Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Haiker, una trenzadora con estilo

-A A +A
 

Heiker fue una de las participantes en el 24 Salón Nacional de Artistas en la maratón de trenzados que se hizo con trenzadoras del Pacífico y el Caribe.

Haiker Chiquillo no conoce la historia que habla del origen de las trenzas, ni la razón por la cual los negros de la colonia las usaban, pero es una gran conocedora de los beneficios que trae para el cabello y los diferentes estilos que hacen que sus clientas luzcan peinadas.

Desde los 12 años aprendió este oficio viendo a sus vecinas y cuando llegaba a su casa, en San Francisco, donde ha vivido toda la vida,  llamaba a las niñas del barrio para practicar con ellas y así poco a poco fue mejorando la práctica, entonces a las más grandecitas les cobraba 2.000 pesos.

Hoy a los 22 años de edad, ya tiene una clientela estable que cada semana la busca para que la peine.

Haiker dice que sus clientas la prefieren porque inventa peinados con trenzas diferentes a las comunes y no le gusta repetir en varias cabezas el mismo peinado. Además da crédito y el trabajo es barato.

“El precio depende del peinado y el largo del cabello; si es un pelo corto, cobro entre los 4.000 y 5.000 pesos, pero si es largo y quieren extensiones o pelo sintético cobro de $7.000 en adelante”, explica.

Los fines de semana puede hacer hasta 10 peinados y cuando hay una fiesta aumenta la clientela. En el transcurso de la semana es más calmado y puede hacerse entre una o dos.

Sus peinados pueden durar entre una semana y tres meses. Todo depende del cabello “Cuando se hace con pelo sintético dura hasta tres meses, pero en un cabello normal una semana”.

Todas las trenzas tienen un nombre y si no lo tienen, ella se los pone y esto la hace única en el barrio donde viven más de 10 trenzadoras.

“A veces empiezo a hacer una trenza y en la medida que avanzo se me van ocurriendo ideas para implementarlas en ese peinado y cuando termino no sé ni que nombre ponerle”.

Las más comunes son: La Cacheta del gomelo, la lluvia, también hay trenzas por dentro y por fuera, estilo ziz zac, culebrita, el punto y muchas más” 

Haiker sabe como atraer a sus clientes, pues además de hacerles trenzados diferentes,  les explica sobre los beneficios que trae para el cabello.

“Lo hace crecer, lo pone bonito, evita la caída y se vuelve más brillante y a las niñas en el colegio no les entran los piojos”, explica.

Haiker dice que contrario a lo que parecería no es tan fácil hacer trenzas, sobre todo si se trata de un cabello lacio porque se  suelta, en cambio en las que tienen el pelo “rucho”, es muy fácil.

Gracias a su talento pudo vivir durante dos años en Venezuela. Allá trabajó en un salón de belleza haciendo trenzas y poniendo extensiones y aun-que le fue bien, debió regresar y seguir acá donde no es tan bien remunerado, pero le alcanza para mantener a su hijo de 6 meses y a su esposo cuando este no trabaja.

En un pelo rucho corto, hace una trenza en 10 minutos mientras que en uno lacio se puede tardar hasta 20 minutos, todo depende de la figura y los adornos.

SUS SUEÑOS

A pesar de que vive de ello, quiere llegar más lejos, sueña con estudiar Administración Portuaria y aunque no sabe muy bien de que se trata, sabe por una amiga que es una carrera donde se requiere de mucho carisma para tratar con la gente. “Y yo lo tengo porque soy muy dada a la gente y me gusta ayudarla”.

Antes, cuando recién terminó el colegio, hizo un curso de culinaria y ya ha tenido la oportunidad de ponerlo en práctica en un restaurante conocido de la ciudad, pero dice que su anhelo es ser una profesional.

Mientras le llega la oportunidad va a hacer un curso de vigilancia para poder ahorrar algo para estudiar la carrera.

“Hacer un curso de vigilancia es más económico que entrar a la Universidad y por eso, porque es más fácil conseguir trabajo y porque también me gusta, voy a estudiarlo y después veré como estudio la Administración Portuaria”, comenta.

Pero tiene claro que no dejará de hacer trenzas, ni dejará de preparar platos especiales en restaurantes.

 

Publicidad
Publicidad
2321 fotos
63871 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

QUE EJEMPLO DE MUJER ...

QUE EJEMPLO DE MUJER ... FELICITACIONES!!!!