Indicadores económicos
2017-04-30

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-04-30

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 10:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 02:37

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 05 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

¿Hala Madrid, Visca Barça o Viva el Real?

A José se la tienen bien montada. Le viven diciendo que es un cartagenero pelo “cucú” corroncho. Que jamás ha puesto un pie en España, ni en el estadio Camp Nou, pero eso sí: se declara hincha a morir del Fútbol Club Barcelona. Algunos en el barrio “sufren” porque siente muy suyo al equipo. Dice que quien le abra el pecho verá su corazón pintado de blaugrana.

Qué Real Madrid ni qué nada, ahí puede jugar James Rodríguez y el mismísimo Pelé si vuelve a las canchas, pero José no cambia por nada a su Barza del alma.

¿Y Real Cartagena? Nada. ¿Junior de Barranquilla? Tampoco. ¿Atlético Nacional? Menos. Piensa que nuestro fútbol no llega a los tobillos del europeo y por eso prefiere la Champions League, Copa del Rey o Liga de España antes que el fútbol profesional del país. De este país que respira fútbol, que enloquece con cualquier final, de barras bravas que matan “de verdad verdad” por la camiseta...de aficionados que van a otros países a perseguir a sus equipos, tirar piedras y pisotear la bandera. Y eso que el balompié se asocia con patriotismo.

La antítesis de Luis
Carlos Logreira es todo lo contrario: se siente heroico porque apoya a Real Cartagena por encima de cualquier europeo, es una forma de reafirmarse como cartagenero. “Si yo no apoyo a mi Real, ¿quién lo apoya?”, dice.

“Si te das cuenta, los mejores jugadores de las ligas europeas son Messi, Suárez, Neymar y si hablamos de Colombia podríamos mencionar a James, Cuadrado, Bacca y Falcao...y los hinchas son los latinoamericanos: juega Barcelona, se paraliza la ciudad. Lo que quiero decir es que aquí sí hay talento, pero nuestros jugadores se van por plata y los europeos montan su circo con los americanos. La misma corrupción del fútbol nacional no deja que despegue. Los directivos no compran jugadores de talla porque no quieren invertir, sino embolsillarse la plata.

“Aquí lo que falta es sentido de pertenencia, la gente se deja llevar por la tendencia y por eso apoya a un equipo extranjero sin siquiera saber de su historia. ¿Cuándo has visto tú a un español apoyando el fútbol colombiano? ¿Y entonces por qué acá hay que rendirle pleitesía a ellos?”, concluye.

“Por calidad”
Primero toca conocer el fenómeno. Hay una lista que pone número a la calidad de los clubes de fútbol en el mundo de la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol, avalada por la FIFA, máximo ente rector de la disciplina.
La IFFHS, por sus siglas en inglés, nombra los cincuenta mejores equipos de 2015. ¡Oh sorpresa! Barcelona está en el primer puesto y le sigue Juventus de Italia. Los europeos son dueños y señores de ocho de las diez primeras casillas y las restantes son para Latinoamérica. ¡Aunque usted no lo crea hay un onceno nuestro! La única banderita de Colombia que hay en la lista la tiene Santa Fe, que es séptimo, después de Real Madrid.

Entonces, lo primero que argumentan José y los demás amantes de ese fútbol es la calidad.

Otro factor importante es la televisión, según Carlos Caballero, periodista deportivo hace dieciocho años. “El fútbol contó con un aliado imprescindible: la televisión color por satélite y microondas. Eso ayudó muchísimo a la globalizarlo, y esa es la tendencia de los clubes: extenderse, alcanzando una dimensión que sobrepasa las fronteras nacionales.

“Eso precisamente es lo que pasa en Colombia, en donde se vive con gran fervor, por ejemplo, el fútbol español, que incluso, en ocasiones, se sigue más que el mismísimo balompié nacional. Real Madrid y Barcelona son los equipos que más hinchas tienen en el mundo. La gente en este país ha perdido el sentido de pertenencia por los clubes locales al considerar que en Europa sencillamente se ve un mejor espectáculo, así sea por televisión. Esa es una gran verdad”.

Erwin Hernández, un aficionado de Barcelona desde 1989 que no cree en modas sino en números, explica que la calidad del show de los europeos es innegable y que al fútbol colombiano le hacen falta ídolos que jueguen aquí para elevar el nivel del espectáculo. Los James, los Falcao, etc, se van por dinero. Tanto “boom” -dice- se debe además a tres grandes factores: el mercadeo, televisión e internet.

“Mi ídolo de niño fue Johan Cruyff, un futbolista holandés que fue subcampeón Mundial en 1974 con Holanda. Se retiró de las canchas y en 1989 se convirtió en técnico del Barcelona, así comencé a seguir al equipo. Me hice  aficionado del Barcelona por Cruyff. En ese tiempo no había televisión por cable, pero me enteraba de los partidos por la prensa. Por ese tiempo ya trabajaba en un periódico. Por eso para mí el mejor equipo del Barcelona que he visto fue el de Cruyff cuando se coronó por primera vez campeón de la Champions (1992) y cuatro veces consecutivas campeón de la liga española, 1991 al 1994. Pienso que muchos de los ‘hinchas’ de acá siguen a los equipos europeos por moda, por calidad del espectáculo y por publicidad. Los equipos grandes de Europa, además de tener gran calidad, son muy mediáticos. Y, claro,  con jugadores como  Messi, Ronaldo o James todo es más fácil”, cuenta.

¿Qué tienen que ver el balón y patria?
La respuesta no tiene anestesia y viene de manos del columnista Mauricio García Villegas (Patria, dios y fútbol- 4 de julio de 2014-El Espectador).

“El sentimiento de orgullo nacional opaca nuestras miserias colectivas y exalta nuestras glorias, creando la sensación de que pertenecemos a un grupo social único, de gente virtuosa cuyas hazañas serán recordadas por siempre. Así como las religiones embolatan a la muerte, el patriotismo embolata al olvido.

“La relación del fútbol con el patriotismo es todavía más fuerte. Los partidos se viven como batallas en las que el honor se pone en juego. El fútbol es una fe nacionalista que se vive con intensidad, [...] la gente se recoge para adorar a sus ídolos e invocar los triunfos”, explica el columnista. Lo que dice Mauricio García bien podría aplicarse a regiones y a ciudades.

Luis Guillermo Fuentes, otro hincha del fútbol europeo, tiene su conclusión de este tema: “Hay quienes piensan que uno tiene que apoyar a lo de su tierra, al equipo de su ciudad y ya, por más malo que sea. ¿Y a razón de qué? Que apoye a un equipo extranjero no quiere decir que Colombia, Cartagena o Junior de Barranquilla no me importan, significa que el fútbol no deja de ser un juego...y que quiero ver talento”.

Y se acerca la final de la admirada Champions. El 28 de mayo, sábado, Real Madrid con su Cristiano Ronaldo pelean el título con Atlético de Madrid...seguro esta Redacción se paraliza, y Cartagena también.
 

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

MADRILISTA

CON TODO RESPETO REDACTORA, SE NOTA A LEGUAS QUE ERES LA TIPICA MADRILISTA .....
estas mal enfocada, porque según tú, no tenemos compromiso por nuestros equipos colombianos, pero solo te empeñas en hablar de como los aficionados cartageneros y/o Colombianos le dan a equipos extranjeros (BARCELONA) hablas del Barcelona y eso es por que te sientes ardida como ronaldo por haber perdido la liga ... jajajajaja---- "payasa madrilista". y no he pisado ni el camp nou, ni el bernabeu, ni el stamford bridge, ni el juventus stadium, ni el allianz arena, para decir que me gusta o me aficiono por esos equipos, me gusta el futbol como tal, y si me doy con equipos de colombia, pero entonces ahi tambien tendriamos una discusión, por que ya estariamos hablando de regionalismo, ya que naci aqui en cartagena, orgulloso de ser cartagenero, pero me inculcaron y desde mi niñez tuve la dicha de ver y querer al NACIONAL por parte de mi padre que es paisa.
ps por ultimo quiero decirte, no es mi intensión discrepar tu opinion, solo decirte nuevamente que te enfocaste mal al hacer este articulo, ya que menospreciaste tanto al colombiano, como a un equipo (BARCELONA), cuando debiste hablar en general o por igual de todos, te ensañaste en hablar del barcelona. por eso es mi critica... BENDICIONES Y VISCA BARÇA... JEJEJE