz. Desde entonces se transporta en un carrusel de días inolvidables y empieza a cumplir su lista de sueños.

“Estaba muy triste por no poder ver, creía que era una dificultad, me di cuenta que no es así. Empecé a cantar con dos peinillas y una caneca, tocando las chancletas, y descubrí que Dios me había dado este don tan hermoso”, cuenta.

***
Un video cantando la canción ‘Mi iglesia’ al son de sus chanclas, publicado en YouTube por un conocido y que tiene más un millón de vistas, la llevó a conocer a una de sus cantantes favoritas: Lilly Goodman, en un encuentro que fue televisado por el programa Primer Impacto. Ese ha sido uno de sus días más felices.

“Fue maravilloso, muy especial para mí conocer al presidente de Colombia, me abrazó, me dijo que era una niña muy linda. Me dijeron que hasta lloró”, recuerda sobre otro de sus días de felicidad, cuando cantó para Juan Manuel Santos en Cartagena.
“A Maluma también lo conocí, un amiguito muy especial que lo quiero mucho, el futbolista Juan Fernando Quintero, me ayudó a cumplir ese sueño. Me dijo que era una niña muy linda, muy especial y fuimos a su concierto. ¡También a James! Lo conocí aquí en Cartagena y a Kevin Flórez, grabamos una canción y próximamente la vamos a sacar”, narra.

El 15 de octubre del año pasado una tormenta arreció sobre el cielo momposino, la fuerza de la lluvia interrumpió la presentación que Daniela realizaría junto a la cantadora Petrona Martínez en el Festival de Jazz. “Dios nos quita y nos da, esa noche no pude cantar, así fue la voluntad de Dios”, afirma la niña. En ese mismo escenario sí pudo cumplir otro de sus sueños: cantar al lado de Silvestre Dangond. Enmudeció al público interpretando ‘Niégame tres veces’.

“Ah, se me olvidaba contarles. También fui a Estados Unidos, la primera vez fue por ocho días a una cita médica, la segunda vez fui por un mes y todo eso lo pagó mi padrino Dumek. Fue especial ir a Estados Unidos, era lo que menos imaginaba yo en la vida. Por eso le agradezco mucho a mi padrino, lo quiero mucho. Tenía la esperanza de volver a ver, me dijeron que mi nervio óptico estaba dañado, que iban a ver dentro de unos años cómo lo reparaban, pero fue algo muy bonito”.

***
Los grupos armados ilegales solo permitieron que Dioselina sacara de la zona a su hija Daniela un mes después del estallido de la granada. Para entonces, los médicos  no pudieron hacer nada para que recuperara la vista en uno de sus ojos. En el otro le han practicado trasplantes de córneas, el último de ellos su cuerpo lo rechazó.

A veces Daniela ve destellos de colores por ese ojo y anhela recuperar algún día la vista que la violencia le arrebató. En los próximos meses irá nuevamente a Norteamérica, en un nuevo intento por cumplir ese deseo.



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese