“Hércules”, un robot colombiano gana en México

22 de octubre de 2017 06:09 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Si su niño quiere experimentar con todos los artefactos eléctricos dañados de la casa, déjelo. Así empezó César Augusto Cuéllar, el joven que con su propio robot Hércules se ganó el primer lugar en el torneo de Robótica y Tecnologías Avanzadas en Ciudad de México, que se realiza para toda Latinoamérica.

Tiene 23 años, nació en Neiva pero a los 7 años se fue a Ibagué, por lo que le gusta decir que es del “Tolima Grande”
César estudia Ingeniería electrónica en la Universidad Antonio Nariño (actualmente en octavo semestre). Su pasión por los robots surgió durante una clase de computadores digitales donde un proyecto de programación y robótica le cambió la vida.

“Desde pequeño me gustó la electrónica más que todo. Destapaba los televisores, las planchas, los juguetes que tenía y ya con la edad de 8 años, ya arreglaba los electrodomésticos dañados de la casa”, recuerda César.  Y aprendió sin tener ningún conocimiento previo, “así que me di cuenta que esto es para lo que nací”.

Hoy, su robot Hércules no sólo es una muestra del ingenio de un joven universitario, sino que se expande hacia creaciones que pueden facilitar la vida de las personas.
Para llegar a México, César primero compitió en el torneo nacional RuniBot, que tuvo lugar en Bogotá, en la Universidad Cooperativa de Colombia.

“No sé por qué le llaman “nacional” porque dejan concursar gente de otras partes. A ese concurso fueron mexicanos, japoneses. Pero ese mes quedé en el tercer puesto”, explica entre risas. Y ese tercer lugar le dio el pase.

¿Qué hace Hércules?
“Hay varias categorías. Está la de carreras, batallas de robot...  mi categoría se llama “seguidor de línea”.

“Hércules es un carro autónomo, es como un automóvil a escala, un prototipo parecido a los carros de fórmula 1, pero al ser autónomo se conduce solo. Él sabe cuándo frenar, cómo acelerar, cómo coger una curva, cuándo girar a la izquierda o a la derecha.

“Él se conduce mediante una línea que uno le traza en el camino, lo que hace es seguirla. Digamos, los ojos de él son como unos sensores que tiene en la parte frontal… más o menos ese es como el algoritmo.

“Consta también de unos motores, llantas, tiene una turbina en todo el medio (de succión) para que haga un efecto de una campana de succión para que, digamos, que el robot en un giro de casi 90 grados, pueda lograrlo a alta velocidad”. 

¿Por qué es importante?
“Muchas compañías importantes de Estados Unidos ya hacen automóviles autónomos, que no necesitan de un conductor sino que se les indica en el mapa a dónde quieres ir y ellos se conducen solos. Lo que yo tengo es como un prototipo, el principio de eso. Hay mucha gente digamos, que no puede conducir quizá por la edad o por discapacidad o no tienen quién les conduzca. A raíz de eso se empezaron a crear estos automóviles”, continúa.

Se cree que en el futuro ya todos los carros podrán ser autónomos. La compañía norteamericana Tesla por ejemplo, planea para 2019 mejorar tanto sus automóviles autónomos “que el piloto podrá viajar durmiendo”.

“Mi campo es el principio de eso, como el prototipo”, comenta.

Piedras en el camino
César Augusto recibió su título en México envuelto en la bandera de Colombia. Caminó hacia la plataforma con una alegría inmensa en su corazón, pero también con un sinsabor.

“Cuanto te ganas esas acreditaciones, allá te pagan todo, lo único que no incluyen son los pasajes de avión. Y allí es donde yo hablo de la falta de apoyo. No hubo nunca para mí un apoyo gubernamental o distrital o de otra parte para comprar esos tiquetes. A pesar de que iba a representar en robótica a Colombia en otro país, no hubo apoyo. Mis profesores de la universidad, (Juan Pablo Yáñez y Augusto Alexander Ríos) ellos mismos con su dinero me apoyaron y me ayudaron a comprar los pasajes. Hay cero o nada de apoyo, gracias a Dios tenía a mis profesores y además a mi familia que son los que siempre me han ayudado con el dinero para concursar en robótica y hacer todo”.

Pero este triunfo le dio a César la oportunidad de ir de nuevo en nombre de Colombia en abril de 2018 a Guadalajara, Jalisco.

“Voy a ir de nuevo a representar al país a México y de nuevo me dan todo menos los pasajes, así que ojalá que esta vez exista apoyo, eso espero. ¿El apoyo nunca sobra cierto?”, pregunta sonriendo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS